domingo, 30 de junio de 2013

De aquellos polvos, estos lodos

Hace ya bastante desde la última entrada de “debate”, polémica, dedicada al tema del manga. La universidad me tiene bastante saturada y el tiempo que saco, prefiero dedicarlo a leer y hacer reseñas, en lo que al blog se refiere. De todos modos, aprovecho el final de cuatrimestre para divagar un poquito, que ya toca.

Seguro que a estas alturas no queda nadie que no sepa que Planeta (¿a quiénes sino iba a dedicar esta entrada?) piensa sacar Nausicaä a 99€, 100€ para los que no nos dejamos engañar por un triste euro. Obviamente, se han vuelto locos, van a vender cuatro packs y blablabla, todo el mundo ha dicho ya esto de formas más o menos imaginativas. Yo no voy a eso, que lo secundo totalmente. Quería hacerme la serie pero no estoy tan borracha ni me sobra tanto el dinero. Con eso me podría comprar bastantes tomos de primera mano (unos 12-13) y aún más de segunda mano (unos 25).

Esta reflexión me ha salido al ver las últimas viñetas de DAC que aquí os adjunto.


Que en Planeta son unos capullos y nos toman por imbéciles ya lo he manifestado en varias ocasiones. Y cada vez van a más. Sin embargo, al ver en ambas páginas de DAC la escalada de precios de tomos de lujo, lo que he pensado es “tenemos lo que nos hemos buscado”. Así de simple. Por una vez no les dirijo a ellos directamente la crítica.

El manga lleva años convirtiéndose en un producto de “lujo”. Ya no es una afición de leer disfrutando una o varias historias. Lo que parece importar ya es ver quién la tiene más grande (la edición… malpensados). Quién saca la mayor pijada, el tomo más caro. Ya no es una afición para chavales que ahorraban su paga para comprarse X tomos al mes. Se está convirtiendo en un producto gafapastoso que sólo se pueden permitir unos cuantos. Y el tipo de historias que salen, también se está reduciendo drásticamente, pero de eso ya hablaré otro día si encarta.

Hace unos años, la misma Planeta sacó numerosas series con tomos cuyos precios rondaban los 5,50-5,95€ (yo os hago las cuentas: unos 16-18 tomos con los 100€ de Nausicaä). Series para todos los gustos a ediciones correctas. Perfectas para colección, precio ajustado, sobrecubiertas buenas… quizás lo que le fallaban a muchas era la rotulación interior de textos (especialmente lo que sale fuera de bocadillos, sobre dibujo). Eran tomos para leer y disfrutarlos. No para meterlos en una urna de cristal por miedo a que les suceda algo una vez vendido el riñón necesario para pagarlos. Yo sigo teniendo muchas de esas colecciones y los tomos están perfectos.

¿Qué pasó con esas series? Canceladas, paradas, pausadas indefinidamente… llamémoslo como queramos. Sólo algunas con suerte han llegado a ver el final, con subida de precios por el camino (como Rosario to Vampire o LoveCom). Los pocos tomos “normales” que sacaron después ya estaban a 7,95 u 8,95 (corregidme si me equivoco), y a partir de ahí empezaron las ediciones chupi-guays de 15€, 20€, 25€, 30€… Hasta que hemos llegado a Nausicaä ¿la gota que colma el vaso? Pues no sé deciros. Si vende bien entre los que tengan capacidad de adquirirla, la tónica seguirá por mantener este tipo de ediciones.

Lo que realmente no termino de ver es que, con la situación que está viviendo el país, con ¿5? ¿6? millones de parados, con familias que ni pueden comer salvo por los bancos de alimentos, por gente que se suicida para que no les echen de sus casas… ¿cómo puede irle bien a Planeta con estas ediciones? No lo entiendo.

Yo he hecho mis cuentas y tengo muy claro que no me merece la pena tener una súper-edición si puedo elegir tener más tomos que, aunque sea simplemente por dimensiones, por comodidad, puedo disfrutar más de su lectura. Pero es eso, tenemos lo que nos hemos buscado.

