jueves, 16 de agosto de 2012

En horario de oficina, de Jennie Adams

Una de las tres novelas pendientes que tenía para reseñar era mi primera novelita de la famosa línea Harlequín. Me tocó en este concurso (el primero que aparece en la entrada) y hace unos días me apetecía un baño relajante con espuma y sales (me faltaron las sales, tsk) junto a una lectura ligera y amena que me sacase unas risas. Era lo que esperaba de esta historia y fue lo que me dio, ni más ni menos.

A pesar de que ésta es mi primera novela de Harlequín, lo cierto es que ya había leído varias historias en formato manga gracias a los scans de este grupo inglés. Tal vez podría hacer unas pocas entradas con sus trabajos… sí, creo que estaría bien =D

Argumento: Marissa Warren está muy cerca de cumplir los treinta, y algo la lleva a apuntarse al portal citasaciegas.com con la intención de conocer al hombre apropiado tras una ruptura no muy buena con su ex. De momento no ha tenido mucha suerte pero, al menos, ha conocido a un par de chicas con las que acaba entablando una buena amistad virtual, Dani y Grace.

La falta de un hombre en su vida no es demasiado importante, a priori, para ella, más allá de su deseo cada vez más acuciante de formar una familia, gracias a sus hormonas y su reloj biológico. Tiene un magnífico trabajo como secretaria de uno de los jefes de departamento de un prestigioso estudio de Arquitectura e Ingeniería. Trabajo al que dedica numerosas horas. Pero más horas va a tener que echar desde el día en que Tom, el secretario personal del jefe del estudio, Rick Morgan, cae enfermo. Como su jefe directo se encuentra de vacaciones y ella cumple perfectamente su primer encargo junto a Rick, éste decide que será la mejor sustituta de Tom.

Van a ser cuatro semanas intensas, pues la atracción entre ellos es inmediata. Sin embargo, Marisa no quiere sucumbir, pues su ex también era un ejecutivo atractivo e importante y se había prometido no volver a caer en la misma trampa. Por su parte, Rick se siente muy atraído por esa mujer y, a diferencia de lo que siempre le ha pasado en esas situaciones, le cuesta mucho controlarse cuando ella está delante.

Partiendo de que es una novela de esta línea, en general, tan menospreciada, no me ha parecido ningún horror. Es una historia sencilla, breve, amena y que va a lo que va, aunque en ésta se pasan más tiempo con tensión sexual no resuelta que haciendo nada. 

Uno de los problemas que tiene es que cualquiera se imagina por dónde va la cosa. Entre trabajo y trabajo, se van conociendo un poco más a fondo, entran en escena la familia de ambos, varios momentos emotivos (la parte de los koalas me pareció muy tierna y bonita) y otros tantos de humor (el momento sofá-cama viejo es buenísimo). Está claro que no es una historia profunda, ni muy elaborada pues parece que la autora hubiese decidido algunas escenas clave, y luego las fuese uniendo con mayor o menor fortuna. Además, es previsible y el final, para mi gusto es empalagoso de más. Sí, sé cuáles son todos los defectos que tiene tanto esta historia en concreto como la gran mayoría, pero me ha entretenido, me ha sacado algunas risas y tiene sus puntillos buenos. Si no se le pide más de lo que puede ofrecer, es una lectura entretenida.
- Tu pelo…
- ¿Está hecho un desastre? (…)
- No estaba pensando en un desastre precisamente… Dame tu sombrero –le pidió y sus dedos se rozaron. Marissa cada vez tenía más calor.
Con que vacunada contra este tipo de hombres ¿eh? Pues no lo parece. Y está claro que se acaba de fijar en ti. Lo has visto con tus propios ojos ¡Oh, cállate!” pensó.
La narrativa que usa la autora es la 3ª persona, enfocando la historia desde el punto de vista de ambos protagonistas. Marissa es una mujer a la que se le ha despertado el reloj biológico con la proximidad de su 30º cumpleaños, por más que ella se empeñe en mantener sus hormonas bajo control. De hecho, me resultó bastante divertido cuando se dirigía a ellas, normalmente para regañarlas. Por su parte, Rick, es el hombre perfecto: guapo, trabajador, rico, buena persona… Lo único en que falla es cierto trauma absurdo causado por un padre poco cariñoso. Esto será la única traba que habrá por su parte a la hora de ir por Marissa cuando se da cuenta que, lo que ella querría, sería una relación seria y profunda, y él no se ve capaz de dársela.

