viernes, 21 de abril de 2017

Emboscada, de Nora Roberts

Tras una semana agotadora, y es que las fiestas sólo han servido para echar más horas en el Proyecto Final de Carrera, al fin saco un rato para poder escribir algo. Normalmente me gusta ponerme a teclear casi al momento de cerrar el libro pero esta vez han pasado varios días, aunque espero no dejarme nada en el tintero de las cosas que pensaba comentar según leía.

Ésta es la primera obra que leo de esta famosa autora. Tengo varios libros suyos en las estanterías esperando así que, a partir de ahora, y para ésos que me quedan, éste será el listón con el que compare. Y ya os puedo decir que es un listón que está bastante alto.

Argumento

Para la mayoría de la gente, Fiona Bristow parece tener una vida idílica: una pintoresca casa en una isla próxima a la costa de Seattle, una próspera academia de adiestramiento canino y un trabajo como voluntaria realizando búsquedas y rescates con perros. Se podría decir que vive sola si nos olvidásemos de sus tres leales labradores. Pero Fiona ha llegado a esa vida tras sobrevivir a una pesadilla. Varios años atrás, fue la única superviviente del asesino en serie conocido como el Asesino del Pañuelo Rojo. Le detuvieron y le condenaron a cadena perpetua pero antes, el asesino consiguió acabar con una persona a la que Fiona amaba.

En la isla de Orcas, Fiona encontró la paz y la soledad que necesitaba para reconstruir su vida. Pero todo eso cambia el día en que Simon Doyle llega como un loco a la entrada de su casa desesperado por conseguir su ayuda. Simon es el reacio propietario de un cachorro incontrolable que su madre le ha regalado. Tiburón se dedica a roer todo cuanto ha encontrado en su casa y al dueño se le ha agotado la paciencia. Para Fiona, el cachorro es fácil de manejar, pero Simon es otra historia: un artista temperamental y muy reservado recién llegado a Orcas, conocido por los exquisitos muebles que crea. Mientras se dedica a entrenar a Tiburón y a su dueño, Simon comienza a apreciar al perro y a la entrenadora, por mucho que éste se diga que no es su tipo. 

Sin embargo, el pasado irrumpe de nuevo en la vida de Fiona. Un imitador ha dejado ya su seña de identidad en dos jóvenes, asesinadas de igual forma que el método que usaba el Asesino del Pañuelo Rojo, con detalles que nunca trascendieron al público. Ahora hay un hombre cuya sed de sangre ha sido canalizada por un maestro con un fin: reclamar a la mujer que se le escapó de las manos y por la que acabó en prisión.

Reseña

Para empezar, destaca que es bastante tocho. Estoy acostumbrada a que los libros de romántica que leo ronden las 300-400 páginas pero éste llega a las 525. Aunque considero que hay pasajes que se podría haber ahorrado para reducir volumen o simplificar ciertas partes que desarrolla demasiado (como el entrenamiento de perros), lo cierto es que no me ha sobrado nada. Emboscada es un libro adictivo en todas sus vertientes y las he disfrutado todas.

Sin duda, lo que más me llamó la atención de la obra es la profesión de Fiona: entrenadora de perros, sobre todo para búsquedas humanas y, como tal, colaboradora en las batidas cuando hay desapariciones. La autora se ha documentado y se nota, no cae en generalidades o tocar el tema superficialmente, sino que es una de las claves de la obra. El trabajo es muy importante para su protagonista y la vemos en situaciones muy diversas siendo una auténtica profesional. Tampoco olvidar el peculiar trabajo de Simon, ebanista, que tiene su importancia aunque mucho menor en comparación al de Fiona. Ha resultado fascinante y muy entretenido leer sobre dos profesiones tan dispares.

Relacionado con el trabajo de Fiona, como es evidente, cualquier amante de los perros disfrutará del libro. Tanto los tres labradores de Fiona como, sobre todo, el cachorro tan trasto que es Tiburón (Jaws en el original) os encandilarán. Estoy absolutamente enamorada de ese diablillo de cuatro patas que nos regala auténticos momentazos de pura carcajada, tanto por él como por su sufrido dueño. Cualquiera que haya tenido un cachorro se imaginará de lo que hablo.

Pero esto, que tanta importancia tiene para dar contexto a los protagonistas, no es más que un marco para una trama que mezcla suspense y romance.

En cuanto a la parte del asesino, no hay nada muy sorprendente para cualquiera que siga series de casos. En particular, me ha hecho pensar en Mentes criminales por esto del ritual del asesino, del análisis de las diferencias con el original... Con todo, la persecución de éste no es el eje de la trama como sucede en los capítulos de la mencionada serie. Aquí se centra en la forma en cómo lleva Fiona la aparición de un imitador que, probablemente, quiera acabar con ella. Es una mujer fuerte y valiente, es una superviviente, no una víctima, pero es inevitable que le afecte y le genere miedo y angustia. Cómo soporta las noticias, cómo sobrelleva el tener que volver a enfrentarse a periodistas insistentes o a colaborar con la policía y el FBI, cómo lucha por intentar mantener su rutina y que le afecte lo menos posible... Sin duda, la autora ha concebido a una protagonista muy humana.

En cuanto a la parte romántica, está muy influenciada por el tema del asesino. Me ha gustado muchísimo como ha desarrollado a la pareja, con un Simon preocupado pero respetuoso con la independencia de Fiona, sabiendo cómo apoyarla sin ahogarla. Es una relación madura, poco romántica se podría decir si entendemos como tal la necesidad de caer en actitudes tóxicas o cursis; muy al contrario, es una relación que me ha parecido maravillosa por madura, sana y, con todo eso, pasional y emotiva. Ambos van encajando juntos y solventando los problemas que van surgiendo. Por poner un ejemplo que me parece divertido: Fiona es una mujer organizada mientras que Simon es un auténtico desastre. Resulta tierno y desternillante verle refunfuñar cuando se pone a ordenar o recoger algo que, si por él fuera, se quedaría por el suelo, todo por la influencia de ella. Los diálogos entre ambos son chispeantes, divertidos y tiernos en los momentos precisos pero sin una pizca de azúcar que empalague.

Del elenco de personajes secundarios, sin duda me quedo con Silvia, la madrastra de Fiona, que es maravillosa. Pero en general, todos resultan muy humanos y realistas, incluso los dos psicópatas (original e imitador) han tenido un buen tratamiento que no los deja en personajes planos que están por cumplir la función. Ambos resultan terroríficos, cada uno en su estilo.

Si tengo que ponerle una pega al libro es el desenlace. Me ha parecido que cae en un final peliculero que, por hacer que Fiona y Simon sean protagonistas hasta el final, se pierde la componente realista de dejar a la policía y al FBI hacer su trabajo. Aparte, me habría gustado un epílogo posterior para redondear el final que queda demasiado brusco.

