lunes, 31 de marzo de 2014

Golden Time

Para variar un poco de tanta reseña literaria, aquí traigo el último anime que he terminado de ver recientemente. Sin entrar todavía en detalles, ha sido una tortura de 24 capítulos que he acabado por aguantar hasta el final y no sé muy bien por qué. Ha sido una tremenda decepción, estando basada su historia en las novelas ligeras de la misma autora de Toradora!, serie que me encantó en su momento y de la que guardo un muy grato recuerdo. Con semejante precedente y con el aliciente de que, más que un shojo, ésta se podría meter dentro del josei, mis expectativas subieron mucho más de lo que debía y se han llevado un importante chasco.

Argumento

Banri Tada, un estudiante de primero en la Universidad de Derecho en Tokio, está completamente desorientado, incapaz de llegar a la facultad para la ceremonia de apertura. En ese momento se encuentra con otro estudiante de primer año, igualmente perdido, Mitsuo Yanagisawa. Ambos empiezan a charlar y congenian mientras dan con el camino a la Universidad.

Cuando están llegando, aparece delante de ellos una chica deslumbrante con un enorme ramo de rosas. La chica golpea a Mitsuo con el ramo de flores hasta quedarse a gusto, tirándoselo encima y marchándose después. Ésta era su amiga de la infancia y "novia", Koko Kaga. De niños habían prometido casarse, pero con el fin de escapar de ella, Mitsuo había aprobado el examen de esta universidad privada, alejada de su pueblo. Sin embargo, ella se enteró y se presentó también al examen, ingresando a su vez en Derecho. 

A pesar de la actitud de Koko, Banri no tarda en empezar a enamorarse de ella. No obstante, aunque parece un chico normal, lo cierto es que carga con su propia cruz: sufrió un accidente al día siguiente de graduarse en el instituto tras caer de un puente y perdió por completo la memoria de su vida hasta el momento. Nada apunta a que una relación entre ambos pueda llegar a ser fácil.

Reseña

¿Por dónde empezar a analizar y desahogarme de este desastre de anime? Quizás debería hacerle justicia diciendo que la historia podría haber dado mucho más de sí y que mucho me temo, las novelas están mil veces mejor. Le echo la culpa por entero al estudio de animación. Quizás me esté equivocando y las novelas tampoco sean nada del otro mundo, pero claro, siendo de la autora de Toradora! me cuesta creerlo. La cuestión es que esté la culpa donde esté, no se podría haber hecho peor ni a sabiendas.

Quizás el mayor problema, y luego iré con los menores, sean los dos protagonistas. Para empezar por él, Banri, es lo más anodino, insulso y plano del mundo. Se justificaría que fuese así por esa pérdida de memoria, por ese tener que empezar de cero su vida y forjarse su personalidad con 18 años, pero es que en los diversos flashbacks que nos muestran cómo era antes, deja aún más que desear y su evolución hacia un Banri con algo de carácter es inexistente. Tema aparte queda que dejen a un chico que ha perdido la memoria por completo irse a vivir solo a Tokio sin un mínimo seguimiento médico. No obstante, lo peor de todo en lo que a él se refiere es que su "yo pasado", igual de insulso que él mismo, aparece de vez en cuando como fantasma siguiéndole los pasos. De hecho, llega al absurdo de maldecir a su "yo presente". Es que... SRSLY...


Pero ahora tenemos a la estrella de la serie. Koko es una chica de tremendo carácter pero con serios problemas mentales. Su dependencia de Mitsuo, su obsesión con él, la llevan a quedarse a un paso muy pequeño de ser una acosadora en potencia. Da auténtico miedo la actitud que tiene y explica que él no quiera saber nada de ella. Lo que no se explica, por otro lado, es que Mitsuo haya dejado que las cosas llegasen a ese punto y no le cortase antes las alas. Si la serie hubiese sabido quedarse en la evolución de Koko, en la mejora de su personalidad, en tratar un problema tan serio de obsesión habría estado mucho mejor. Pero no.

Y ya, cuando los protagonistas, que obviamente iban a acabar formando pareja, empiezan a salir, yo dejo de entender nada y sigo la serie por pura inercia, por saber a dónde llevará el despropósito. No he visto un inicio de relación con menos sentimiento. Ni entiendo que Banri se enamore de una loca como Koko, ni sé en qué momento ella se olvida de Mitsuo y le empieza a gustar el pagafantas panoli de Banri. Y ya, durante el resto de la serie en que salen juntos, aparte de besos y decirse que se quieren, en muy pocos momentos me pareció que ahí realmente había algo de sentimiento. Por no hablar de la falta de pasión, pues para la edad que tienen, los niños de primaria hacen más que ellos...

Así, la serie se puede dividir, no de manera clara y definida, en dos partes. La primera, que tira más hacia el """romance""", se centra en la situación de pareja con Mitsuo, la ruptura, la confesión de Banri y el inexplicable comienzo de su relación. En la segunda parte prima el drama... o el melodrama barato de la pérdida de memoria de Banri, con todos los tópicos que pueda tener este tipo de situación. Y todo sin que el chico vaya a ver a un médico cuando los recuerdos perdidos le empiezan a regresar a costa de perder los generados desde el accidente, todo muy lógico ¿quién necesita médicos?

Los secundarios tampoco ayudan gran cosa a mejorar la serie. Quizás salvaría a Mitsuo... por salvar a alguien. Aparte tenemos a una loli bastante pava (aunque algo mejora mi impresión de ella a lo largo de la serie) y a un otaku con el apodo de "2D" porque sólo le gustan las chicas de animación (las aportaciones del chico son poco más que puro relleno). Mención especial para Rinda, amor del instituto de Banri que ¡oh, tragedia imprevisible! iba a ser correspondido el día del accidente en que perdió la memoria. Sí, ya tenemos triángulo amoroso que no termina de cuajar ni de sembrar auténtica tensión... nada. 

