viernes, 17 de abril de 2015

¿Suave como la seda?, de Noelia Amarillo

Nueva reseña literaria y esto empieza a ser algo monótono ¿verdad? Tendría que irme buscando algo diferente a lo que dedicar una entrada que, aunque por un lado me alegro de ir reduciendo el montón de libros pendientes (éste llegó a finales del 2013), esto está suponiendo poca variedad temática en el blog. A ver qué me busco.

Pero mientras, hoy os traigo la reseña de la tercera parte de la saga Amigos del barrio, de Noelia Amarillo. Las dos primeras partes, Falsas apariencias y Cuando la memoria olvida, me encantaron (aunque a la segunda le habría cambiado al protagonista XD) ¿Y ésta? Seguid leyendo =)

Argumento

Darío es el hermano de Ruth, el mediano de la familia y quien se empezó a hacer cargo de la zapatería de su padre cuando éste enfermó. Después de años con la casa llena de gente y ruidos, de repente, se va a quedar solo: su hermana se va a casar con el ya-no-tan-impresentable de Marcos, que le ha empezado a caer bien. Y, claro, se van a llevar a la niña que tuvieron en común años atrás: Iris. Además, su hermano menor, Héctor, ha anunciado que en breve se mudará a Alicante tras conseguir una beca. Menos mal que ha convencido a su hermana de que su padre debe quedarse en la casa familiar por su problema de memoria.

La vida de Ariel ha tocado fondo. Tras años trabajando de electricista en obras a pesar de su juventud, con la llegada de la crisis y con el paro que no le va a durar muchos meses más, no tendrá donde caerse. Consigue alquilar una habitación a medias con Lulú, una prostituta, en una pensión de mala muerte. La que de pequeña fue la princesita de unos padres humildes, un chatarrero y una limpiadora, tendrá que empezar a ganarse la vida en el único trabajo que encuentra: vendiendo juguetes sexuales.

¿Y si el príncipe, ni es príncipe ni es azul? ¿Y si no tiene blanco corcel, ni castillo maravilloso? ¿Y si es un honrado trabajador, con un sentido del humor inexistente y un genio de mil demonios? ¿Y si viste vaqueros en vez de brillante armadura y su ejército lo componen zapatos en vez de guerreros? ¿Puede un simple zapatero ser el príncipe encantado que toda princesa busca? 

¿Y si la princesa no es delicada? ¿Y si en vez de tímida y recatada es arisca e insociable? ¿Y si no sabe entonar dulces canciones de amor, pero se le da de maravilla pelear? ¿Y si en vez de bordar hermosos tapices, su trabajo consiste en vender juguetes eróticos? ¿Puede esta insólita mujer ser la dulce princesa que enamora al príncipe azul… aunque dicho príncipe sea en realidad un zapatero enfurruñado? 

¿Puede el amor surgir entre la chatarra, los zapatos y las clases de Jiu Jitsu de un gimnasio de barrio? ¿Por qué no?

Reseña

Ya os he comentado en otras ocasiones que, si hay algo que me gusta especialmente de Noelia Amarillo, es que sepa introducir temas peliagudos, de denuncia social, a la par que desarrolla sus preciosas historias románticas. Aquí nos vuelve a ofrecer todo eso con una pareja protagonista maravillosa.

En esta ocasión, como diría que al igual que en el resto de libros de la saga, quien lleva el peso de la trama es la protagonista femenina. Hablar de esta novela es describir a Ariel, una joven en la que se mezcla en un cóctel explosivo la fiereza, la independencia y la brusquedad con la mayor inocencia e ingenuidad. Salvo por el prólogo, la novela empieza dedicando sus primeros capítulos a la infancia y la adolescencia de la chica para saltar pronto al momento presente en que está pasando por dificultades económicas. Pronto nos hacemos una imagen mental de una "marimacho", una chica que es todo lo opuesto a los roles de género que se identifican con las mujeres. Quizás es por eso por lo que cae tan bien, por dar un golpe en la mesa que muestra que podemos alejarnos del maldito patriarcado que rige esta sociedad. Y sin embargo, eso no la convierte en una chica insensible, todo lo contrario, pues valora por encima de cualquier cosa a la familia.

De Darío poco se puede decir. Es un pedazo de pan, un cielo, con una paciencia infinita con la chica de la que se ha enamorado y a la que le costará llegar y traspasar sus defensas. El chico es un amor y ambos forman una pareja perfecta. Quizás, la pega de la relación, como es común, es lo precipitado que resulta el enamoramiento, sobre todo por parte de él. Pero bueno, es lo único que le puedo sacar de negativo a la pareja y, de todos modos, van pasito a pasito, sobre todo por esa sirena que no confía en abrirle su corazón.

En cuanto al punto de denuncia social, aparte del contexto de crisis general, en esta novela Noelia ha hecho que gire principalmente en torno al machismo, deteniéndose en el tema de las agresiones sexuales. Todo surge cuando, algunas de las compradoras de artículos eróticos de Ariel, acaban charlando sobre este asunto y acaban practicando técnicas de autodefensa en el gimnasio. Me ha parecido muy interesante y necesario, así como me han hecho reflexionar en los consejos que se dan y en lo injusto de las situaciones.

Pero la novela es más que la relación y los aspectos serios. Los choques dialécticos de los protagonistas dan muchos puntos cómicos, y las aportaciones divertidas de los secundarios no se quedan atrás, en especial un Héctor que no parará de chinchar a su hermano mayor y que tendrá un peso importante en la trama pues el siguiente libro está protagonizado por él. 

De la componente sexual se puede decir que está ajustada a la trama y que no sobra ninguna de las escenas que tienen. Y todo al estilo de Noelia, con momentos más intensos, otros más divertidos y otros de puro amor. 

En definitiva, una novela preciosa, con momentos emotivos que me han sacado la lagrimita pero también con otros que me han hecho reír a carcajadas. Equilibrada en todos los aspectos, entretenida y adictiva. Y todo con un estilo fresco, directo y natural que hace que vuelen las páginas. De los tres que van de la saga, el mejor con diferencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Y tú qué opinas? =D