Poco más que añadir. Como veis, he disfrutado mucho con esta lectura. Mi primer contacto con la autora no ha podido ser mejor y, aunque ahora mismo no voy a coger otro de sus libros, espero con ganas el siguiente. Además, me parece una magnífica elección para cualquiera que quiera probar el género de la romántica pues no empalaga lo más mínimo, tiene la trama del suspense de fondo y unos protagonistas maravillosos. Ah, y perros ¿Quién le puede decir que no a una combinación tan apetecible?

jueves, 13 de abril de 2017

El bosque de los corazones dormidos, de Esther Sanz

No, no me he equivocado, el avatar con el que empiezo esta entrada está bien puesto. No es que me haya equivocado al subir la imagen o algo similar. Y es que estamos ante un libro que no me puedo tomar en serio (si me seguís por Twitter ya habréis tenido un adelanto de mis opiniones según lo leía, porque tamaño despropósito lo tenía que comentar sobre la marcha).

Por cierto, es el primer libro de una trilogía que, obviamente, según vayáis leyendo esta entrada, entenderéis por qué no voy a continuar. En el fondo es una pena, tiene buenos elementos pero... en fin.

Argumento

A punto de cumplir los diecisiete, el mundo de Clara se desmorona. Tras la muerte de su madre y su abuela poco después, se verá obligada a reunirse con un tío lejano, un hosco apicultor a quien convence para instalarse sola en un caserón aislado.

En mitad del bosque, Clara huirá de sus recuerdos dolorosos mientras recolecta frutos del bosque para las mermeladas de su tío, desafía a la muerte y presencia sucesos extraños sin explicación aparente. A pesar de la crudeza del lugar y del frío otoño, el corazón de Clara empezará a templarse con las cariñosas atenciones de Braulio, un joven veterinario.

Sin embargo, no tardará en cruzarse en su camino un ángel misterioso y solitario que, como ella, huye de un pasado atormentado y se refugia en las profundidades del bosque donde esconde todos sus secretos.

Reseña

En uno de los tuits que puse hablando del libro decía que debería haber hecho una lista con todas las cagadas o decisiones estúpidas de la protagonista o se me olvidarían. Efectivamente, son tantas que ya no recuerdo algunas de ellas. A ver, es un libro que tiene el honor de salir 57º en el ranking de protagonistas más patéticas de GoodReads con el matiz de que, al ser un libro español, no habrá tenido ni la mitad de repercusión de otros muchos ingleses que tiene por encima.

Estamos ante un libro que engaña muchísimo. Al principio empieza con bastante interés, con el contexto de la protagonista, los elementos misteriosos, alguna gotita de terror (para una cagona como yo, llegué a pensar que el libro iba a ser demasiado para mí) y unas referencias a las leyendas de Becquer que me encandiló. Mención especial para el cuento que se inventa la autora y del que sale el título del libro, que es precioso. Si no hubiese sido porque en esta primera parte no hay quien comprenda una sola de las estúpidas decisiones de la protagonista, el libro habría sido redondo en su inicio. Veamos algunas (como son del principio no considero que sean spoilers):

- La chica se queda sola. Su tutora y amiga de su madre le ofrece quedarse con ella para así no perder el curso. Ella la rechaza porque "debe" irse con un familiar al que ni recuerda, a un pueblo perdido y seguir las clases por Internet.
- Su tío le dice que el caserón donde quiere instalarse sola es es peligroso al estar ya en el bosque, está a buen trecho de la aldea y tiene pocas comodidades.  Pues a cabezota no la gana nadie y por sus ovarios que se queda. Claro, luego se acojona a la primera señal de algo raro.
- Investigando el desván no se preocupa de asegurar la puerta y claro, un golpe de viento la deja encerrada y con la llave por fuera ¡Genio!

Estos puntos me parecen puras exigencias del guión para que la trama arranque, pero a la autora le faltó darle un mínimo de credibilidad. Las siguientes ya sólo demuestran que estamos ante una protagonista idiota perdida.

- Baja al pueblo porque, entre otras cosas, necesita Internet para sus deberes y un chico completamente desconocido le dice que suba a su cuarto, que en su portátil tiene. Y ella va. Para ser supuestamente una chica de ciudad desconfiada esto es lo más absurdo del mundo.
- Encuentra unas cartas que pueden tener las explicaciones a ciertos misterios familiares ¡Y las tira al río! Al momento se arrepiente y las intenta repescar. 
- Es su cumpleaños y se pone un vestidito fino y precioso que se acababa de comprar. Entonces se adentra en el bosque persiguiendo algo y, claro, se pierde. Luego se acojona porque se acuerda (sí, se acuerda entonces) que aún sabiendo que ese día era su cumpleaños, había olvidado que era 1 de Noviembre, día de Todos los Santos y está perdida en un bosque que le recuerda al de El monte de las ánimas, de Becquer.*Insertar gif*

Y esto era lo bueno del libro ¿eh? A partir de aquí empieza la caída cuesta abajo sin frenos. A partir de aquí esto se convierte en Crepúsculo V. 2.0 Spanish Edition. Con las siguientes diferencias:

- El Edward de esta versión no es un vampiro, es... es... joder, es demasiado ridículo para decirlo. Va, en spoilers al menos: es un mutante de abeja que tiene como unos 100 años. Os remito al avatar de la entrada. Quien se haya leído el libro lo entenderá. Pero coincide en ser un ser cuasi inmortal, igual de adonis y ¡hasta toca el piano! Porque no me falla la memoria ¿no? ¿Edward también lo tocaba?
- Hay unos malos que son también una especie de secta misteriosa pero en esta versión no son vampiros elegantes y decadentes sino... joder... una versión paramilitar de National Geographic. Y el capítulo en que aparecen se titula "Los hombres de negro".
- Romance cursi, casi instantáneo y nada creíble que se basa por parte de él en una alteración de su don particular en lo referente a la chica. Vamos, si Edward podía leer la mente a todo el mundo menos a Bella, aquí también hay cierta alteración de supoder con la chica.
- Ah! Y el Edward de esta versión también se cuela en su dormitorio cuando ella duerme.

Si es que llega un punto en que no te puedes tomar en serio el libro... La autora intenta justificar todo esto pero es que no me lo creo. Se esfuerza en crear su propia "mitología" y oye, se valora la originalidad, pero es que es demasiado absurda. Intenta hacer una mezcla de historia real, leyendas y magia que no termina de casar bien.

Al menos, aparte del principio, el libro tiene algunos detalles más positivos:

- Berta, el único personaje que merece la pena. Es inevitable preferirla mil veces a una versión aún más torpe y tonta que Bella.
- No es una novela mojigata, hay escena de sexo (con todos los clichés del mundo, sí, pero al menos usan preservativo).
- Será más o menos creíble, pero al menos lo deja todo atado y explicado. 

Por otro lado, no puede evitar caer en un triángulo amoroso que pronto se ve que no va a ser tal. Sin embargo, me sobra mucho el momento en que Clara se da cuenta que uno de los dos es un miserable cuando la intenta violar. 