Supongo que todo empezó con las kanzenban esas tan bonitas que venían a reeditar aquellas series que llevaban tiempo descatalogadas. Si el mercado en vez de haber ido por “más páginas a color”, “mayor tamaño”, “mejor papel”… hubiese preferido apostar por ediciones económicas pero buenas, que los tomos de 8€ fuesen el tope admisible… pues otro gallo cantaría. En resumen: de aquellos polvos, estos lodos.

En cuanto a Nausicaä, mi apuesta es que bajarán el precio... pongamos a 60-70€ y entonces muchos dirán "Oh, eso es otra cosa, ahora sí que me la compro". Y en Planeta se seguirán partiendo de risa en nuestra cara. Y si el precio se queda tal cual está... pues nada, venderán cuatro packs porque, por mucho que la gente la quiera, existen otras prioridades en esta vida y sólo se la podrán permitir unos pocos.

viernes, 28 de junio de 2013

Maldita adolescente, de María Menéndez-Ponte

Nueva reseña literaria, ya dije que estaba en racha. Vale que este libro en concreto es tan cortito que apenas se necesitaban unas tres horitas o así para leerlo (como me pilló la cena en medio no sabría precisar), pero ahí está. Y por corto que sea, apenas 165 páginas, quiero reseñarlo pues me ha resultado una muy grata sorpresa, de hecho, incluso me ha gustado un poquito más que Como bola de nieve, que ya sabéis que me encantó ( y si no lo sabéis os leéis la reseña y lo apuntáis en vuestra lista de futuros, como éste de aquí).

No recordaréis la tanda de adquisiciones en que lo recibí a través de Libros Compartidos. Entonces me llamó la atención por la gracia de que a la protagonista le gustase Nick, de los BSB (mi preferido también). Pensé que con esta lectura podría rememorar un poco aquellos años de adolescencia y ha sido así, pero sólo en parte.

Argumento

Adriana escribe un diario en forma de cartas a Nick Carter, miembro de los Backstreet Boys, contándole todo lo que le pasa, con la intención de que llegue el día del concierto que van a dar en Madrid y, para entonces, se las traduzca y se las envíe.

Iván es un apasionado de los poemas de Antonio Machado y escribe a Adriana varias cartas que ésta nunca leerá. Es demasiado tímido para dárselas y para dar el paso de declararse, pues se siente como un fracasado al que ella nunca mirará de otra manera diferente a la de un compañero de clases torpe, al que hay que ayudar.

Maldita adolescente es una novela realista sobre la necesidad de sentirse querido y sobre la importancia de buscar ilusiones nuevas en cada día, aunque parezca que la vida te da la espalda.

Reseña

Antes de empezar con la reseña en sí me gustaría comentar la estructura de la novela. Ésta se divide en capítulos narrados bien por Adriana, con un tono de adolescente pura y dura, bien por Iván con una prosa poética preciosa pero melancólica y triste. Los capítulos de ella llevan por título canciones de los BSB y los de él, poemas de Machado. Las dos voces de la novela están muy bien diferenciadas salvo por ser en buena medida cartas dirigidas a alguien, Nick o Adriana.

En esta novela, la autora hace un reflejo muy fiel de esa época por la que todos hemos pasado de cambios, rebeldía, problemas con los padres, eterno “¿qué me pongo?”, baja autoestima, descubrimiento de uno mismo… En definitiva, una época muy complicada. Cogí el libro pensando que iba a ser una lectura ligera (después del tocho que era Kôt, necesitaba algo así) pero no era exactamente lo que pensaba.