Por último, aunque sea un aspecto muy secundario, me ha gustado mucho la amistad virtual entre Marissa y las otras dos chicas. La gran mayoría sabemos lo que es tener este tipo de relaciones virtuales, a las que apreciamos tanto como a las que tenemos cerca, a pesar de la distancia. Me ha parecido un detalle natural y que le aporta un toque de realismo a la historia bastante favorecedor.

No hay mucho más que contar. Lectura ligera, entretenida, con sus puntillos amorosos y dulces además de los de humor. Si el final hubiese sido un poco menos empalagoso y hubiesen resuelto la tensión sexual entre ellos antes, que se hacen un poco pesados con sus reticencias a dar el paso, habría sido redonda para lo que este tipo de obras puede dar de sí. Pero vamos, me ha dado lo que quería, pasar un buen rato y ya con eso me vale.

5 comentarios:

  1. Nunca he leído uno de los libros de esta colección de Harlequin y no me llama ninguno de momento, pero no por lo que dices que se menosprecian sino porque ya tengo bastante en casa para leer XD

    Está bien eso de buscar una historia sencillita y encontrarla; a mí a veces ésas son las que más me gustan cuando caen en mis manos en el momento idóneo :) Aunque en tu caso, pena de ese final todo empalagoso, jajaja; lo mismo a mí, con lo moñas que soy, me habría gustado XD

    ¡Besitos guapa!

    ResponderEliminar
  2. Yo tengo varias novelas de Harlequín, la verdad, y no suelen disgustarme. Aunque hace un par de años ni se me hubiera pasado por la cabeza leerme una novela, mi tía me prestó un par de ellas suyas (de cuando ella era joven) y me encantaron (sobre todo porque estaban orientadas en edad media, siglo XVII o incluso más atrás y me encanta los libros basados en épocas así). Me aventuré con historias un poco más actuales como las de Harlequín más tarde, pero también me gustaron.
    Me encanta tu reseña, arigato!
    Un beso, guapa, nos leemos.
    Maya~MDA

    ResponderEliminar
  3. No te voy a comentar nada de la reseña porque no hay mucho que decir, y no voy a leerme el libro. Pero si quiero divagar un poquito. ¿Por qué no? XD

    Bueno, se podría decir que mis primeras novelas románticas (adultas) fueron precisamente novelas de Harlequin. Tenía una amiga que solía comprarlas y me las prestaba. También solíamos ir juntas al rastro los domingos para comprarlas muy baratas de segunda/tercera/cuarta mano y pude leer perfectamente unas 100(o más). Al final las terminé vendiendo hace ya bastantes años (y saqué un buen dinerillo por ellas la verdad, XD) y solo me quedé con una, que es la primera que leí (la tengo echa un asco, y mi lado pijotero grita cada vez que la ve. Pero además de ser de segunda mano, la presté y la leí un porrón de veces en su momento. Hace un par de años volví a cogerla y me horrorizó la cantidad de faltas de ortografía y la mala traducción que tiene). Pero vamos, que hay historias mejores que otras. Recuerdo con especial cariño 3 novelas.