En fin, que esto está siendo muy largo. Mejor lo dejo aquí. No voy a tocar las continuaciones. Hace unos años, cuando salió, quizás lo habría disfrutado como el primer libro de la saga Crepúsculo, no os voy a mentir (el resto ya es otro cantar), pero a estas alturas no puedo con los clichés que hay aquí, con la falta de personalidad de sus protagonistas y con lo cogido con pinzas que veo la trama, por muy bien que haya explicado la autora las cosas, que ese mérito no se lo quito. Eso sí, el rato entretenido por lo rápido que se lee y las risas por lo malo que me parecía todo lo que iba leyendo no se lo quito.

domingo, 9 de abril de 2017

De ratones y hombres, de John Steinbeck

Con algo de retraso, aquí viene el que sería el Clásico en cremallera de Marzo. Tocaba un autor y me apetecía algo corto, por lo que me decidí por este libro. Mi edición pertenece a la misma colección de clásicos modernos que sacó Círculo de Lectores de la que ya me leí la maravillosa Matar un ruiseñor. No está a la altura de aquella pero ha sido una magnífica lectura.

La obra ha tenido dos adaptaciones a película, la primera de 1939 y la segunda, de 1992, en la que destaca Gary Sinise como protagonista y director. Nunca he visto ninguna de las dos, así que no puedo opinar, pero me gustaría verlas un día de estos para poder comparar con la obra original.

Argumento

Dos trabajadores del campo en la California de la Gran Depresión —George Milton, un hombrecillo despierto e inteligente, y Lennie Small, un hombre de gran estatura y fuerza, pero limitadas habilidades mentales— están en camino hacia un rancho donde conseguir nuevo trabajo. Allí esperan ahorrar lo suficiente para cumplir su anhelado sueño compartido: tener sus propias tierras, con su casita acogedora, y sus propios animales. Para Lennie, lo único que le importa de ese sueño es la parte de cuidar (y tocar) los conejos que habrá en la granja. 

Desde que murió la tía de Lennie, Clara, George ha cuidado de él ante las dificultades que se presentan y los problemas que genera el grandullón. Precisamente, antes de llegar al nuevo rancho donde trabajarán, tuvieron que salir huyendo de su anterior empleo en Weed, donde la afición de Lennie por tocar cosas suaves resulta en una acusación de intento de violación cuando agarró el vestido de una joven.

Reseña

A veces sorprende que pueda contarse una historia enorme en una obra tan pequeña, apenas 175 páginas en mi edición, con tamaño de letra y márgenes generosos.Pero así es en este caso.

Constantemente, desde que al principio de la obra, cuando Lennie y George, que deben pasar la noche junto a un lago antes de llegar al rancho, cuentan ese sueño que tienen, pensé en el cuento de La lechera. Supongo que lo conocéis: una lechera lleva su cántaro de leche a vender y por el camino se imagina lo que hará con el dinero que gane, siendo cada vez más ambiciosa. Pero tropieza y el cántaro se rompe, perdiendo el contenido que la haría rica a la larga. Del cuento se pretende sacar una moraleja sobre "no vender la piel del oso antes de cazarlo". No es muy alegre, pero resulta didáctico. En cambio, en esta obra, el pesimismo y el tono deprimente que se respira de cada personaje que aparece, todos frustrados y sufriendo en una sociedad dura como es la de la Gran Depresión, ya marca que la obra no va a tener nada de positivo.

Estamos ante una historia fea, donde no hay gran cosa que anime la lectura. El único rayo de luz es la amistad de los dos protagonistas. De hecho, en la obra se comenta un par de veces lo extraño que resulta que viajen dos hombres juntos, que lo habitual es que a los ranchos lleguen hombres solos, que ganan un dinero y se largan sin dejar huella ni ningún lazo afectuoso tras de sí.

No os lo voy a negar, es una lectura que te amarga gracias al entorno y sus personajes secundarios: un viejo manco, un negro con la espalda estropeada que debe vivir aislado en un cuartucho del establo (racismo del bueno ahí), una mujer frustrada y venenosa, un patrón al que le encanta buscar camorra... Es deprimente y se sabe que la obra va a tener un final horrible, sea el que sea. Pronto se vislumbra cuál será, así que no hay ninguna sorpresa, pero no voy a negar que, por más que se vea venir, lo pasas mal. La obra te hace sentir pena por cada uno de los pobres diablos que pasan por sus páginas.

Narrativamente, es una maravilla. El autor juega con las escenas y las palabras, con esos detalles que no parecen importar pero son trascendentes llegado el momento. Además, el planteamiento parece casi de obra de teatro, dados los escasos escenarios, transcurriendo casi toda la breve trama del libro en el cuarto donde duermen y juegan a las cartas los campesinos.

Al margen de su calidad y de los sentimientos que encierra, tanto positivos como negativos, sí que hay algo a mencionar que me ha mosqueado mucho. Y es que se trata de una novela de hombres para hombres. Vamos, que que si el patriarcado se pudiese reflejar de manera evidente en una obra, sería ésta. Sólo salen mencionadas tres mujeres que reflejan los dos roles que este sistema tiene para nosotras. Por un lado, Clara, la figura maternal cuidadora. Por otro lado, la chica que creía que Lennie la quería violar, presentada como una histérica que no ve que está ante un pobre diablo que no entiende la realidad, y la mujer del patrón del rancho, cuyo papel es de frívola amargada, puro veneno para los hombres que se cruzan con ella. Aparte, claro, quedan las prostitutas de burdel a las que recurren los jornaleros para satisfacer sus necesidades (se llega a decir: "A mí que me den un buen burdel en el pueblo. Allí puede ir uno a emborracharse y librarse de todo lo que le sobra en el cuerpo"). 

No puedo acabar la reseña sin comentar el pasaje más indignante del libro. Eso sí, como es la escena que desencadena el final de la obra, aviso de importantes SPOILERS. Toda la obra describe a la mujer del patrón como una mala pécora, una buscona que se acostaría con cualquiera. Entonces, un día, se pone a hablar con Lennie y le abre su corazón, le cuenta sus sueños de actriz frustrados y su matrimonio sin amor. Luego le ofrece que le toque el pelo, ya que a éste le gustan las cosas suaves y, cuando no la suela y chilla, la mata. Era previsible que pasase, el autor nos prepara para esto en cuanto entró en escena por primera vez, pero sólo sirve para que sintamos pena por lo que le va a pasar a Lennie a continuación, no por ella. Incluso uno de los secundarios, ante su cadáver, la acusa de haber conseguido lo que quería, porque ahora él ya no podrá ser parte del sueño conjunto de Lennie y George al que le habían dejado sumarse. Ella ha sido asesinada, pero ella es la mala. Repugnante. FIN DE SPOILERS. Lo que hace el autor aquí es deleznable hasta límites insoportables. 

No me animo a recomendar esta historia así como así. Hay que tener el cuerpo preparado para leer escenas que, sin caer en el melodrama o el morbo, son muy duras. Sin embargo, es una gran novela, no lo puedo negar. El eje de la trama, la amistad entre dos hombres que se apoyan como hermanos, es de las más hermosas que recuerdo haber leído. Lástima el fondo machista que tiene, porque habría sido redonda sin él.

miércoles, 5 de abril de 2017

Adquisiciones de Marzo de 2017

No, no me olvidé de hacer una entrada para las adquisiciones de Febrero, es que ese mes no cayó nada. Debería haber entrado lo de Círculo de Lectores que os muestro más abajo, pero mi agente estuvo enfermo y hasta principios de Marzo no se recuperó. Con todo, Marzo tampoco ha venido muy cargado pero sí compensa el mes en blanco que fue el anterior.