Para empezar, Adriana es la típica adolescente que todas hemos sido en mayor o menor medida. Al principio estuve tentada de dejar el libro porque la chica me resultaba pava rayando lo absurdo. Era “demasiado” adolescente. Su máxima preocupación, el qué se ponía para fiesta de su amiga Carmen, empezaba a desesperarme. Por suerte, aparece un tema complicado que le podría dar vida a la historia y el interés empezó a crecer.
Pensé en Nick, en su sonrisa perfecta, cantando para mí All I Have to Give. Lo imaginé consolándome (…). Pero eso no mejoraba las cosas. ¿Qué chico de los que estaban allí diría algo así? A veces pienso que preferiría vivir a principios de siglo, cuando los hombres te cortejaban sin prisas, en lugar de pedirte rollo. Un morreo por aquí, otro por allá y si te he visto no me acuerdo. Pues a mí eso no me va, yo no soy como Sandra, lo siento.
Por parte de Iván tenemos la parte más oscura de la adolescencia con los profundos traumas que se llegan a tener en esta etapa. Su autoestima está por los suelos o aún más abajo. También quise dejar la historia al principio por él, me parecía un “emo” desesperante y un tanto obsesionado con Adriana. Sin embargo, según avanzaba en la lectura me daba cuenta que lo suyo era realmente grave, que debería ver a un psicólogo, que el chico estaba cayendo en un pozo demasiado profundo.
Avanza callada la noche, como una ola agonizante. Y yo soy el viejo y olvidado faro en medio de un mar triste y cenagoso. Anclado en mi ya habitual angustia, fustigo mi alma moribunda. ¡Si pudiera olvidar los malditos cuchicheos a mis espaldas! ¡Si pudiera olvidar las malditas burlas del Sufuroso! ¡Si pudiera olvidar las hirientes palabras de mi padre! ¡Si pudiera olvidar el gesto de conmiseración de mi madre! ¡Si pudiera olvidar que tú, Adriana, estarás divirtiéndote en la fiesta, bailando con otros!
Pronto empecé a ver que la historia no iba por donde yo pensaba, en ninguno de los caminos que creía. Se estaba haciendo más seria y profunda según avanzaba, llegando a tocar temas realmente duros, y confieso que ha conseguido sacarme varios lagrimones.

Como es una historia tan breve no puedo alargar más la reseña o empezaré a contar más cosas de las que debería. Ha sido una muy grata sorpresa. No es ni mucho menos lo que creía que me iba a encontrar en sus páginas. En vez de una lectura ligera y entretenida ha acabado por tener una profundidad casi asfixiante, triste y esperanzadora al mismo tiempo.

Maldita adolescente es una historia muy natural y realista. Una pequeña joyita que me alegro mucho de haber descubierto, casi más a esta edad que si la hubiese leído cuando tocaba… o tal vez no, tal vez este libro en su momento me habría ayudado a ver algunas cuestiones personales de otro modo. En fin, el caso es que os lo recomiendo, merece bastante la pena esta pequeña pero gran historia. Eso sí, intentad no desesperaros demasiado con los protagonistas al principio (de ahí que la nota no llegue al máximo).

martes, 25 de junio de 2013

Sorteo 3º Aniversario de Ediciones Babylon

Esta pequeña pero interesante editorial está celebrando ya su tercer aniversario para lo que han decidido realizar un sorteo de 3 tarjetas regalo de 15€ mas una de 25€ especial para la foto que más "me gusta" reciba en facebook (seguro que ésta última no me la llevo yo XDDD). 

Para participar lo único que hay que hacer es colgar fotos de los artículos que uno ya tiene de la editorial en diferentes redes sociales, que en mi caso son los que siguen:

 Sueños en la oscuridad, de Sergio Plaza Vallejo
(con su respectiva reseña)

Susurro de besos, de Dorianne 
(con su respectiva reseña)

Juegos de seducción #2 de Nut

Spyglass, de Alejandra M. Campos 
(con el marcapáginas que me vino de regalo)