El problema es que, entre todos los personajes (salvo 2D, claro) se dan cambios de sentimientos que, como en la propia pareja protagonista, no he terminado de ver ni creerme en ningún momento. Si al menos se les hubiese dado el tiempo para ver formase esos sentimientos y su desarrollo... todavía. No sé si la intención era hacerles parecer más adultos de esta manera, pero si es así, para mí ha sido un completo fracaso.

Duda existencial que tengo es la aparición de un personaje secundario que se llama Nana, vecina de Banri y amiga de Rinda, idéntica en forma de ser, estilo y todo a la Nana (Osaki) de Ai Yazawa ¿Homenaje? ¿Necesidad de un personaje con carisma en la serie? Es MUY triste que el personaje más interesante y con diferencia de toda la serie tenga que venir "prestado" de otra historia. Da que pensar ¿no? 

Todo el despropósito se completa con situaciones rocambolescas, como el secuestro de los protagonistas por una secta (sí, fue muy WTF?!), las apariciones de las chicas del club de té o el momento "exorcista". El humor de esta historia no me ha hecho la más mínima gracia, así que ni por aquí puedo salvarla. Y en cuanto al tema universitario, bueno, porque se les ve ir a clases, pero no se muestra la más mínima preocupación por trabajos, exámenes, futuro laboral... Tiene más importancia en sus vidas el club de actividades al que se apunta cada uno. Pues oye, qué envidia, ya me gustaría que mi vida universitaria fuese así.

De la animación no puedo decir gran cosa. No está mal, es colorida... pero parece que todo el interés a la hora de dibujar se lo llevaba Koko, que tiene un diseño tan exuberante y mimado que contrasta mucho con el resto de personajes. Por lo demás, bien. Y en cuanto a los temas musicales, salvo el segundo opening, los otros tres (primer OP y los dos ED) me han gustado bastante.

Ni como comedia, ni como historia romántica. Golden Time ha sido una completa decepción. Aunque ha tenido algunas situaciones interesantes, algunas escenas bonitas... en general me quedo con la sensación de trama desaprovechada, de falta de madurez y profundización. Se recurre a clichés para dar respuesta a problemas graves y serios, por no hablar de la componente fantástica del "fantasma". Al menos la historia queda bien cerrada en el desenlace.

lunes, 24 de marzo de 2014

Se abre "El mercadillo de Asgard"


No hace mucho hice la típica entrada de mercadillo en el blog que me ha permitido vender un par de series. Sin embargo, para actualizarla, al ser tan extensa y aún querer añadir más cosas que no sean exclusivamente libros o mangas, he acabado decidiéndome por abrir un blog exclusivo para lo que venda.

Desde hoy y, al menos, hasta el 10 de Abril, habrá una entrada diaria con cosas que vendo. La mayoría ya las tenía en la entrada que abrí, pero también he intercalado novedades, así que no lo perdáis de vista *jujuju*.

Ahora sí que tengo un sitio para dar salida a todo lo que ya no quiero. Bienvenidos a....


Por cierto, después le haré un botoncito que añadiré al gadget de "Mis webs" que tenéis a la derecha. Además, la entrada de mercadillo se quedará entre los destacados con las condiciones de venta y una redirección al blog. Así, quien no llegue por un lado, llegará por otro.

El aspecto del nuevo blog, así como la cantidad de gadgets los iré modificando en los próximos días. Acepto sugerencias =)

jueves, 20 de marzo de 2014

Amante Renacido, de J. R. Ward

Al fin nuevo libro de mi adorada (aunque con altibajos) saga de La Hermandad de la Daga Negra. En la futura entrada de adquisiciones de Marzo veréis la compra del mismo, pero no quiero retrasar la reseña hasta entonces porque es muy especial, no sólo por ser el que llega a la decena (sin contar la guía), sino por el protagonista que tiene. 

Lo primero que debo decir es que la historia empezó, en cierta medida, muchos libros atrás. Tohrment era alguien importante desde el mismo primer libro y, a lo largo de toda la saga, le han ido pasando muchas cosas hasta llegar a este volumen que va dedicado a él. Por tanto, debo avisar que a partir del próximo párrafo, va a haber spoilers de todo eso que le sucede, así que quien no haya leído hasta aquí la saga, ya sabe a lo que se enfrenta de seguir leyendo. De todos modos, el último párrafo, el de conclusiones que suelo hacer, sí podéis leerlo con tranquilidad.

Argumento

Desde la muerte de su shellan, Tohrment ha dejado de ser el valeroso líder vampiro que fue antaño. Físicamente demacrado y con el corazón roto después de su pérdida, fue devuelto a la Hermandad por Lassiter, un ángel caído. Cuando por fin se recuperó parcialmente, sólo encontró un motivo para continuar viviendo: la venganza a través de la lucha contra los restrictores, los malditos que le arrebataron a su Wellsie y al niño que no llegó a nacer. Aún así, lo que en el fondo espera es caer honorablemente en la lucha para poder reunirse con ellos.

Pero para lo que no está preparado es para la nueva tragedia que le espera. Tohr ha empezado a ver a la mujer que amaba en sueños, atrapada en un lugar gris y aislado, muy lejos de la tranquilidad del Ocaso, donde debería estar. Las palabras de Lassiter le revelan una terrible realidad: su amada está atrapada en un Limbo por su culpa, por no haber sido capaz de despedirse de ella. 

Tohr debe aprender a seguir adelante con su vida o de lo contrario, el alma de su shellan nunca encontrará paz. Ha de aprender a amar a otra persona para, de este modo, poder liberar a su antigua compañera. N'adie, una hembra que rechaza su propio nombre y se hace llamar así por culpa de su pasado triste y oscuro, comienza a abrirse paso hacia él. 