Para empezar, aunque en realidad es lo último que ha entrado por las puertas de casa, una compra vía Wallapop. La serie completa Clamp. Club de detectives y el reciente tomo único de MW, Los 7 hijos del dragón. Con gastos de envío, 20 €, lo que hace un precio bastante bueno por una novedad y una serie descatalogada.


Por otro lado, aprovechando el día que fui a por el regalo del Día del Padre, me pasé por la sección de libros y me llevé tres. Me puede el ansia consumista aunque me intente moderar. 


- Cansadas, de Nuria Varela. Un libro sobre feminismo que está recibiendo muy buenas críticas. 
- La metamorfosis, de Franz Kafka. Una edición de bolsillo en tapa dura. Por el precio que tenía y dado que no había otro clásico más que me interesase (la oferta del centro comercial al que fui no es para echar cohetes) decidí darle una oportunidad, a ver qué tiene esta historia para ser tan famosa al margen de su punto de partida. 
- Por una rosa, una antología de relatos que parten de La Bella y la Bestia, de Laura Gallego, Benito Taibo y Javier Ruescas. La he estado viendo por mi Twitter y me picaron el gusanillo. Y más con el boom de la adaptación a imagen real, que por cierto, no he ido a ver porque me interesa poquito.

Y ya, para acabar, el mencionado pedido de Círculo.

- Entre visillos, de Carmen Martín Gaite. Con su libreto con información de la obra, es el último libro de la colección de "Autoras de posguerra" que ha sacado la revista. Alguno de la colección seguro que cae durante el año para el reto de Clásicos en cremallera.
- Los pazos de Ulloa, de Emilia Pardo Bazán. Posiblemente, la obra más famosa de la autora. Eso sí, le he echado un ojo por encima y, a pesar del tocho que es el libro, la edición incluye muchos textos sobre la obra, lo que sumado al espacio que se pierde en la novela en sí por numerosas notas a pie de página, da la impresión de que la historia es más corta de lo que imaginaba. Por contra, precisamente tanto texto adicional me quita un poco las ganas de leerla (sobre todo ese cúmulo de notas), así que creo que éste sí que no lo veréis reseñado este año.
- Diabólica, de S. J. Kincaid. Y novela juvenil de la que he leído muy buenas reseñas. Para no mentir, me convenció para pillarlo el detalle de leer que es un libro único y no el primero de una trilogía o saga. Ah! Una curiosidad. Es el segundo libro que tengo con este título (el otro es de Carolina Lozano). Lo mismo hago la gracia y leo ambos seguidos un día de estos.

Pues hasta aquí. No mucho, pero sí bastante jugoso todo ¿verdad? =)

viernes, 31 de marzo de 2017

El jardín de las palabras, de Makoto Shinkai

Tras una semana complicada, al fin saco tiempo para traer una reseña. Al menos, para compensar, esta vez es doble porque voy a hablar de un manga y un anime. Vale, es trampa, es un tomo único y película corta (45 minutos), pero bueno, es lo que hay XD.

La obra original es de Makoto Shinkai, de quien ya he hablado alguna vez, en concreto cuando hice la reseña de Viaje a Agartha. En cuanto a la adaptación al manga, corre a cargo de una desconocida Midori Motohashi. No sé si tendrá otro seudónimo porque ésta es la única obra que sale en su ficha de Baka-Updates.

Argumento

Takao, un estudiante de bachillerato que quiere ser artesano zapatero, suele escaquearse de la primera hora de clases los días de lluvia. Una de esas mañanas, paseando por el gran parque de la ciudad, conoce a Yukino, una mujer mayor que él, en un pequeño pabellón. Apenas intercambian un par de frases el rato que comparten ese techo pero, al marcharse, ella le recita un breve poema (tanka): 

"Un leve rumor
de trueno a lo lejos.
Cielo nublado
¿Y si cae la lluvia?
¿Te quedrás conmigo?".

A partir de ese día, cada día que llueve, se vuelven a encontrar en ese lugar, cada vez con más ganas de que al levantarse esté lloviendo. Pero Yukino es una mujer muy misteriosa que no le cuenta nada de sí misma.

Reseña

Mi orden de visionado fue primero el manga y luego la película. Aunque, obviamente, son muy similares, hay matices que diferencian ambas versiones y cosas que están mejor en una y peor en otra o viceversa.

En esta ocasión, el autor dejar toda fantasía para centrarse en una historia realista. Sin embargo, al igual que me pasó con Viaje a Agartha, siento que le importa más tener un envoltorio precioso que una trama sólida. Y es que, estéticamente, es una delicia, sobre todo la película, con una animación maravillosa de los cielos de lluvia o despejados, la vegetación del parque o hasta una habitación desordenada, que pasa a ser un lugar precioso bajo su estilo. En cuanto al manga, digamos que cumple, pero si la principal baza de esta obra es la belleza de la animación, aquí cojea porque le falta la maravilla de los fondos. Sin embargo, para compensar, creo que el manga plasma mejor los sentimientos y ciertas escenas llegan mejor.

Lo más original que tiene es el sueño de Takao, que podría haberse enfocado como un fetiche extraño por los pies, pero no. El chico se lo toma muy en serio aunque me ha faltado saber de dónde viene un sueño tan particular. Hay cierto flashback que, imagino, lo intenta explicar, pero no lo consigue. Creo que lo mejor de la obra es esta parte en que el chico trabaja duro para conseguir un objetivo que choca con los estudios o incluso con la posibilidad de pasar un verano de vacaciones, como cualquier otro adolescente. Takao resulta un chico demasiado maduro para su edad, algo con lo que hasta su propio hermano mayor bromea.

Por parte de Yukino, cuyo nombre en realidad no conocemos hasta bien avanzada la trama, quizás esperaba más. El motivo que la hace parecer misteriosa resulta un tanto descafeinado por no hablar de lo mal tratado que está el tema y, como tardamos bastante en empezar a conocerla de verdad, no hay tiempo para profundizar en ella. Además, hay ciertos detalles que quedan en el aire como cierto trastorno del gusto que parece haberse desarrollado por sus problemas y que queda olvidado y sin una mínima explicación.

La trama quiere contar una historia romántica que no termina de funcionar bien. No porque plantee un romance con una importante diferencia de edad, sino porque no está bien enfocada. Le falta mucho sentimiento y, sinceramente, no me la creo, aunque habría podido funcionar de maravilla. La pareja que forman tienen un algo que la hace bonita: él es más maduro de lo que por edad le corresponde y ella está más perdida que una adolescente que no sabe qué hacer con su vida. Aquí hay un interesante guiño metafórico pues ella no sabe "cómo echarse a andar en la vida" y él le promete hacerle unos zapatos. Ambos se complementan y las escenas de cotidianidad que comparten dan la impresión de una pareja que podría llevar una bonita relación. Pero eso es todo, no hay chispa alguna. Y cuando la trama se quiere poner intensa, rompe demasiado con el tono del resto de la obra y queda todo sobreactuado.