A pesar de ser una editorial pequeñita, ha demostrado de sobra la calidad de sus obras (podéis leer las reseñas que he enlazado para que veáis lo contenta que he quedado con esas obras) y estoy deseando que caigan en mis manos muchas otras. Hipernova, que la leí y me encantó gracias al book-tour organizado por la autora, Joker, Mala estrella, Juegos de seducción #1... casi todas las novelas las quiero... En fin, a ver si tengo suerte y con esa tarjetita de 15€ y además de pillarme alguno "gratis" aprovecho el pedido e incluyo algo más... Jo, es que lo quiero (casi) todo! *O*

lunes, 24 de junio de 2013

Kôt, de Rafael Ábalos

¡Estoy en racha! ¡Dos reseñas en menos de una semana! Se nota que he acabado las entregas ¿verdad? Claro que aún me quedaría estudiar para al menos un examen… pero es que necesitaba desconectar, de verdad, ha sido un cuatrimestre mortal.

El caso es que, nada más terminar la reseña anterior, La llamada de la selva, tenía ganas de coger un nuevo libro entre mis manos. Al principio pensé en otro que me sirviese para el reto de los Imprescindibles del año, de hecho, ya había cogido uno que tal vez sea mi próxima lectura (os vais a quedar con las ganas de saber cuál XD), pero pensé que estaría mejor darle un empujón al eterno reto de De la A a la Z, y éste libro me llamó poderosamente la atención desde la estantería en que estaba.

Argumento

Un anciano se despierta encadenado en una mazmorra medieval sin recordar quién es. Sólo sabe una cosa: es un hombre que vivía en la primera década del siglo XXI.

Dos amigos de 15 años, Nicholas y Beth, miembros de la Escuela Experimental de Jóvenes Astronautas, reciben en sus respectivos mails una enigmática fórmula matemática.

Una prestigiosa neuróloga aparece muerta en su cama. Todo parecería indicar que se trata de un infarto si no fuese por una marca grabada a fuego en su mano en que puede leerse “Kôt”.

Reseña

Argumento breve el que os aporto, sólo indica el punto de partida de la historia, pero es que, cuanto menos se sepa de ella a priori, mejor.

Esta novela, escrita por un paisano malagueño, me ha tenido enganchada a sus páginas desde que la empecé el jueves por la noche hasta que la acabé el sábado por la tarde-noche. No la he soltado prácticamente en ningún momento hasta que el sueño me empezaba a vencer y tenía que dejarla. Unas 570 páginas leídas lo más seguidas que podía. La forma en que las tres tramas, aparentemente inconexas, iban avanzando y tocándose puntualmente hasta formar una imagen global me ha tenido pegada al libro.

El autor ha sido sumamente hábil. Ha mezclado una gran cantidad de elementos y de estilos de novela (negra, policial, videojuegos, misterio, histórica…) creando un cóctel de lo más interesante. Además, ha usado una estructura que le permitía ir saltando de una trama a otra dejando casi siempre en un clímax la historia que tocaba. Para empezar, ha dividido el libro en tres “K”, “Ô” y “T”, cada una más extensa que la anterior. Luego, ha dividido cada una de las partes en capítulos de cada una de las tramas, manteniendo siempre el título, siendo, por ejemplo, para la primera parte “La mazmorra del diablo”, “El juego de los enigmas infinitos” y “El signo del abismo”. De esta manera lo organizaba todo sin llevar a grandes confusiones, al menos yo no me he liado, tal vez también porque he tenido una lectura intensiva. No sé si éste es un libro que se pueda leer con la cabeza en otro sitio o sin prestar atención a los detalles.

Quizás, las mayores bazas de esta novela sean el factor enganche, esa mezcla de elementos ya mencionada y el interés por llegar al punto en que las tramas confluyen. Los misterios e incógnitas se suceden, aumentando cada vez más la maraña hasta que, poco a poco, empiezan a ir surgiendo respuestas que van aclarando todo el caos. Pero como junto a las respuestas suelen llegar nuevas preguntas, poner en claro la compleja trama no resulta sencillo.