Mientras todo esto sucede, se ven inmersos en la cruenta guerra contra los restrictores, y con un nuevo clan de vampiros guerreros que intenta por todos los medios ocupar el trono del Rey Ciego.

Reseña

Qué miedo le tenía a esta historia. Cualquiera que haya seguido la saga conocerá lo duro que fue, tras conocer la maravillosa pareja que hacían Tohr y Wellsie, pensar que éste podría encontrar un nuevo amor de verdad. De hecho, a mí, y seguro que a más de uno, la idea me parecía irrealizable, una ofensa a su memoria, imposible. Bien sabemos que los vampiros de esta saga sienten un apego emocional infinito a sus parejas. Todo el sufrimiento que vimos tras su muerte y el estado en que se quedó Tohr no hacía presagiar que fuese posible una segunda oportunidad.

Ward ha salido airosa de este GRAN desafío. Ha hecho un planteamiento soberbio y correcto. En medio del sufrimiento, primero surge el puro deseo carnal, la necesidad física y biológica contra la que se opone él con todas sus fuerzas para no traicionar a su amada. Pero no se puede resistir para siempre y, poco a poco, N'adie acaba entrando en su corazón. Ni por un momento, Tohr olvida a Wellsie ni la deja de amar. Siempre la tendrá en su corazón. No podría ser de otro modo. Es una historia muy triste con, incluso, sorpresas en el desenlace. Consiguió que se me saltasen las lágrimas en más de una ocasión y me despertó numerosos sentimientos.

Ante este panorama, N'adie sabe a lo que se atiene desde el primer momento. Es la gratitud por lo que hizo Tohr, siglos atrás, el sentimiento que la empuja a querer ayudarle a rescatar a su amada. Y ayudándole a él, al final se ayuda a sí misma, consiguiendo avanzar, dejar su propio dolor atrás y enfrentarse al futuro y a Xhex, su hija, que sufrió mucho por su culpa. Lo mismo que se va ganando al vampiro, nos va ganando a nosotros, los lectores. Como él, nunca olvidaremos a Wellsie, pero N'adie sabe ganarse un rincón en nuestro corazón. 

Pero no acaba aquí la historia, que en 700 páginas hay espacio para muchas más cosas. Una de ellas es la recuperación de una pareja ya formada en libros anteriores para ver a qué retos se enfrentan juntos en su relación y cómo los superan. Esto lo empezó a hacer en Amante Vengado (7º), donde se recupera a la primera pareja de la saga, Wrath y Beth. Luego, en Amante Mío (8º), vinieron Qhuinn y Blay, los protagonistas del siguiente libro, Amante al fin (11º), que aquí han tenido unas cuantas escenas importantes que abren boca para lo que vendrá. Y por último, en el anterior a éste, Amante Liberada (9º), reaparecen Vishous y Jane. En esta ocasión, los problemas surgen en el paraíso particular de John y Xhex, lo cual tiene sentido que se dé aquí porque ambos están relacionados de manera muy importante con Tohr y N'adie. La tensión que surge tiene su causa en las peleas contra enemigos bajo la cual subyace cierto machismo, pues ella quiere luchar, como habían acordado, pero a la hora de la verdad, a John no le parece nada bien. Aquí Ward vuelve a lucirse con un buen desarrollo del problema, que en un principio parecería fácil de arreglar pero luego no lo es tanto.

Aparte de los problemas de pareja entre John y Xhex, ambos tienen mucho peso aquí por la relación con Tohr y N'adie. Entre los dos vampiros hay una relación paterno-filial y el joven también debe pasar por su propia despedida de la única madre que había conocido, Wellsie. Además, también debe aceptar que Tohr pueda volver a amar. Sus problemas con Xhex y todas las reflexiones que hace sobre la posible pérdida de su amada le ayudan a entender a su padre adoptivo. Por otra parte, N'adie, como madre de Xhex a la que abandonó al nacer fruto de una violación, construyen poco a poco una relación materno-filial muy bonita. Me ha parecido preciosa la forma en que la autora cierra el círculo familiar entre todos, con sus fases de aceptación, perdón, comprensión...

En cuanto a temas menos amorosos y más de acción, tenemos un libro que es continuación directa del anterior. En ése, como aquí, los restrictores no tienen mucho peso más allá de que salen de debajo de las piedras sin fin, pero no pasan de ser pandilleros de poca monta. Desde el 8º, ni pinchan ni cortan en la trama. No sé qué estará pensando hacer Ward con ellos, pero preveo que algo gordo llegará antes o después. De todos modos, que tengan tan poco peso ya empieza a notarse. La acción la compensan los vampiros guerreros, la "Pandilla de Bastardos", que aparecieron en el 9º. La historia se está complejizando con temas más políticos, como es el intento de destronar al Rey Ciego, Wrath. Me tiene muy mosqueada que el 12º libro que debe salir se llame The King y el protagonista sea Xcor, líder de esta "Pandilla" ¿Conseguirá en Amante al fin alzarse con el trono? *Tensión, tensión, tensión*

Mención extra especial se la lleva Lassiter, el ángel. No sé qué peso acabará teniendo a la larga, o si siquiera lo tendrá, pero mientras se sabe algo más de él, sus apariciones con hamburguesas, tele basura y palomitas viendo películas son estelares. Por no hablar de cuando se pone serio... 

Una pega que le saco al libro, y que sólo es culpa de la traducción, es el horror que han hecho con el nombre de la protagonista. En el inglés original, N'adie era No'One y, bueno, aquí todavía tiene un pase. Sin embargo, cuando llega cierto punto el libro, ésta recibe otro nombre: Autumm. Y sí, en el libro la han llamado Otoño ¿puede quedar peor? ¿Tan difícil era poner una nota a pie de página con la traducción para quien no sepa NADA de inglés? ¿Qué sentido tiene cuando el resto de nombres son ingleses? En fin...