De hecho, la historia acaba cuando [Spoilers] se confiesan sus sentimientos y sus miedos en un arrebato emocional posterior al innecesario momento en que Takao va a buscar bronca con sus senpais y le da una bofetada a una chica. Todo muy excesivo para lo que era el resto de la obra. Ambas versiones tienen un final melancólico con una pequeña puerta abierta a la posibilidad de un final feliz. Para mí, más evidente en la película que en el manga, pero la idea general es la misma. Con todo, ya estoy un poco cansada de estos finales en los que se queda a tu imaginación si acaban juntos o no. Me parece un ejercicio de pereza y ganas de ahorrarse problemas de sus autores ya que, siendo un amor prohibido, no se quieren pillar las manos. No recuerdo tanta sutilidad cuando la persona mayor de la pareja es el hombre. [Fin de spoilers].

Poco más puedo añadir. No he conseguido conectar con la trama y sigo viendo un contenido pobre para un continente maravilloso. Quiere ser tan sutil y melancólico en todo momento que, cuando se sale de ahí, chirría. La pareja me la creo, más en el manga que en la película, pero no me emociona en (casi) ningún momento y esto me parece muy poco para la supuesta delicia que me iba a encontrar. Una pena, pero me ha parecido un tanto descafeinada.

viernes, 24 de marzo de 2017

Estadísticas lectoras (2016-2017)

Quienes me sigáis desde hace un tiempo lo mismo conocéis estas entradas que hago anualmente por estas fechas. En realidad, llevo poco tiempo con ellas, sólo dos años que podéis ver aquí y aquí. Me parecía interesante hacer un balance de lo leído frente a lo adquirido. Por lo pronto, eso me ha servido para reducir el número de adquisiciones que llegó a ser disparatado. 

Vamos a ver qué ha dado de sí la cosa desde Marzo del año pasado:
  • 2010: Adquiridos (47) - Leídos 38 (+4) - 80.8% (+8.5%)
  • 2011: Adquiridos (59) - Leídos 37 (+1) - 62.7% (+1.7%)
  • 2012: Adquiridos (96) - Leídos 37 (+3) - 38.5% (+3.1%)
  • 2013: Adquiridos (84) - Leídos 30 (+5) - 35.3% (+5.9%)
  • 2014: Adquiridos (78) - Leídos 15 (+3) - 19.2% (+3.8%)
  • 2015: Adquiridos (60) - Leídos 9 (+2)  - 15.0% (+3.4%)
  • 2016: Adquiridos (42) - Leídos 7 - 16.6%

Por lo pronto, la disminución de compras ha sido más notable de lo que pensaba. Ahora me doy cuenta que lo que cayó el año pasado son incluso menos libros que en 2010, que es el año en que empecé a subir al blog mis adquisiciones de libros, lo que me ha venido de perlas para hacer estos listados. Y por el camino que voy, espero mantener esta cifra o que incluso sea menor. Ya veis la cantidad inasumible de libros pendientes que tengo como para seguir sumando a lo loco.

Por otro lado, en el 2015 leí 31 libros de los que tengo entre adquisiciones, mientras que este año pasado han sido 25. Esta disminución creo que también se debe a que he leído más libros que llevaban años por casa y, claro, no están contados. En total, creo que las lecturas debe ser una cifra más o menos constante y eso que creía que iba a ser una cifra bastante menor dada cierta apatía lectora.

Como el objetivo original de hacer estas entradas era motivarme a leer más, reducir pendientes y comprar menos parece que el objetivo se está cumpliendo. Ahora, a mantener la constancia =D

martes, 21 de marzo de 2017

Susana & Co., de Gema Samaro

Ya me tocaba, al fin, volver a leer un libro de romántica más que decente, aunque no perfecto por las cosas que ya iré comentando, pero al menos sí que ha sido una lectura satisfactoria e interesante.

Aunque ya lleva varios libros a sus espaldas, la primera vez que leí algo de esta autora fue un relato corto en la antología La mirada del amor, y precisamente, uno de los que más me gustó. Hasta que buscando información sobre sus obras no vi que había tenido una aportación en el mismo, no recordaba que ya había tenido una muestra de su estilo.

Por cierto, este libro tiene una continuación llamada Una Navidad en Manhattan. Dada la sinopsis que he leído de éste, voy a pasar de él. Creo que va a tener mucho de lo malo que le he visto a éste y poco de lo bueno, así que en principio prefiero quedarme con el buen gusto de esta historia.

Argumento

Susana Mercer estaba convencida de que ni existía en el mundo un amor para ella ni lograría cumplir ninguno de sus sueños, pero ahora está asomada al balcón de una suite del Queen Mary 2, con el pelo hecho un estropajo y una infinita sensación de libertad, rumbo a Nueva York donde la esperan un trabajo estupendo y dos hombres que la aman.

Todo ha sucedido tan deprisa, que apenas ha tenido tiempo a asimilarlo. Menos mal que ahora tiene siete días de travesía por delante para alejarse de Europa, de lo que ha sido su vida hasta ese momento, poco a poco y sola, mientras repasa los dos últimos años de su vida: su consolidada historia de amor con Pablo, su incipiente y mágica historia de amor con Maksim, el descubrimiento de un secreto familiar, la azarosa vida sentimental de sus amigos, las tribulaciones en su trabajo…

Un viaje exclusivo en compañía de camareros de escándalo, una condesa bígama, un profesor cleptómano, un hado padrino enamorado, una estricta guardiana de la tradición Cunard, jóvenes millonarios más del espíritu de Porto Alegre que de Davos, un conferenciante con tendencia al pánico… Pero sobre todo una aventura en la que Susana descubrirá quién es realmente y quién la ama.

Reseña

Para que os situéis, tenemos a una protagonista que, durante el tiempo en que va en el trasatlántico, divaga sobre sus dos relaciones. La autora ha elegido una narrativa en que ésta, según va escribiendo en su portátil a modo de diario, salta del presente al pasado en que nos relata, por orden cronológico, desde que inició su relación con Pablo hasta que está a punto de coger el barco. Entre medias de ese relato va intercalando lo que hace en el barco y a quién conoce. La idea de que las personas con las que trata, en su mayoría de edad madura, le cuenten cosas de sus respectivas vidas que ella interiorice para sacar lecciones, es quizás lo más interesante de este formato que quizás podría haber aprovechado todavía más.