Hay otros dos aspectos que me han gustado mucho de la novela. Por un lado, el conocer algo más la ciudad de Nueva York, donde se ubica la historia. Anécdotas y leyendas que, sean o no ciertas, han resultado ser de lo más interesantes y me han reforzado mucho las ganas de ir algún día a dicha ciudad. Por otro lado, el tema que subyace durante toda la novela que es la lucha entre dos extremos históricamente enfrentados. Podría decir cuáles, pero prefiero que cada uno los descubra al leer. Me ha gustado especialmente esa forma de enfocarlo de manera que el llevar a término los extremos de dos posturas puede suponer grandes horrores como se han dado a lo largo de los siglos. Está bien esa forma de posicionarse en ninguno de los bandos, viendo lo malo que pueden producir ambos. Es curioso porque, aunque durante casi toda la novela los horrores de una parte están muy presentes, ensalzando las virtudes de la otra, llega un punto en que se descubre que también hay mal en aquella. Ése ha sido un buen punto para la novela, sí.

No obstante, no todo es perfecto, y debo decir muy a mi pesar que, con lo que me estaba gustando, el final me ha decepcionado enormemente por varios motivos. Creo que esperaba mucho más del desenlace y no me ha convencido. Sin entrar en spoilers puedo decir que, tras marear mucho la perdiz en la última parte, “T”, tendría que haber ido algo más al grano, se va un poco por las ramas, dando vueltas sobre lo mismo y, por el contrario, al desenlace propiamente dicho, le faltan páginas.

Siendo un libro unitario, al menos que yo sepa y que haya visto por la red, da la sensación de dejar abierta una puerta a una continuación que no parecería necesaria si hubiese atado mejor los cabos. Quiero decir, que tras descubrirse todo, me ha faltado por saber qué pasaba con los personajes que aparecen. La historia se desarrolla en Nueva York, y todo lo que se genera mantiene en vilo a la ciudad, pero al final no se sabe cómo acaban las cosas, cómo vuelve la calma a la ciudad, qué ocurre con los terceros que se ven implicados… Y sobre todo, el mal cuerpo que deja la última frase del libro (como no sabéis a qué se refiere o quién es la persona a quien hace referencia, no os spoileará): Y, al tocarla, sintió que se removía en su mente el diablo que la habitaba”. 

Es una frase perfecta para abrir la puerta a una segunda parte que no debería existir porque ya bastante ha sido la historia, pero que si no se produce, dejará, al menos en mí, un regusto triste y amargo de haber leído tantas páginas “para nada” se podría decir. No sé si me he explicado pero no puedo decir más sin contar lo que no debo.

En cuanto a los personajes, por cada una de las tramas nos ponemos en la piel de uno o varios. Se empieza con un pobre anciano que poco a poco empieza a recordar cosas y atar cabos en la horrible mazmorra en que está retenido. Luego tocan dos adolescentes emocionados por los misterios a los que intentarán dar respuesta, sin saber, hasta mucho más adelante, todo lo que hay en juego, incluidas sus propias vidas. Lo cierto es que sus capítulos, en general más de “aventura” y misterio no sé si terminaban de casar con el tono oscuro del resto de la novela, salvo por determinados momentos. Además, el autor suelta un par de frases que podrían dar pie al romance de ambos, pero como de esto no hay nada, habría sido mejor que no las pusiera en vez de abrir una puerta que no va a cruzar. Por último está el detective que lleva el caso de la neuróloga asesinada, Aldous Fowler, al que más adelante se le une una inspectora del FBI. Intenté imaginarme a ambos como Castle y Beckett (de la serie Castle), pero les faltaba la chispa de éstos. En general, los personajes están bien construidos, todos, pero no he terminado de verles… no sé… algo. Personalidad, carisma… les he visto algo faltos. De esta manera, aunque la historia es muy buena, sus personajes son mucho más olvidables.