Poco más puedo añadir. Amante Renacido me ha parecido, por el reto tan difícil que tenía y lo bien que lo ha llevado, uno de los mejores libros de la saga. Quizás podría haber recortado algunas escenas para reducir extensión, pero es la única pega que le puedo sacar. Todos los temas que salen, todos los conflictos, están bien resueltos, haciendo reflexionar al propio lector sobre ellos y despertando multitud de sentimientos. Podría seguir escribiendo, me dejo cosas en el tintero pero no me quiero extender más. A pesar de los altibajos en la saga, con este magnífico libro en la mano, vuelvo a recomendar su lectura.

viernes, 14 de marzo de 2014

Falsas apariencias, de Noelia Amarillo

Recuerdo que llevaba detrás de este libro desde que Arsénico le hizo una reseña que obligaba a quien la leyese a apuntarlo en la lista de futuros en uno de esos puestos que, pase el tiempo que pase, no se te olvida que debe entrar por las puertas de tu casa sí o sí. Y mira que la lista es larga y que hay libros que entran y salen de ella. Pues ahí seguía éste. Estuve a punto de conseguirlo por la difunta web de Libros Compartidos, pero la chica desapareció tras pedírselo y perdí ese crédito (uno de tantos que perdí con el cierre en falso de la web). Por suerte para mí, Tercipelo decidió reeditarlo y sacarlo en un magnífico formato de bolsillo, con tapas duras, y un precio de 6,95€. En cuanto lo vi en la FNAC lo cogí sin falta, era imposible que me resistiese, tanto por la novela que es como por la cucada de edición a precio inmejorable.

Falsas apariencias es el primero de una saga titulada Amigos del barrio que, hasta hace poco, pensaba que se quedaba en trilogía... pero la cosa va por cinco y no sé si aún habrá que añadir más números a la lista. Tengo los dos siguientes también en la estantería, pero van a esperar un poco.

Argumento

Luka está pasando por el que podría considerarse uno de los peores días de su vida: se ha quedado sin gasolina y ha tenido que dar un largo y agradable paseo (con tacones, sobre la carretera mal asfaltada) hasta la gasolinera. Además, una vez allí, se encuentra con un tipo graciosillo que presencia divertido cómo acaba tirada en el suelo lleno de «fluidos insanos» del aseo. ¡Que tipo más majo! 

Más tarde, y ya recuperada tras una buena ducha en su piso, se presenta en la fiesta de Halloween de su barrio disfrazada de C3PO, dispuesta a pasárselo bien. Todo va sobre ruedas, hasta que se topa con un tal Drácula, que no es otro que el hombre de la gasolinera. Luka se propone odiarlo, pero éste despliega todo su encanto, que resulta ser mucho; y además, es que está más bueno que un queso. ¡Y qué narices! Bajo las placas de metal de su disfraz hay carne, y la carne es débil ¿no?

Reseña

Ya conocía de primera mano a la autora con Quédate a mi lado y sabía lo que me podía ofrecer de bueno. Tengo que confesar que, a pesar de las buenas referencias, me daba un poco de miedo que, siendo su primera novela, no llegase a las expectativas creadas con mi otra lectura. Pero no, ha sido un miedo infundado.

Lo que sí ha sido una sorpresa es que esta historia no se engloba exactamente dentro de la Romántica Adulta, sino de la Erótica más pura y, como tal, ha tenido un número de escenas de cama (sofá, coche, mesa... *ejem*) bastante elevado y completamente detallado en la inmensa mayoría. Culpa mía por no saber a qué género pertenecía en realidad, pero aquí está la pequeña pega que le tengo que poner, y es que me ha sobrado alguna que otra de esas escenas. Es por esto por lo que aún voy a esperar un poco antes de seguir con la saga, otro libro de erótica me cansaría y me impediría disfrutar de la historia que me ofrece.

Detalles menores aparte, es una novela imprescindible para cualquiera que le guste el género de la RA aunque tenga más sexo de lo habitual. Es fresca, natural, realista y MUY divertida. Tiene momentos realmente estelares desde el mismo y peculiar comienzo de la historia, con esa catastrófica visita a la gasolinera y su aseo. Así, que recuerde ahora, se suman problemas con los tintes, con el vestuario, unas mascotas muy especiales y atípicas, radio patio con la "Marquesa"... Más allá del sexo, es una lectura divertidísima.

Pero no acaba ahí la cosa. Durante buena parte del libro parece que la trama no tiene ningún fondo ni sustancia, que no se asienta sobre nada más que las risas y el sexo. Error. La autora va dejando pistas que cuentan cosas serias de la vida de Luka, de su pasado y su presente. Al principio son detalles que no parece que vayan a resultar muy relevantes pero llega el momento en que nos cuenta la importancia que tienen en su vida y cómo la han marcado. 

Como quien no quiere la cosa, acaba introduciendo temas delicados: violencia de género, la crisis actual, machismo, discriminación laboral, homofobia, drogas, abandono y posteriores traumas infantiles... No todo le afecta a ella en primera persona, pero sí que le toca de cerca de una manera u otra. Al final, para el género erótico en que se engloba y lo que se supone que éste suele aportar, acaba siendo una novela que toca temas más serios de los que uno esperaría.

Y como no podía ser de otra manera, la guinda del pastel la pone una relación amorosa de los protagonistas perfecta. Es Alex el más romántico de los dos, el que quiere que su historia con Luka tenga un "happy end" de cuento de hadas. Sin embargo, es ella la que no quiere algo serio, le gusta su vida tal como está. Es precioso cómo ella le va abriendo puertas aunque se resista a hacerlo. No es para menos, Alex es un hombre tan perfecto que duele a la vista... quizás es demasiado perfecto, aquí una se puede encontrar con una pega cuando tenemos en cuenta que el resto de personajes, especialmente Luka tiene sus defectos físicos y de carácter que la humanizan mucho.