La gran pega que tiene la novela es que cabalga entre la romántica estándar, se podría decir, y el chick-lit, con todo lo que ese subgénero conlleva. Ha sido desesperante tener una descripción de cada modelito que se ponía la protagonista o cualquier persona con la que se cruzaba. DESESPERANTE. Además, no sólo descripciones generales sino un listado de marcas de ropa, zapatos, bolsos, perfumes... Por poner un ejemplo, a Susana le regalan "un exclusivo bolso Chanel 2.55" y se emocionó tanto que juro que tuve que buscar cómo era el modelo para ver qué generaba tanto escándalo. Una vez visto, me quedé igual. Soy totalmente anti-pijadas y, aunque la trama del libro me ha gustado, con esto ha conseguido que le baje la nota porque me agotaba. Temía los cambios de escena y de días porque cada uno implicaba nuevas descripciones. Agotador.

Otro punto negativo, aunque más llevadero si conseguimos aceptarlo, es lo irreal de muchos sucesos. De nuevo, con lo interesante que era la trama, rechinan cosas que parecen sacadas de un cuento de hadas, como el origen de profecía auto-cumplida del amor de Maksim, o un lío de espías para una trama muy secundaria, que más cogido con pinzas no puede estar.

Pero vayamos ya a lo positivo. La novela es una reflexión constante sobre el amor, no sólo de la protagonista sino de sus amistades y las personas con las que se relaciona en el barco. Además, ha sido muy original e interesante tener una protagonista que se confiesa bígama, algo que abriría un nuevo abanico de posibilidades en el género de la romántica. Las dudas, la mala conciencia por sentir lo que siente por dos hombres, el aceptarlo... Es valiente tratar el tema y no deja de ser rompedor. La romántica se caracteriza por un amor único que al final, ocurra lo que ocurra en medio (guerras, maldiciones, enfermedades...), saldrá triunfante de los problemas. Muy pocas excepciones me he encontrado. Sólo caigo en casos que ni siquiera valdrían porque hay viudedad por medio y el tema va más sobre volver a amar después de haber perdido un gran amor. Más aún, en el resto de casos en que no existe la muerte de un amor previo, la mayoría de protagonistas femeninas, antes de que aparezca su pareja en el libro, o no han amado, o han tenido malas experiencias o han sido simplemente olvidables. Introducir un doble romance, ambos muy pasionales e intensos de primeras, era algo diferente que se agradece. Como mínimo, aporta originalidad. Como máximo abre el debate de las relaciones abiertas.

Dado lo rompedor de este tema, hablar del desarrollo y el final me parece importante y lo necesito, por lo que van unos párrafos de SPOILERS.

Digamos que el desarrollo y el mismo desenlace me tienen el corazón partido en dos. Por un lado, lo que me ha disgustado es que, al final, con todo lo que rompía tener una protagonista bígama, acabe tirando hacia lo más previsible: quedarse con uno de los dos. Es como que se ha atrevido a dar un paso pero no ha llegado a la meta.

Por otro lado, para que esto fuese justificado ante tradicionalistas o rompedores, la autora va pintando a uno de ellos cada vez peor y al otro cada vez mejor, pero precisamente aquí está por lo que el desenlace me parece adecuado: al final no es tanto que Susana elije a uno u otro, sino que se elije a sí misma: con quién se siente más feliz y plena, quién la comprende, frente a quien sólo le da migajas de amor, la minusvalora y hasta se aprovecha de su trabajo. 

Mi duda es ¿y si no hubiese habido un "otro"? ¿Tenía que haberlo para que Susana abriese los ojos? No deja de ser algo triste. Y tenía opciones para que no hiciese falta. Quiero decir, ella acepta la limosna amorosa de uno porque carga cierto trauma de falta de cariño familiar, así que está acostumbrada a aceptar, perdonar y conformarse con poco. Por ahí es perfectamente comprensible y la personalidad de Susana queda muy bien definida. Con solucionar el asunto familiar como la propia autora hace durante el libro, ya había espacio para que ella solita le diese la patada al impresentable. Tiene que venir un caballero de brillante armadura a rescatar a la damisela de un amor ilusorio. Al final no deja de ser eso lo que ocurre y a estas alturas de la historia, ya cansa.

Fin de spoilers.

Es cierto que cuando he empezado a teclear tenía una sensación más positiva de aquella con la que acabo. Pararse a analizar a veces produce esto. He disfrutado de la novela, no lo voy a negar: tiene pasajes divertidos, otros tiernos y un planteamiento original. Por no hablar de la variedad y lo bien definidos que están casi todos los personajes (detalle curioso: hay apéndices al final para saber más de algunos o de la propia protagonista). Para ser chick-lit es bastante más profunda y toca temas más delicados de los que yo tengo entendido que se dan en este subgénero tan conocido por su superficialidad. Además, una novela que hace reflexionar tanto, pues todavía le estoy dando vueltas, ya indica que tiene bastante que contar.

jueves, 16 de marzo de 2017

Lazos de sangre, de Satoru Takamiya

Primera reseña de un manga (*coff*porque los shojos también son mangas*coff*) del año, que ya iba tocando. Quizás os suene el nombre de la autora pues ya os reseñé el tomo único Eres mi vampiro esclavo (lo sé, tela con el nombrecito, aunque que no os engañe, era bastante bueno). Como veis, el tirón de los vampiros aún no ha muerto y siguen llegando. 

Aparte de la serie principal, hay dos historias cortas independientes, una por cada tomo, y quisiera hablar de ellas también porque hay cosas que quiero comentar.

Lazos de sangre

Una academia tenebrosa donde los vampiros cultivan a los humanos con sangre RH- a cambio de protección. Y es que, desde que dejaron de poder beber otros tipos de sangre, ante la escasez de su sustento, se han generado dos bandos: vampiros "protectores", que se alimentan de sangre "donada", y vampiros "depredadores", que beben directamente de los humanos hasta matarlos sin ningún miramiento.

Saika, una chica poco femenina vive en la academia dirigida por un Consejo de Estudiantes vampiros que lanza una nueva regla: a partir de ese día, compartirán habitación con alguien del sexo opuesto para potenciar la procreación. Aoi, su amigo de la infancia, "sugiere" que convivan juntos. Las cosas se complican aún más cuando Ichika, el Presidente del Consejo, se opone pues, desde que lamió un rastro de la sangre dejada por una herida de Saika, va detrás de ella.

Cuando parecía que ya todo estaba inventado en el género vampírico, la autora introduce (o, al menos, no recuerdo haberlo visto antes) un interesantísimo concepto: "granjas de humanos". Lástima que esta idea acabe siendo tan desaprovechada en una serie bastante mediocre. Vamos por partes.

La serie parece nacer sin que la autora sepa lo que quiere contar ni a dónde llevar la trama. De hecho, en ese sentido, los freetalks son muy descorazonadores pues parece que a cada cosa que le dice su editor, ella responde con un "Venga, va", y así va parcheando el desarrollo. Cosas como la propia idea de base o como que en un principio no había dos chicos para formar un triángulo amoroso sino uno, que sería Ichiya, el Presidente del Consejo de Estudiantes. Ante problemas para encajar su personalidad, el editor le sugirió que metiese un humano y ¡Boom!, así nació Aoi.