Por acabar ya, en resumen puedo decir que Kôt me ha gustado mucho. El enganche que me ha producido es prueba suficiente de ello. No obstante, no puedo olvidar ese final que tanto me ha desilusionado, sino habría sido una novela redonda aunque los personajes me parezcan algo flojos en su carácter. Sea como sea, la recomiendo encarecidamente, tiene muchas cosas por las que merece la pena y, bueno, en cuanto al final, dejaré que mi mente se imagine cómo quedan las cosas tras el desenlace mientras que el autor no se decida a crear una segunda parte que, esta vez sí, cierre toda la historia, pues posibilidades habría, sin duda.

jueves, 20 de junio de 2013

La llamada de la selva, de Jack London

Acabo de terminar de leer esta breve novela de 177 páginas en mi edición (a las que habría que descontar unas pocas por ilustraciones) que me animé a escoger para el reto de los Imprescindibles del año, que gracias a la uni voy con el mes de Mayo de retraso. 

Es un libro que llevaba años por mi casa. Se trata de una edición de Círculo de Lectores que data de 1982, ahí es nada. Siempre ha estado de estantería en estantería y nunca le había prestado atención. Apareció en el listado de los 1001 libros y pensé que me sonaba... efectivamente. Lo rescaté para darle una lectura antes o después y aproveché para incluirlo en mi listado propio de los imprescindibles. Nada mejor que una novelita corta para ir poniendo el reto al día.

Argumento: Buck es un magnífico perro nacido del cruce de un San Bernardo con una Mastín. Vive en las templadas tierras del Sur, como dueño indiscutible de la finca del juez Miller, hasta que la ambición humana se cruza en su camino.

En 1894, el descubrimiento de los yacimientos de oro de Klondike arrastra hacia los hielos de Alaska a hombres de todas partes del globo. La necesidad de grandes y fuertes perros para los trineos lleva a que estén muy valorados, cosa que aprovecha un ayudante del jardinero de Miller, que vende a Buck a escondidas para ganar dinero para su adicción al juego. 

Así, Buck llega a un lugar salvaje y hostil, se ve obligado a doblegarse a la ley primitiva del palo y el mordisco, a soportar los arreos y a tirar del trineo del correo del gobierno canadiense. Sus músculos se hacen duros como el hierro, se despierta en él el instinto de las antiguas generaciones, y empieza a escuchar la llamada de la selva.

Reseñar esta breve novela me va a resultar difícil. Aunque la novela es muy buena, hay tanto sufrimiento en ella que me ha costado digerir algunos de sus pasajes. Y servidora, que es especialmente defensora de los animales, más aún de los perros, se me han llevado los demonios con numerosas situaciones. 

Es un libro crudo, por mucho que esté catalogado como juvenil, tiene poco de esa sensación de intrascendencia que tienen las actuales novelas juveniles. Es un canto a la naturaleza salvaje, a lo primitivo. Los perros parecen más humanos que las propias personas que aparecen. Y viceversa. Hay personajes que parecen bestias sin cerebro, crueles, estúpidas y avariciosas. Por suerte, no todas son así. Y tampoco todos los perros que aparecen son santos, que quede claro.

No puedo resumir diciendo que el libro es una sucesión de pasajes crueles, tampoco es eso, si bien hubo momentos en que quise dejar la lectura. Pero con lo breve que era y con la esperanza de que la trama llegase a un buen final me decidí a seguir y no me arrepiento. Es un libro que te enseña lo peor y lo mejor de los humanos y de la naturaleza. Crueldad y bondad. Egoísmo y generosidad. Realismo. Transporta al lector a una época y un lugar de difícil supervivencia, donde no sólo se debía luchar contra los elementos. 


La lectura, además de breve, también es ligera. Como siempre están sucediendo cosas, no hay un momento de descanso. La prosa de Jack London es ágil y directa. A pesar de que prácticamente toda la novela está narrada y apenas hay diálogos, no se hace pesada en ningún momento. Y aunque haya numerosas descripciones, no se ralentiza la lectura. El autor muestra toda la belleza y también la crudeza de esas tierras inhóspitas.