A la parejita se suma un elenco de secundarios, amigos de Luka y familiares de Alex, que forman una combinación explosiva. Las más relevantes son las dos amigas de la protagonista: Pili, la escandalosa, y Ruth, la sensata. Los correos que se envían las tres son tan naturales y simpáticos que una tiene la sensación de que es una amiga la que nos los envía.

En definitiva, Falsas apariencias es una novela erótica con fondo, personajes y contexto reales y cercanos. Está narrada en un estilo directo, fresco y natural. Las pegas son minúsculas frente al buen rato que permite pasar.

lunes, 10 de marzo de 2014

El sustituto, de Brenna Yovanoff

Después de la preciosidad de historia que me ha parecido Si decido quedarme, necesitaba coger inmediatamente un nuevo libro, tras escribir la reseña, para cambiar el chip. Quería algo juvenil, con un toque de fantasía y el punto oscuro que tenía esta novela en la premisa me pareció perfecta. 

Llevaba un tiempo en mis estanterías, desde que en Círculo de Lectores lo sacaron como novedad exclusiva de la revista y no me pude resistir a pedir una historia que pintaba tan bien. Pero esta vez me ha fallado la intuición.

Argumento

Todos los pueblos tienen sus secretos, pero el de Gentry es especialmente siniestro: a veces, se dice, los bebés son secuestrados y sustituidos por niños nacidos en el inframundo. 

Mackie sabe que es uno de esos sustitutos; las señales están en su frágil salud, en su extraña aversión al hierro y a la sangre, en su incapacidad de pisar tierra consagrada, en la mirada huidiza de su madre... Aún así, procura llevar una vida de lo más normal, va al instituto, le atrae la chica más guapa y toca el bajo. 

Su padre, el párroco del pueblo, le ha inculcado desde muy pequeño que debe evitar destacar, sino toda la población podría levantarse contra él y acabar con su vida como ya pasó con un tal Kellan Caury muchos años atrás. Pero cuando Tate, una vieja amiga, pierde a su hermana Natalie, Mackie empieza a darse cuenta de que no puede quedarse al margen siendo el único que podría ayudarla.

Reseña

Cuando empecé el libro no tenía muy claro qué me iba a ofrecer más allá de una historia juvenil con un punto oscuro diferente de lo habitual. Efectivamente, eso es esta novela. Sin embargo, la impresión general que me ha dejado es de decepción, de trama desaprovechada, desperdiciada, de sensación de déjà vu y de referencias que podrían haberle enseñado más. Me ha gustado, pero podría haber dado mucho más de sí.

No había llegado a leer opiniones sobre el libro, iba en blanco. Las expectativas me las ha generado el comienzo, junto a su inquietante portada y su argumento capaz de poner los pelos de punta. La cosa pinta muy bien mientras no se sabe realmente de qué va la cosa en ese pueblo. Una vez se descubre el pastel, cuando se conoce a los monstruos (por llamarlos de alguna manera) que están detrás de todo, el globo del interés se desinfla y no se llega a rellenar en todas las páginas que le quedan salvo algunos momentos puntuales.

Sin duda, lo más interesante que tiene es esa ambientación de típico pueblo de las historias de terror. Subyace una sensación de inquietud, tensión, miedo... parece una bomba a punto de estallar a poco que los residentes saquen algo de valor. Pero nada de eso llega a suceder, toda la acción queda reducida al protagonista y su grupito de amigos. La gente prefiere vivir en la creencia de que no está pasando nada extraño. En ese contexto está Mackie, el protagonista y prueba viviente de que sus terrores son ciertos, pero se niegan a ver la realidad.

Por otra parte, todo el tema de los sustitutos está muy desaprovechado y, para colmo, al final carece de sentido: los monstruos no tienen ninguna necesidad de dejar un ser que ocupe el lugar del bebé robado. Se lo podían llevar y punto. Al menos ésa es la conclusión con la que me he acabado quedando. Y la explicación que tiene el hecho de que Mackie sea el único sustituto que ha sobrevivido hasta la adolescencia me ha parecido cursi y peregrina... y cliché. Con deciros que me ha recordado a Harry Potter y el motivo de su cicatriz (cambiando madre por hermana).

En cuanto al protagonista, Mackie resulta demasiado pasivo durante la mayor parte de la historia y sólo empieza a tomar decisiones y a actuar cuando su vida empieza a estar al límite, sino bien podría haber seguido tal cual. No he sentido una gran empatía con él, para qué mentir. Y la parte romántica ha sido la más floja del libro, bastante prescindible en líneas generales. Además tiene varios momentos en que él tontea con otra chica de la que realmente no está enamorado. Para lo que se supone que es el libro, debería habérselas ahorrado.

De secundarios tengo que destacar para bien a Emma, la hermana de Mackie, una chica que le adora y hará lo que sea por él, y a Roswell, su mejor amigo, su otro gran apoyo, sabe que oculta cosas pero nunca le pregunta nada, se limita a ayudarle incondicionalmente. En cuanto a los monstruos, los seres oscuros, a pesar de resultar un tanto espeluznantes y macabros, no terminan de dar miedo ni despiertan otro sentimiento.

Por último, el desenlace resultó bastante predecible en líneas generales. Lo peor de este apartado llega cuando un personaje de la edad del protagonista, normal y corriente, sin ninguna habilidad especial, es capaz de derrotar a un ser siniestro de siglos de antigüedad con características de sádico y masoquista. No cuela, no es creíble y no tiene sentido. Y para rematar, la derrota del "Final boss" deja bastante que desear también. Como virtud queda al menos que todos los hilos los deja cerrados y no es necesaria una continuación que, de momento, no parece existir.