El mundo ideado no se sostiene a la mínima que se rasca un poco su superficie. Como decía, la idea de las "granjas humanas" tenía mucho partido para sacarle pero lo desperdicia por completo dejando demasiado interrogantes. A ver, ¿qué sentido tiene que haya vampiros que sean puros "depredadores" si los humanos de los que pueden beber escasean? ¿No tendría más lógico que todos fuesen "protectores"? Si hubiese alguno que no aguantase sus ansias de sangre que hiciesen leyes para castigarles o, en última instancia, liquidarlos.

Quizás el problema es el tono cómico de la serie y el foco en el tema romántico. La idea de partida tenía un gran potencial, y más con la introducción de obligar a los estudiantes a compartir habitación con una pareja hetero. Por lo pronto plantea la interesante duda de qué pasa con las personas homosexuales ¿y con asexuales? Forzar estas relaciones para que las chicas se queden embarazadas cuanto antes y así tener más alimento para los vampiros daba margen para muchos enfoques oscuros, dramáticos y tensos muy interesantes. Sin embargo, el humor y la brevedad de la serie lo impide.

Hablando del triángulo amoroso en sí, quizás soy una ingenua o he perdido mi toque, pero discrepo de otras reseñas que he leído porque creía que el predilecto de la protagonista era el otro, es decir, el que al final no acaba siendo su pareja. De hecho, el desarrollo durante el primer tomo inducen a pensar eso pero de cara al segundo la trama gira en favor del otro. Además, en el desarrollo de esta parte se introducen elementos algo más oscuros que estaban subiendo el listón (aunque con ciertas incongruencias) hasta que un giro cómico final se carga toda la tensión creada. Bastante decepcionante.

Otra cosa que no puedo pasar sin comentar es el machismo de la obra. Los dos chicos llegan a rifarse a Saika como si ella misma no tuviese voluntad. Punto a favor que, al menos, la chica tiene suficiente personalidad como para mandarlos al cuerno a ambos.

Por cierto, ¿soy la única que ve aquí cierta parodia de Vampire Knight, de Matsuri Hino? No sólo el tema de la academia, el look de la protagonista, su apellido es Yukinoshita (la protagonista de VK se llama Yuki), Aoi, el humano del triángulo amoroso, se apellida Kiriyuu, mientras que en aquella era Kiryuu. Esos detalles además de ciertas escenas y situaciones me llevan a pensar si no habrá querido hacer una parodia de ese famoso manga.

6/10

Sección SD de la academia Inari

Los youko (zorros) son seres mitológicos con muchos poderes. Cuando tenía 4 años, Tamara, descendiente de una prestigiosa familia de youkos blancos, recibió a su sirviente, Mikage, un youko negro un año mayor que ella. Nunca le vio como un instrumento o un objeto y, con el paso de los años, un extraño dolor le surge en el pecho cuando está con él. Ahora que ha alcanzado la edad de ir a la academia, Tamara recibe su primer trabajo: ayudar, mediante la manipulación de sueños, a una joven que está sufriendo mucho por un amor no correspondido.

Recuerdo que conocí a la autora hace bastantes años gracias a historias cortas no muy diferentes a ésta. La combinación de fantasía y sentimientos funcionaba muy bien, tenía un toque especial que lograba emocionar y traspasar la pantalla. Aquí sucede eso mismo. Lástima que sea una historia corta porque, como inicio de serie, habría funcionado realmente bien.

8/10

La pareja del niño bien

La academia privada Housei ha decidido que la maratón que van a organizar se realice "a tres piernas" con parejas mixtas. Asanami, una chica de buena familia pero pocas habilidades que se oculta detrás de su orgullo y fanfarronería, es emparejada con Tomoya, el chico que dio el discurso de bienvenida. Como es tan bocazas, no acaban entrenando nada y llega el día de la maratón en el que, previsiblemente, acabarán últimos ¿o no?

Esta historia no hay por dónde cogerla. Si en la principal, la excusa de los vampiros que necesitan más humanos con sangre RH- tiene su sentido para obligar a emparejar, aquí no se sostiene. La verdad es que me ha puesto de mala leche esta historia. Como la chica es muy cabezota y odia perder, accede a tomar unos atajos a los que sólo pueden acceder las parejas que se den un beso. Tomoya se aprovecha de eso y la besa a pesar de que sabe que ella no quiere. Y nos tenemos que creer que es una historia romántica. Ajá.

1/10

Conclusión

Echo de menos a la autora que conocí en sus historias cortas. Tenía un punto de emoción con detalles triste u oscuros en sus tramas que conseguía llegarnos a la patata. Lo que he visto aquí es superficial, recurre al humor para no profundizar en nada y desperdicia planteamientos muy interesantes. A pesar de todo, el desarrollo del segundo tomo con el final sorprendente y la historia corta del primero me han satisfecho y supongo que le haré un hueco en mis estanterías (vamos que no planeo venderlos, al menos de momento). De todos modos, estoy lejos de recomendar la serie, hay shojos mucho mejores esperando.

domingo, 12 de marzo de 2017

El shojo y el josei también son mangas

Menuda frase de perogrullo ¿verdad? ¿A estas alturas hay quien, por poco que sepa del manga, no conozca esto? Pues qué semanita. Precisamente, Hide ha hecho un magnífico resumen de estos días que podéis leer aquí. De hecho, con lo que ella ya había escrito, me daba por satisfecha, ya no parecía quedar nada más por añadir. Ingenua de mí.

Para quien llegue a esta entrada sin saber del mundillo, éstas son las demografías básicas: 
- Shonen: Manga para público masculino joven
- Seinen: Manga para público masculino adulto
- Shojo: Manga para público femenino joven
- Josei: Manga para público femenino adulto
- Kodomo: Manga para público infantil

Las demografías son muy fácilmente identificables por lo general: dependen de la revista en que las series se publicaron en Japón y éstas suelen tener muy identificado su público objetivo. Hay algunas excepciones y casos raros, como Orange, que empezó a publicarse en una revista de shojo y acabó en una de seinen. Por supuesto, eso no supone que no haya chicas que lean shonens/seinens o viceversa.

De lo que Hide comenta en la entrada, me voy a centrar en la polémica de cierto portal de cómics generalista. Parece que les gusta hacer tops, he visto que tienen varios, pero con el de manga han metido la pata hasta el fondo. Si entráis ahora quizás no veréis nada raro pero la cosa empezaba con este título: "Top 50: Los mejores mangas de la historia". Un poco pretencioso, pero bueno. Lo vi en Twitter y, aunque la imagen que acompañaba el enlace (un collage con la mayoría de los títulos elegidos) ya apuntaba mal, le di un voto de confianza. Cuál sería mi horror cuando dentro, en un párrafo introductorio sobre la selección de obras, dicen que sólo son shonens y seinens. Que han descartado los shojos y kodomos (ni mencionaban el josei en un principio) por ser "menos conocidos y que argumentalmente y en calidad no se podían comparar". Repasad la lista anterior. Sí, han ignorado 3 de 5 demografías.

