viernes, 22 de julio de 2011

Barcelona, here I go again!

Si todo va según lo previsto, en estos momentos estoy volando rumbo a Barcelona de nuevo! Qué ganas de ver a ciertas personitas *___* Ya os contaré mis andanzas cuando vuelva, así que el blog lo pongo en hiatus hasta entonces. O lo que es lo mismo, salvo entrada puntual, no me vais a ver el pelo por aquí hasta el 2 de agosto como pronto, que es el día que vuelvo y no sé si tendré ganas de ponerme a escribir el rollo XD 

Y, bueno, es la 1:04 de la mañana según escribo esto, y como no se me ocurre nada más que deciros, ahí os lo dejo.

PD: Barcelona!!! Ya estoy llegando~~~~~!!! =D

jueves, 21 de julio de 2011

El juego de la noche, de Sherrilyn Kenyon

Como veis, estoy cumpliendo y espaciando las reseñas de los Cazadores Oscuros para no sobresaturaros. No quiero que me odiéis demasiado XDD Bueno, ya estamos en el 6º libro de la saga y parece que fue ayer cuando los empecé a leer y reseñar… aisss. Lo cierto es que éste lo he acabado releyendo casi por completo para hacer la reseña, porque de haberlos leído todos tan rápido y sin apenas tiempo de separación entre unos y otros, tenía cosas mezcladas. Además, como me pasó con El beso de la noche, me he dado cuenta de muchas cosas que en su momento no me parecieron relevantes, pero al tener la conjunto de los 14 libros en la cabeza, se aprecian y cobran importancia. Creo que le pegaré una relectura al 2º y al 3º para descubrir más cositas =3

Argumento: En las fiestas del Mardi Gras, hubo un día en que Talon tuvo que pedirle ayuda a Vane Kattalakis, un lobo katagario, para que protegiese a Sunshine durante el día. Mientras estuvo haciendo de perro guardián, pasó por el puesto de la artista una amiga de ésta, Bride McTierney, la mujer más apetecible que había visto nunca. Sin embargo, su deber le impidió ir tras ella dejando sola a Sunshine.

Por desgracia, hacer dicho favor al Cazador Oscuro le salió muy caro, pues los daimons atacaron su manada y mataron a su hermana Anya. El castigo que les impusieron a él y a su otro hermano, Fang, era una sentencia de muerte en mitad del pantano que iría rematada por unos daimons enviados por su propio padre para que los liquidasen. Vane consiguió librarse de ellos y salvar in extremis a su hermano, pero quedó en un estado comatoso del que no ha despertado en los meses posteriores al suceso.

Los osos katagarios del Santuario, el clan de los Peltier, les dieron cobijo, pero si su hermano no se recupera, Vane estaría solo en el mundo y tendría que luchar por su cuenta contra todos los que les persiguen. Es entonces cuando se reencuentra con Bride, a la que no pilla en su mejor momento: su novio de los últimos cinco años, el guapo presentador de televisión, Taylor Winthrop, la acaba de dejar a través de una carta porque necesita a su lado a una mujer acorde a lo que se espera de él… y claro, Bride tiene demasiadas curvas para mantenerla a su lado.

Cruzarse de nuevo con la mujer que tanto le atrajo es una alegría para Vane, pero lo hace justo cuando la manada liderada por su padre ha descubierto que no murieron en el pantano. Es el peor momento para meter a una humana normal y corriente en su peligroso mundo, claro que tampoco se ve capaz de dejarla sola cuando peor lo está pasando.

Si el libro anterior era clave para conocer a los apólitas, en éste nos presenta el mundo de los Katagarios y Arcadios. Al comienzo del libro narra la historia de cómo surgieron esas especies y por qué acabaron enfrentados entre sí en una lucha constante desde hace milenios. Por hacer una explicación breve, los Katagarios son seres cuya forma real es la animal (lobos, tigres, osos, dragones…) pero que pueden tomar forma humana cuando sus poderes mágicos se desarrollan en la pubertad. Con los arcadios es al revés, su forma real es la humana. En el caso de Vane, éste es un lobo katagario… con “sorpresa”.

Como todos los libros de la saga, éste también está muy bien: adictivo, emocionante, con sus puntazos divertidos y muy romántico sin olvidarse de las dosis de buen sexo. Eso sí, debo reconocer que en este caso, me ha parecido un poco más flojo que otros de la saga. Hay varios motivos, y si bien uno solo no es suficiente para que el libro desagrade, el conjunto de ellos le resta algunos puntos.