En definitiva, tenemos una base original que pinta muy bien en su premisa. La trama arranca lenta y hay una considerable falta de acción, aunque todo parece presagiar que va a venir algo grande pero, sin embargo, lo que nos encontramos es un desarrollo que no cumple lo esperado. Podría haber dado mucho más de sí. Me esperaba algo como los más inquietantes capítulos de Supernatural o el relato corto de Libba Bray de Vacaciones en el Infierno... pero no, no ha estado a la altura.

A pesar de todo lo que he dicho, El sustituto me ha entretenido y ha tenido sus puntos a favor, algo macabros e interesantes. Además es una lectura que se aleja un poco de lo más habitual en el género, repleto de vampiros, hombres lobo y demás. Punto a favor por tener a un chico protagonista y por no querer abusar del romance que, en realidad, se podría haber ahorrado. Una pena el potencial desperdiciado en una trama que podría haber dado mucho más de sí.

viernes, 7 de marzo de 2014

Si decido quedarme, de Gayle Forman

Dos años ha estado dando vueltas por mis estanterías este librito de apenas 180 páginas. Desde antes de hacerme con él, en la edición de Círculo de Lectores con esa portada tan preciosa (es más bonita en la realidad, la foto no me ha dado los colores correctos) he leído (por encima, eso sí) reseñas, y la inmensa mayoría de ellas, muy positivas. Ha dado tiempo incluso a que saliese una continuación, Lo que fue de ella, que parece que está incluso mejor valorado que éste. Y ya digo que si éste me ha gustado, estoy deseando que me surja la oportunidad de hacerme también con él.

Argumento

Mía tiene diecisiete años, un hermano pequeño de ocho, un padre músico, una madre que es un desastre en la cocina y el don de tocar el chelo como los ángeles. Muy pronto se examinará para entrar en la prestigiosa escuela Julliard, en Nueva York, y, si la admiten, deberá dejarlo todo: su ciudad, su familia, su novio y sus amigas. Aunque el chelo es su pasión, la decisión la inquieta desde hace semanas.

Una mañana de febrero, la ciudad se levanta con un manto de nieve y las escuelas cierran. La joven y su familia aprovechan el asueto inesperado para salir de excursión en coche. Es un día perfecto, están relajados, escuchando música y charlando. Pero en un instante todo cambia. Un terrible accidente deja a Mía malherida en la cama de un hospital. Mientras su cuerpo se debate entre la vida y la muerte, la joven ha de elegir si desea seguir adelante. Y esa decisión es lo único que importa.

Reseña

Maravilloso. Triste. Esperanzador. Precioso. Duro. Real. Breve.

Todo eso es lo que me ha parecido el libro. Es maravilloso porque la autora ha creado una historia pequeñita por su brevedad, pero muy grande por su intensidad. También le aplico ese adjetivo porque es un libro que llega, que en muy pocas páginas nos cuenta toda la vida de la protagonista, su familia, su novio y su mejor amiga. No hay espacio para que nos cuente todo de todos, pero sí que le da tiempo a hablar de lo justo y necesario para conocerlos a la perfección y sentirlos cercanos y reales.

Por otra parte, es un libro triste que me ha hecho humedecer los ojos aunque no he acabado llorando. Por poco. Mia es una adolescente que se lleva muy bien con sus padres y su hermanito. Los adora a los tres y es de las pocas jóvenes de su edad a las que le gusta salir con ellos un día que tenga libre. Y en un momento, todo se tuerce. Además, la autora nos hace sufrir un poco más al mantener la intriga de qué ha pasado con el pequeño. Fuera de su cuerpo, en la carretera en la que sucede todo, ella llega a ver los cuerpos de su padres, pero no a Teddy porque se queda clavada cuando, después de verles, se ve a sí misma en el suelo. Tardamos más de medio libro en saber si él también ha sobrevivido o no. Y como en todas las páginas que hay hasta que sabemos qué ha sido de él, la intriga y la tensión se va sumando al cariño que el pequeño es capaz de despertarnos desde los ojos de su hermana.

También es esperanzador porque nos muestra motivos por los que uno puede agarrarse a la vida y luchar por ella a pesar de que no siempre las cosas vayan a la perfección. Quizás es un poco cliché, no lo niego, pero este tipo de historias son así. No es una trama muy original, pero siempre que se haga con mimo, es una historia que funciona, que transmite su mensaje, y éste lo ha conseguido.

Es precioso porque la pluma de la autora, sin intentar ir hacia lo poético, tiene un estilo que llega y emociona. No usa artificios ni se va por las ramas. Se basa todo en saltos entre el presente del accidente y el hospital y los recuerdos de Mia. Un párrafo está recordando cómo fue su primer beso con su novio y al siguiente nos devuelve al cruel presente con el listado de todo lo que padece su cuerpo. Y esto es sólo un ejemplo. Así, en cierto modo, se crea una montaña rusa de sensaciones, pasando de recuerdos más o menos felices a una situación crítica.

Lo más duro del libro es la decisión que debe tomar la protagonista. Lo fácil es pensar que cualquiera se agarraría con uñas y dientes a la vida, que no hay ninguna decisión que tomar. Pero no es así en el caso de Mia pues ha perdido a su familia, su adorada familia. Según nos va hablando de ellos, entendemos que para ella quedarse sería demasiado duro y difícil. Los que viven sufrirán su pérdida pero seguirán viviendo y se repondrán, pero para ella, tal vez resulta más fácil dejarse ir. 

Por eso también es real, porque la vida es compleja y cada persona es un mundo. Ni siquiera lo que uno piensa ahora tendría que valer si llegamos a vivir esa situación. Es real porque accidentes como el que le ocurre a su familia pasan con frecuencia. No sé vosotros/as, pero cuando en el telediario relatan algún caso concreto de accidente y dicen que ha sobrevivido sólo uno de los hijos ¿no os planteáis si ese chico/a desearía haberse ido con su familia? ¿si llegará a ser feliz? ¿qué clase de vida tendrá a partir de entonces? Mia tiene la oportunidad de elegir y cualquier frase habitual de "tu familia querría que vivieras" o similar no le aporta nada. Ella ya lo sabe. Pero es su decisión.