La llamada de la selva (o más correctamente según el título original, La llamada de lo salvaje, porque selva como tal… como que no…) es uno de esos clásicos que se deben leer. No obstante, no lo recomiendo así como así por su crudeza. Merece la pena, es muy buena obra, no lo discuto, pero a mí personalmente me lo ha hecho pasar mal en varios pasajes, así que allá cada cual con lo que le apetezca leer y lo que le dicte el cuerpo. Si os sirve de referencia, otra obra más famosa del autor es Colmillo blanco.


domingo, 9 de junio de 2013

Adquisiciones variadas este mayo de 2013

Hala, así cambio un poco el título de las entradas de adquisiciones, que ya me había aburrido de llamarlas todas igual. Además, este mes ha tenido poquitas cosas pero de lo más variadas y aprovechando muy buenas ofertas, que no está la cosa para ignorar las gangas que a una se le presentan.


En primer lugar una compra a Dorianne para pedirle al mismo tiempo su último tomo de No te escondas (#6) y algunas cositas de segunda mano. Por no hablar del precioso dibujo dedicado que me incluyó *O*.


- Sailor Moon (#1, #2, y #3). Ya tenía el primero pero me salía más a cuenta adquirir los otros dos a 3€/tomo y revender aquel. Y me ha venido bien porque he hecho un semi-intercambio que ya saldrá en Junio.
- Gears (Tomo único).
- Juegos de seducción #2, de Nut. Que ahora me falta comprar el primero, pero lo vendía a 10€ y ya que estaba...
- No te escondas #6 [FIN]. Siempre se agradece acabar una serie, y más una con la que he estado tantos años, pero a mismo tiempo me ha dado penita leer el final. A ver si la uni me da un respiro para hacerle una reseña.

Y todo esto por 32,5€ con los gastos de envío incluídos ¿nada mal, verdad? =3

Lo siguiente es una compra de libros de Arquitectura. En otras condiciones no los pondría, pero como el mes ha estado tan flojo en cuanto a adquisiciones... vamos a rellenar un poco XD. Resulta que hace unas semanas, una editorial de libros de Arquitectura puso un par de mesas en la entrada con los editores haciendo ofertas muy jugosas de libros que suelen ser bastante caros. 



Aproveché que tenía dinero encima (pensaba ir a gastar en FNAC, pero por cuestiones de horario era imposible XD) y me llevé tres libros bastante técnicos: uno enfocado al acondicionamiento de edificios (25€), otro a instalaciones (20€) que ha sido un exitazo en mi facultad (normal, no tenemos ni idea de instalaciones gracias al mayor inepto de profesor de la carrera, y no es una exageración) y un tercero de edificios industriales (5€), que es menos común y ya estaba harta de libros de viviendas.

Por último, un par de pedidos a Libros Compartidos. En primero lugar, A la caza del amanecer, de Jane Feather, que quedé muy contenta con Novia accidental y el argumento de éste me llamaba. 

En segundo y último lugar, un librito de bocetos de Kenny Ruiz llamado Inédito que se vino acompañado de El fantasma de Canterville, de Oscar Wilde. Ya sabéis que quedé encantada con El retrato de Dorian Gray y quiero leer algo más de este autor. 


Como veis, variado todo. A ver qué se viene a casa este mes de Junio =3

domingo, 2 de junio de 2013

Rurouni Kenshin - Shin Kyoto Hen

Salgo de mi retiro espiritual universitario para hacer una breve reseña de estos nuevos OVA de Kenshin que salieron el año pasado. Resulta que los encontré para bajar y dije "¿Por qué no? Malos no deben ser...". Menudo error.