    La primera iba de un ciego, un hombre atormentado que ha dejado de verle el sentido a la vida por culpa de su ceguera (que fue producto de un accidente). Vive solo con una hija pequeña. Un buen día va paseando con su perro cuando una loca al volante lo atropella (al perro, no a él!). Ella intenta salir del paso como mejor sabe hacerlo: utilizando su belleza para seducirlo y largarse antes de que la situación vaya a peor, hasta que se da cuenta de que el hombre al que intenta camelarse con su belleza es ciego. Luego lo típico, se siente culpable y lo visita para preocuparse por el perro. Lo siguiente que recuerdo es que la hija del prota quiere irse de campamento, pero no quiere que su padre se quede solo, así que le hace prometer a ella que se quedará con él durante el tiempo que esté solo. De resto ya te puedes hacer una idea, ¿verdad? XD. Me gustó mucho esta historia. No sé por qué, me gustan las historias de protagonistas ciegos (qué sádica soy!!).

    La segunda va de dos amigos que se conocen de toda la vida y un buen día hacen una apuesta (a ver quién consigue pareja antes, o algo así). Total, que poco a poco van dándose cuenta de que la mejor pareja para el otro está más cerca de lo que creían. Esta historia también me encantó (también tengo debilidad por historias amigos de toda la vida que terminan enamorándose! xD). Bueno vale, la apuesta no exactamente esa, pero mira, este es el libro al que me refiero: http://www.soycazadoradesombrasylibros.com/2011/10/una-apuesta-arriesgada-cathy-yardley.html

    Y la tercera historia (único libro de Harlequin que conservo, que es el que te comentaba más arriba) es lo más tópico que te puedas echar a la cara. Tenemos a la típica niña rica criada entre algodones por un lado; y por el otro tenemos a un hombre 10 años mayor que ella que siempre la ha protegido (aunque tiene un concepto un tanto "extraño" de proteger, ya que lo único que siempre ha hecho ha sido tratarla al trancazo y hacerla llorar o temblar de miedo). Hasta que ella cumple 18 años y entonces él le muestra cómo de intensos pueden llegar a ser sus sentimientos. Ella no tiene padres, así que su única familia, que es su abuelo, lo arregla todo para organizar una boda que beneficie a ambas familias, unificando los apellidos para que las empresas no pasen a manos extrañas. Claro que cuando ella se entera de la idea de su abuelo cree que a él solo le interesa su dinero y su apellido, nada más (su abuelo también se las trae, ya que le asegura que el chico conocía su idea desde el principio). Así que le tira el anillo de compromiso a la cara, se larga durante años y se convierte en una modelo famosa. Hasta que él vuelve a buscarla para informarla de la muerte de su abuelo y de la cláusula del testamento.

    En fin, estas son las tres historias que recuerdo de todas las que llegué a leer. Tal vez debería darle una oportunidad a alguna de las nuevas ahora que hemos evolucionado y se le da tanta importancia a internet y a las redes sociales.

    En fin, dejo de divagar ya :P

    Un besote bonita!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. OMG! 100?! O_________OU Estoy en shock XDDD

      La verdad es que la que comentas que fue tu primera no me termina de decir nada pero la del ciego y la de los amigos sí que pintan bien. A mí también me encantan las historias de amigos que acaban juntos =)

      Yo ahora estoy en duda de qué hacer con la novelita ¿me la quedo? ¿la intento vender? Me da penica por ser mi 1º Harlequin, como te pasó a ti... no sé, supongo que la acabaré largando, aunque de momento me la quedaré una temporada más =)

      PD: Me apunto el libro que has dicho abajo *suspiro* XD

      Eliminar
  4. PD: hablando de ciegos. ¿Me haces un favorcito? Apúntate a tu wishlist Tuya hasta el amanecer, de Teresa Medeiros. Aquí el prota también es ciego (novela romántica histórica) y es una PRECIOSIDAD. Se puede conseguir tanto en edición grande como en bolsillo :)(lo sé, soy mala! xD).

    ResponderEliminar

¿Y tú qué opinas? =D