"Ahora me doy cuenta de que morir es fácil. Lo duro es vivir."

Y ya, como pega minúscula que soy capaz de sacar es su brevedad. Pero es tan leve esta pega que ni siquiera la considero como tal. Más páginas no aportarían más de lo que ya da. Saber más de su pasado, sus familiares, novio y amigos sólo demoraría el momento de tomar la decisión y quizás intentaría ir hacia lo lacrimógeno sin éxito. 

Si decido quedarme es una historia que invita a reflexionar y no se debe tomar a la ligera pensando cuál es la decisión más obvia. Nos encontramos con una pequeña joyita a la que no le puedo sacar una sola falta. Es una historia intimista, sutil, que sin darnos cuenta, se nos instala dentro y se quedará dando vueltas para siempre.

miércoles, 5 de marzo de 2014

Adquisiciones de Febrero de 2014

Salimos de la sucesión de reseñas para ver qué me ha deparado este mes tan corto que, no obstante, ha resultado de lo más provechoso. Y eso que tengo dos paquetes pendientes de llegar todavía.

Como siempre, empezamos por los mangas que, de momento, sigue siendo todo de mercadillo a falta de escaparme un día a la tienda. En primer lugar, un paquete con la colección completa de No soy un ángel, de Ai Yazawa. Ya tenía los tomos #1 y #4 pero como sabéis, me niego a comprar en tienda nada de Planeta, así que echando cuentas, me salía bien comprarla del tirón a la chica que la había puesto a la venta. Además, se venía junto al libro de Alicia en el País de las Maravillas de Lewis Carroll en edición de bolsillo (con ilustraciones!) que incluye A través del espejo y La caza del Snark. Todo junto por 40€ con los gastos incluidos, que no está nada mal. 


Como os imaginaréis, ahora tengo que añadir al mercadillo ambos tomos que tengo por duplicados. El #1 está algo deteriorado en la sobrecubierta (ya me vino así), por lo que su precio lo dejo en 6€. El #4, no obstante, está nuevo, con su plástico de tienda, así que me permito ponerlo a un precio más alto, 10€. Mientras actualizo la entrada, podéis pedirme que os lo(s) reserve. Tengo que poner más cosas, así que ya haré una entrada con todo próximamente.

Lo que sigue es otra compra de mercadillo muy apañada. Por otros 40€, todo incluido, se han venido a casa los tomos #6, #7 y #8 de El dulce hogar de Chi y los tres primeros de Pequeñas mentiras piadosas, serie que ya tenía ganas de empezar y, al menos así, ya no voy tan atrasada.


Ahora toca una compra de libros aprovechando casi in extremis las ofertas de El Corte Inglés. Tuve la suerte de que un trabajo en grupo acabó pronto y me dio tiempo a ir una tarde. Libros en formato grande a 5,95€ son un gustazo de comprar. Ya estoy deseando ver cuáles son los próximos que ponen. Esta vez se han venido:


- Un amor contra el viento, de Susanna Kearsley
- La probabilidad estadística del amor a primera vista, de Jennifer E. Smith
- Bajo el cielo de Dublín, de Maeve Binchy (mi objetivo principal, el resto se han acoplado XD)
- Los bosques de Whitethorn, de Maeve Binchy

Para terminar, el pedido de turno de Círculo de Lectores, con dos libros que se han venido gratis a casita aprovechando unas ofertas y la verdad es que no pintan mal. Siguiendo la colección, un par de tazas, en esta ocasión, de Romeo y Julieta *O* Puede que os sorprenda ver el bote en la foto, es una mascarilla facial que he pedido (y que aún no he probado). Es lo primero que pido de la marca que se ha "aliado" con la revista "Bottega Verde". También pedí un pintauñas, pero no les quedaba =/


- El día de mañana, de Ignacio Martinez de Pisón. El primer libro gratuito y el que menos me llama.
- Las hijas del asesino, de Randy Susan Meyers. El otro libro gratuito que tiene mejor pinta aunque no es mi tipo de lectura habitual.
- La luz en casa de los demás, de Chiara Gamberale. Llevaba tiempo en la revista y no me decidía a pedirlo hasta que lo han puesto de oferta por 12,50 y, para lo tocho que es, no está nada mal.
- Las ventajas de ser un marginado, de Stephen Chbosky. Una nueva colección de libros juveniles que saca la revista ¿lo bueno? que me interesaban todos y no tenía ninguno ¿lo mejor? son libros independientes ¡Nada de empezar sagas y no acabarlas por la revista! =D
- El dragón de las Highlands, de Kimberly Killion. Ya me pedí otro libro de la autora (que aún no he leído) y éste también pintaba bien. 
- La voz de Lila, de Chimo. Un librito erótico de una colección que salió hace un tiempo en la revista y que no me interesó globalmente, pero leyendo reseñas de éste en particular me llamó la atención y siendo la "última aparición en la revista", era ahora o nunca XD. La portada es una preciosidad *__*

Pues listo lo que ha caído en Febrero. Espero que también hayáis tenido un mes "productivo" ;D

PD: Snoopy sigue estable y bien dentro de sus posibilidades. Gracias por los ánimos de la anterior tanda de adquisiciones ^^

PD 2: Y ésta es mi entrada Nº 600 =D

domingo, 2 de marzo de 2014

Sueño contigo, de Lisa Kleypas

Ya había dicho que ésta iba a ser mi siguiente lectura tras la primera parte de la bilogía Tahúres del Craven's o Jugadores. Sin embargo, al final crucé entre medias al Lazarillo de Tormes pero como podéis ver, tampoco he demorado mucho lo que había dicho. Y es que con lo encantada que quedé con Cuando tú llegaste, me resultaba difícil resistir la tentación de conocer la historia de su protagonista masculino, ya presentado ahí. ¿Me ha defraudado? ¿Ha sido aún mejor? ¿En la línea? Seguid leyendo para saberlo =)

Al menos esta vez, tengo el libro en una edición que tiene una portada decente... ¿será por esto por lo que la primera novela no ha recibido un mísero comentario en la reseña? XD

Argumento

En el refugio de su casa en la campiña inglesa, Sara Fielding escribe las historias con las que todos sueñan. Ha conseguido un impresionante éxito con "Mathilda", una novela que narra la dura vida de una prostituta. Ahora, un nuevo libro y su innata curiosidad empujan a esta joven bien educada y de apariencia frágil a adentrarse en las zonas más peligrosas de la ciudad. 