A ver, Kenshin fue el primer shonen que me enganchó de verdad. Ni Dragon Ball, ni Oliver y Benji... No, Kenshin. Que lo ponían en Canal+ los fines de semana muy temprano. Aún recuerdo como la descubrí por pura casualidad una mañana, después de haberme quedado con mis tíos, que me trajeron a casa cuando mis padres ya se habían ido a trabajar. Hice zapping en los pocos canales que había entonces y... ¡Sorpresa! Tuve suerte y no pillé la serie demasiado avanzada, sólo me habría perdido un par de capítulos. Y me enamoré. Luego llegaron los OVAs, la película y el manga (no recuerdo el orden), una serie que tardé muchos años en coleccionar y que acabé poco antes de que Glénat anunciara que iba a sacar la kanzenban.

El caso es que, en el momento de ver la noticia de estos nuevos OVA no me motivaron demasiado, pero no esperaba la decepción que han sido. Poner un argumento es absurdo: en dos capítulos de 45 min cada uno, apenas hora y media en total, se resume el arco argumental más importante de la serie que abarcaba numerosos tomos. La saga de Kyoto era magnífica... y en tan poco tiempo no se podía contar bien. O tal vez sí, pero no lo han hecho.

Empezando por los puntos fuertes, sin duda la animación y el diseño de fondos son la gran baza de estos OVA. Sublime. Pero es que es lo único que le encuentro bueno...

Como ya he dicho, era muy difícil contar bien todo lo que ocurría en Kyoto en tan poco tiempo. Además, hay que conocer la serie para poder verlos y entender algo. En caso contrario no tienen ningún sentido. Pero esto, o que se hayan alterado los acontecimientos para que se pudiese relatar lo principal no es lo grave. El gran problema es que no han transmitido nada de nada. Todos los personajes han quedado planos. No se aprecian auténticos dilemas internos a los que se enfrentaban... Nada. 

Por otro lado, han querido darle a la serie un toque más "adulto" metiendo sangre donde originalmente no había e incluso... ¡una escena de cama! En serio, NO. Si te falta tiempo, no metas relleno sólo para darle un toque adulto porque sí. Tiempo que también se perdía en una paloma inventada para Misao... sí, una paloma tiene más protagonismo que otros personajes de la historia... Y siguiendo con el tema de adultos, han reducido el característico humor de la serie al mínimo posible, con sólo un par de momentos medianamente simpáticos. Con eso ya hacen un producto para adultos. JA.

Y para rematar, si hubiesen centrado los OVA en las batallas, aún podrían haber hecho un buen trabajo, pero es que ni eso. Las hay que sólo duran unos segundos y no se transmite la más mínima tensión o emoción, antes, durante (difícil con lo poco que duran) o después. NADA, again.


Y todo sin entrar a valorar si que no hayan metido a tal o cual personaje es importante o no. O sin valorar cambios muy importantes en el desarrollo. Pero quizás, y aquí ya spoileo bastante, así que leed bajo vuestra responsabilidad, lo que más pena me ha dado es lo poco emotiva que es la muerte de Shishio. En la serie, Yumi se interponía y el muy cerdo la atravesaba para llegar a Kenshin por sorpresa. Pero ella moría feliz por haber podido ayudar a su amado en una batalla al fin. Aquí, tras un par de golpes en la cabeza (uno de Saito con su espada y otro de Kenshin con la empuñadura).... ¡se le abre la cabeza por la mitad! SRSLY! WTF is this shit?! No, en serio, asco. A la mierda el dramatismo.

En resumen, que si para los fans más o menos acérrimos de la serie, es un asco de OVA, y para los que no conocen la serie lo único que pueden conseguir es spoilearse una buena historia sin enterarse de nada... el resultado es que nadie debería verlos. No ha habido emoción, no ha habido tensión... NADA de NADA. Ni los personajes parecían ellos mismos, a todos les faltaba la garra que tenían en la historia original. Y eso da igual el tiempo que tengas. O lo consigues o no.