Por un lado, a Vane le falta algo de chispa en comparación con los anteriores protagonistas. Es un personaje muy amable, cariñoso y detallista que, a pesar de no haber tenido una vida fácil, contaba con sus hermanos para apoyarlo. Es un encanto, es… perfecto, sin duda, y un personaje que cualquiera desearía encontrarse en la vida real, pero no sé muy bien por qué, el carisma que tenía cuando se le conoce en el libro El abrazo de la noche lo pierde siempre que está con Bride. Cuando interacciona con otros personajes lo recupera en parte, pero con ella se vuelve un tanto ñoño XDDD.

En cuanto a Bride, gran punto para Kenyon por atreverse a usar protagonistas que no son modelos de pasarela. Sin embargo, no es una mujer que me haya resultado de un interés destacable. Con todo lo que hace Vane por ella, se pasa demasiado tiempo pensando en Taylor esto, Taylor lo otro. Que, bueno, es realista en ese sentido pues acaba de dejar una relación de 5 años y justo en ese momento aparece su particular caballero de brillante pelaje armadura. No se lo cree, alguna trampa debe haber detrás. Pero eso no quita que, para mi forma de entender, tarde demasiado en abrir los ojos. Por otro lado está muy bien planteado que reaccione de la manera en que lo hace cuando descubre el mundo fantástico que rodea a Vane. Sin embargo, exagera cuando se cree que le podría hacer daño, que es un psicópata. Por dios, en ese caso ya llevarías días muerta… *suspiro*. Aparte de eso es una mujer buena, simpática y de gran corazón, pero diría que sólo destaca hacia el final en un momento concreto, el resto del tiempo no hace gran cosa destacable.

El libro se salva bastante gracias a la aportación de los secundarios. Por un lado, Fury, otro lobo katagario cuyas intenciones no están demasiado claras pero que será muy importante en el desarrollo, además de mostrarse como un personaje muy interesante. También reaparecen Tabitha como muy buena amiga de Bride, Kirian y Amanda dando estos tres algunos de los momentos más divertidos del libro, y Valerio, el estirado Cazador Oscuro de origen romano junto a su cachondo escudero, Otto. Y, como no podía ser de otro modo, el adorado Aquerón y su querida Simi. Todos estos, junto a las pequeñas apariciones de los katagarios del Santuario (Wren, Aimée, Dev…), son claves para el libro. Sinceramente, si no fuese por ellos y algunos EPIC MOMENT como aquel en que un Vane sin idea del cortejo humano pide consejo a los menos indicados, o ese otro hacia el final con el baile de La Macarena (MUY EPIC, MUCHO, pagaría lo que fuese por verlos en acción real), el libro habría sido un pelín soso.

No voy a mentir, a pesar de los peros que sí existen en este libro a diferencia de los demás, la historia me ha gustado mucho. Bride está pensada para que muchas lectoras se identifiquen con ella, tanto por físico como por las reacciones que tiene. Vane es un amor y se le perdona la pérdida de carisma y que acabe siendo un pelín ñoño de más XD. La trama adictiva y los secundarios contrarrestan los puntillos negativos y, al final, es otro libro de la saga muy interesante, aunque sin duda, no el que más. Al menos, a título personal. El siguiente… bueno, el siguiente son palabras mayores… =3

Siguiente libro: Disfruta de la noche

martes, 19 de julio de 2011

Kuragehime

Ya había dicho que quería recuperar secciones, y aunque esto no deja de ser una reseña... es de un ¡ANIME! OMG! Si todavía existen los animes XDDD La verdad es que hacía tiempo, y mucho, que no veía uno (lo último fue la revisión de Marmalade Boy). Me apetecía recuperar la costumbre y por Twitter, Javi me recomendó éste, así que va por ti =3

La serie ya la había visto reseñada en varios blogs y todos la ponían bastante bien, pero lo cierto es que a priori no me decía nada ya que, por el argumento y la imagen principal de la misma, la que pongo acompañando el argumento, me parecía uno de esos animes absurdos, sin historia por detrás que sustentase tanta locura. Y no, tiene bastante trama y me ha acabado gustando mucho.

Argumento: Tsukimi Kurashita se mudó a Amamizu-kan, una residencia donde sólo viven otakus. Allí, las chicas/mujeres pueden dar rienda suelta a sus particulares frikismos: Tsukimi tiene pasión por las medusas, Chieko, hija de la propietaria y actual encargada, adora las muñecas tradicionales japonesas y los kimonos, Mayaya siente pasión por la historia china "Los tres reinos" y sus personajes, Banba (la afro) se queda con todo lo relacionado a los trenes y, por último, a Jiji lo que le gustan son los hombres maduritos tirando a viejos.