Obviamente, hubo mucha indignación en redes y yo misma les dejé un primer comentario en el blog. Por si no queda claro, la excusa elegida no se sostenía. Su selección de títulos incluye series que sólo conoce un público muy selecto pero minoritario y otras que serán muy famosas pero su calidad es cuanto menos dudosa. Exactamente igual que pasa con los shojos y joseis: hay joyas que no mucha gente conoce o alaba como se merece y hay series que han marcado generaciones (Sailor Moon, Cardcaptor Sakura o Marmalade boy). Pero prefirieron ignorarlos porque, simplemente, no son demografías que dominen. Me parece perfecto, cada cual tiene sus gustos y es IMPOSIBLE controlarlo todo. Sin embargo 1) no las minusvalores porque A TI no te interesen o por tu ignorancia y 2) cambia el título y di que es un top de shonens y seinens. Y ya, en el párrafo introductorio, comentas que no conoces las otras demografias (y si quieres, pides recomendaciones, como otro redactor del medio hizo en los comentarios). Con eso habría quedado como un rey.

Por cierto, una segunda lectura del top me hizo fijarme en que, salvo dos obras (Full Metal Alchemist, de Hiromu Arakawa, y Ranma, de Rumiko Takahashi), todas las obras eran de autores masculinos. Para remate, tuvieron el tino de publicar esto el día previo al Día Internacional de la Mujer Trabajadora. Es cierto, no es muy común pero hay varios shonens y seinens que podría haber incluido perfectamente y no dejar un top tan... rancio. Aquí os dejo un buen listado al que yo añadiría a las CLAMP con Chobits, xxxHolic o Kobato, y Kaoru Mori, con joyas como Emma o Bride's stories

Hasta aquí es sólo la exposición de los hechos. Con los comentarios recibidos ha acabado modificando la entrada (título y párrafo introductorio). Ahora viene la parte de análisis.

Cualquiera con un mínimo (MUY MÍNIMO) de conciencia feminista sabe que, históricamente, las obras de mujeres han sido menospreciadas y que lo que era para mujeres era ridiculizado. Podemos hablar de cómo en los libros de colegios e institutos, apenas salen un par de mujeres, sea la asignatura que sea, desde literatura a filosofía, matemáticas o química. No es una novedad y con el manga pasa lo mismo. Y ya estamos hartas. Os remito de nuevo a la entrada de Hide para que veáis el rosario de menosprecios que ha tenido el shojo en una única semana. Os remito a la cronología de shojo para que veáis lo triste que han sido los últimos años, que incluso cuando el sector ya ha vuelto a consolidarse, el shojo apenas se ha recuperado, con editoriales que directamente pasan, y otras que se limitan a reediciones, spin-offs de shonens que pasan a shojos y muy poquitas apuestas novedosas (algunas, clasificándolas de shonen, no vaya a ser que por tener su etiqueta correcta, no vendan). Últimamente la tendencia es un poco la contraria: publicar shonens y seinens como si fuesen shojos para que así nos callemos. Estamos hartas.

En este ambiente no me vengas exigiendo que encima nos callemos. No me pidas que encima no nos cabreemos y no demostremos que estamos cabreadas. Eso se llama "tone policing" y aquí tenéis un maravilloso artículo que lo explica muy clarito. Y digo esto porque el administrador de dicho portal me ha venido a decir que tenía razón PERO como no lo he dicho con la exquisitez de una dama del S. XVIII que no me va a dejar volver a escribir, a menos que me controle ¿Vais viendo por dónde va la cosa? Bueno, pues como mi tono no le gusta, y para algo tengo mi blog, le hago una respuesta en diferido. Ya por las risas, para qué mentir.

Para empezar, os dejo mis comentarios en una única imagen. Valorad mi tono y mi falta de educación (luego que si somos las feministas las de la piel fina, oish). Obviamente, el primero era de pura indignación. Recordad cómo habían publicado originalmente el artículo.


Y ahora pasamos al mensaje de "tone policing" más puro y duro que me han dedicado nunca. 


Lo siento, pero ya no puedo evitar las risas. Desde el "ha sido muy difícil hacerte caso" (it's very difficult todo esto *Rajoy style*) al "no voy a tolerar ningún recadito más" aunque "Tu aportación ha sido muy rica en cuanto a contenido". Por no hablar de la contradicción que es todo el mensaje en sí: "No he tomado nota y he rectificado (...). Leo y analizo y mejoro lo que hay que mejorar". Querido, la RAE tiene algo que comunicarte: RectificarCorregir las imperfecciones, errores o defectos de algo ya hecho. No sé, me suena a lo que has hecho a raíz de lo que varias personas, yo incluida, te hemos dicho. Llámame loca ¿Que te ha picado que te haya acusado de haber hecho una machistada de artículo? Es lo que hay. Como dije más arriba, estamos hartas de menosprecios. Siento (en realidad, no) haber herido tu ego al haber dejado claro que hay (OMG) una rama de los cómics de la que no tienes ni idea.

Lo siguiente ya es lo que me parece más triste de todo. Dice que "No hubo insidia hacia el shojo". Es lo que pasa con los machitos, nunca ven estas cosas. Para él, que no conoce (¿casi?) nada de esta demografía, decir que son menos conocidos y que, en cuanto a calidad no se podían comparar, no es minusvalorar. Parece que para minusvalorar algo tienes que decir "es una mierda", que no hay formas más sutiles de menosprecio. Repito que si hubiese tenido la molestia de informarse primero y luego corregir a la primera y sin ir a remolque de cada cosa que se le iba diciendo, el top habría sido lo que es: un top de shonens y seinens, mejor o peor, ahí ya no me meto. Ni más ni menos.


Para acabar, un comentario informando de que en va a preparar un top para los shojos y joseis. No es por ser escéptica pero ¿se cree que en un par de semanas va a controlar dos demografías como para hacer un top semejante? Llevo AÑOS leyéndolas, muchas de las mejores series ya están descatalogadas y son casi imposibles de encontrar, así que no sé cómo se podría formar. No hace falta, en serio. No quieras quedar bien. Si no sabes, lee, escucha, aprende. Yo no voy a hacer un top Marvel o DC porque no tengo ni idea del tema y necesitaría años para plantearme hacer algo semejante y que quedase algo decente. Descubre las joyas que hay, pero no vengas de salvapatrias diciendo que qué malas son las editoriales que casi no publican o que hay series de gran calidad que hay que visibilizar. Mira, otra cosita muy machuna: apropiarse del discurso feminista para ponerse medallas de aliado mientras dicen a las feministas que nos callemos porque TONO. No, gracias. Deja ese trabajo a quien sabe del tema, que ya se han puesto manos a la obra en Misión Tokyo y saben de lo que hablan.

PD: Lo repite una y otra vez así que una puede ser una errata, pero hay hasta 6 "joeis" entre entrada y comentarios. Si ni siquiera escribe bien el nombre de una demografía ¿cómo espera que nos creamos que va a hacer un top decente sobre shojos y JOSEIS? 

PD2: Toda esta entrada va para el redactor de la entrada. Javier Arcas, que por lo que he entendido es el otro redactor jefe, fue muy respetuoso y preguntó por títulos, reconociendo que no sabe y quiere ampliar horizontes.