Una noche, Sara se cruza con una violenta pelea en la que dos hombres tienen sujeto a un tercero mientras le cortan la cara. En lugar de salir corriendo, saca la pistola que guarda en el bolso y les amenaza para que le suelten. Ante su negativa acaba disparando con los ojos cerrados, y la fortuna lleva a que hiera de muerte a uno de los asaltantes. El otro se marcha corriendo dejando atrás al muerto y al hombre herido que resulta ser Derek Craven.

De ladronzuelo en las callejuelas de Londres a propietario de la casa de juego más exclusiva de la capital. El fulgurante ascenso de Craven le ha convertido en uno de los hombres más ricos de Inglaterra, y también ha endurecido su corazón. No obstante, puede que la curiosa joven que le ha salvado la vida y que, como compensación, empieza a estudiar cada detalle de su imperio de las apuestas, sea capaz de hacerle cambiar.


Reseña

Lisa Kleypas ha hecho lo que yo esperaba: crear una preciosa y maravillosa historia para un personaje tan carismático como era el Derek Craven que ya nos presentó en la primera parte de la bilogía. Aunque en un principio, Sara no parece estar a la altura de su pareja masculina, acaba siendo una protagonista encantadora, dulce pero de ideas fijas y que sabe lo que quiere. No es aquella Lily deslenguada con un peso importante sobre sus hombros, pero es una chica mucho más cercana a la que también se acaba apreciando.

La relación entre ambos es perfecta, igual de buena que en la anterior. Los problemas a los que deben enfrentarse son otros y la forma de avanzar hasta estar juntos al final es diferente, aunque los acercamientos y alejamientos están igualmente presentes. Sara irá aceptando los puntos más oscuros y desgarradores del pasado de Derek mientras que éste procura mantenerla alejada de sí mismo porque no quiere sentir nada y porque no se considera digno de una joven tan pura y de buen corazón. Hace lo mismo que ya sabemos que hizo con Lily, sólo que esta vez lo que Sara le despierta es aún más fuerte.

Escenas y situaciones preciosas se mezclan con otras más emotivas e intensas, algo de tensión y drama. Muy favorecedor para la historia me ha parecido una parte de la novela en que Sara vuelve a su casa del campo, con sus padres y, durante un par de capítulos, la tenemos sola para poner en orden sus pensamientos y sentimientos, dándose cuenta de lo que quiere y lo que ha cambiado, que ya no se ajusta a lo que dejó antes de ir a la ciudad. No obstante, me ha parecido un poco facilona la salida que le da, los motivos por los que rompe la relación con el prometido que tiene allí.

Ojalá pudiese decir que me ha parecido perfecta la novela, como la anterior, pero por desgracia hay algunos detalles que no me han convencido. Para empezar, me ha faltado un borrón, una eliminación, de lo que él llegó a sentir por Lily pues era evidente en la primera novela que algo sentía por ella, aunque se negase a tener esa clase de relación. Supongo que esto se hace "fuera de escena" en los cinco años que pasan del final de aquella al comienzo de ésta. De todos modos, esto es algo puramente subjetivo, esperaba alguna escena que no llegó a suceder y eso es cosa mía.

Por otra parte, algo que falla, desde un punto de vista objetivo, es la falta de sentimiento de Sara por haber matado a un hombre al principio. Todo el asunto se ventila al decirle Derek que a cambio le salvó a él la vida. Dudo mucho que un personaje tan bueno como es ella no sufra de un trauma más profundo o no le dé más vueltas al asunto. No me lo creo. Si tan poca importancia iba a tener bien podría haberle hecho una simple herida.

Y para rematar los aspectos negativos, no me ha gustado que, en el desenlace, deje en el aire completamente lo que pasa con los secundarios. Sin entrar en spoilers, al final de la novela hay un hecho que cambia notablemente la vida de Derek, y algunos trabajadores a los que se les había tomado cierto aprecio, como Worthy o Tabitha, desaparecen sin saber qué va a ser de ellos. No sé si en el relato corto que le queda a la saga se sabrá qué ocurre, pero a priori lo dudo. Y ya que hay un epílogo en esta novela que sitúa la historia un par de años después del capítulo final, algo podría haber dado a entender ahí.

De todos modos, Derek por sí sólo consigue hacer que me olvide de todas las pegas que le pueda sacar a la novela. Es un personaje con un pasado muy duro que le ha forjado un carácter férreo y nula capacidad de sentir. Sus frases, su personalidad y la forma en que Sara le va descongelando el trozo de hielo que tiene por corazón es sublime.

Así que, en definitiva, Sueño contigo es una maravillosa historia que deberíais leer, incluso si el género no os llama demasiado. Individualmente, Derek y Sara son estupendos, y en pareja, la relación de ambos está llevada de maravilla. Además, las intervenciones de los protagonistas de la anterior novela le aportan un matiz alegre a la trama con esa Lily que no ha cambiado nada. No obstante, no puedo olvidarme de los detalles más secundarios que me impiden decir que la historia es perfecta.