Un día que Tsukimi sale a comprar por la noche, se da cuenta que en la tienda de animales, su querida medusa "Kurara" morirá en breve porque le han puesto en el mismo tanque otra especie con la que no es compatible. Cuando se arma de valor para explicárselo al chico que atiende, éste se asusta de su comportamiento otaku extremo y la echa a patadas sin entender ni jota de lo que le decía. En ese momento aparece una chica preciosa que la ayuda y le compra su "Kurara". De vuelta a la residencia, tras poner a la medusa a salvo, la chica se queda dormida en su cuarto.

Cuando se despiertan a la mañana siguiente, Tsukimi descubre que esa preciosa chica... en realidad es un ¡chico! Lo último que puede entrar en la residencia. Kuranosuke Koibuchi ha llegado para poner patas arriba la vida de todas las que viven en esa residencia, especialmente la de Tsukimi.

Lo cierto es que estuve MUY tentada de dejar la serie antes de terminar el primer capítulo porque las chicas me parecieron estúpidas a más no poder, especialmente la tal Mayaya, a quien no he conseguido tragar ni al final. El momento que me mató, como la gota que colmaba el vaso, y por el que me tuve que armar de valor para conseguir acabar el capítulo, fue cuando Tsukimi se ve a sí misma como Heidi y a Kurara (la medusa del avatar) como Clara levantándose de la silla de ruedas cuando se plantea ir a salvarla. Respiré hondo y continué viendo el capítulo. Por suerte enseguida aparece Kuranosuke y ya la serie gana enteros desde ese momento.

La serie usa la exageración y el humor absurdo para retratar a un conjunto de personajes muy particulares. Y pensar que el más normal es el travesti de Kuranosuke... claro que él tiene muy definidos los motivos por los que se viste de chica y los explica durante el 3º capítulo. La verdad es que no habría serie sin él y su carisma arrollador.

En cuanto a la protagonista es el clásico personaje femenino que se considera fea pero sólo debe quitarse las gafas y mimarse un poquito para ser una belleza. Su obsesión por las medusas surgió cuando su madre la llevó a un acuario y siempre lo ha tenido muy presente en su vida, de hecho, ese flashback aparece varias veces. En realidad, tanto Tsukimi como el resto de las chicas lo único que les falta es un poco de confianza en ellas mismas.


Transformación de Tsukimi: Antes y Después, by Kuranosuke

Si la trama se hubiese quedado en los disparates varios que hacen estos personajes, no habría acabado de ver la serie, buena parte de las coñas de la serie... digamos que no tienen un humor que me haga demasiada gracia. Por suerte no es así, una posible demolición de la residencia para construir un gran hotel, la historia familiar de Kuranosuke y una Tsukimi que despierta al amor (y no por parte del chico travesti... ¿o sí? Os dejo la intriga *jejeje*) han sido los elementos que realmente me han encandilado de la serie. Y, al final, también le he cogido un poco el punto a las coñas. Un poco. XDD

Y de secundarios me han gustado mucho los externos a la residencia. De todas las otakus, aparte de Tsukimi, Chieko es la única que aguanto, el resto me matan. No les veo la gracia y les daría la patada a todas. Mayaya directamente no tendría que haber existido. En cambio, la zorra de Shouko, la encargada de llevar a cabo la realización del hotel, empieza siendo inaguantable, pero al final me encantó su carisma y lo metida que está en el papel. Otro que me encantó es el chofer, un otaku de los Mercedes Benz XDDD No sé por qué, sus puntos cómicos fueron de los que realmente me hicieron gracia en la serie =3 Por último, Shu, el hermano de Kuranosuke me empezó gustando y acabó... "PFFFF". Me chafó lo panoli que acaba siendo, la falta de carisma total que tiene.

Eso sí, la serie es muy cortita, sólo 11 capítulos que hace de introducción a la historia. Un poco lo mismo que pasó con Hakushaku to Yousei. El anime se basa en el manga josei homónimo de Akiko Higashimura y tiene 7 tomos estando todavía abierta. Por tanto, como podéis suponer, el final es inventado. La animación me ha parecido muy buena y cuidada, con algunos detalles realmente preciosos, si hasta las medusas salen bellísimas. Es una serie colorida y el diseño de personajes es fantástico. En cuanto a la BSO, lo mejor es su opening, simpático en cuanto a música y un punto por todas las referencias a películas que tiene XD

Kuragehime me ha encantado a pesar de las cosillas que he comentado. Está realmente bien, muchos se reirán con los puntos cómicos (aunque a mí no me hayan hecho mucha gracia XD) pero, personalmente, es en realidad el trasfondo más serio lo que adoro de esta serie. Me sumo a la gente que la recomienda, es perfecto para una de estas tardes de verano aburridas XD

domingo, 17 de julio de 2011

El Gran Lord, de Trudi Canavan

Empiezo a escribir estas líneas nada más cerrar la tapa de El Gran Lord. Era el último libro de la trilogía Crónicas del Mago Negro y me ha encantado, así, lo digo desde ya. No he podido despegarme de la lectura en estos dos días que he echado en devorarlo, hasta acabar con dolor de cabeza y todo, claro que leer en la cama con las piernas por los aires contra la pared, supongo que ayudó a producir ese efecto. Creo que con este libro he leído en todas las posiciones posibles… Cosas mías, perdón XDDD

La reseña no va a tener spoilers, sólo la valoración del libro y del conjunto de la trilogía, así que podéis leer tranquilamente =)

Argumento: Se suceden los asesinatos en Imardin que no parecen presagiar otra cosa que un terrible peligro. Pero, dicha amenaza ¿está dentro o fuera de los muros de El Gremio? Sonea, la joven aprendiz de origen humilde se ha visto inmersa en el conflicto y sus decisiones tendrán un papel más crucial de lo que ella misma o cualquiera a su alrededor pueda pensar.

Por su parte, Dannyl recibe un encargo de localizar y detener unos nobles rebeldes que buscan hacer uso de la magia fuera de las leyes del Gremio. El problema es que para ello, puede que tenga que ofrecerles algo con lo que podrían chantajearlo y así ganar su confianza. Ese algo pondrá en duda su honor y aquello que más valora junto a su magia.

Este libro que pone fin a la trilogía es increíble. No puedo decir más (me va a salir una reseña corta, por lo que veo XD). El ritmo más lento que tenían los anteriores desaparece. A medida que el peligro aumenta de importancia y se va conociendo más información del misterioso Gran Lord, la velocidad de los acontecimientos aumenta. La historia ata todos los cabos que se habían abierto, no sólo en este libro, sino en los dos anteriores, y todas las preguntas tienen respuestas. Todas las 600 páginas que lo forman son un magnífico y bien pensado desenlace de una historia que comenzó con una joven tirando una piedra.

Había dicho del anterior (La aprendiz) que Cery desaparecía, y eso me dio mucho coraje porque era un personaje que adoré durante El gremio de los magos. Aquí no sólo reaparece, sino que cobra de nuevo mucha importancia. Eso sí, no es lo que yo quería exactamente. Y, relacionado con su papel en la trama amorosa, debo decir que ésta me ha descolocado por completo. Una, que está más acostumbrada a la Romántica, me ha despistado totalmente las vueltas que ha dado en cada libro, incluido éste. Por un lado me ha gustado ya que no iba a lo normal y típico, pero por otro… en fin, una que es cabezota y si se empeña en algo, ahí que sigue. Además, como tiene un tratamiento tan leve en este apartado, resulta difícil llegar a comprender los sentimientos de los personajes. El desenlace de este aspecto es lo que menos me ha convencido del final del libro, pues me ha parecido una solución que ya he visto en varias historias y es como dar, una de cal y una de arena.

Y de los personajes… todos fantásticos, de lo mejor de la trilogía. Sonea, la protagonista, de ideas firmes, cabezota y grandes valores. Tiene una maduración muy buena a lo largo de estos tres libros: de una muchacha con miedo a una mujer decidida a hacer lo que tenga que hacer a pesar de las consecuencias que ello pueda acarrearle. El otro protagonista es Akkarin, el Gran Lord, el misterioso y enigmático líder de los magos que tanto oculta. Es por fin en esta historia cuando se conocen todos sus secretos y no defrauda en lo más mínimo las expectativas que se tenían.

Los secundarios tampoco se quedan atrás. De entre ellos, siguen destacando Rothen, el sabio y buen tutor de Sonea, Lorlen, el administrador del gremio, pobre desgraciado que debe aguantar buena parte de los marrones que se cuecen en la historia, o Dannyl, ese mago que tanto interés me despertó desde el comienzo. Me habría gustado que su historia tuviese algo más de peso durante el libro, pero queda en un segundo plano más discreto. Al menos no se ha olvidado de él y ha dejado claro por dónde iría su desenlace. Todos ellos, y unos cuantos más antiguos o nuevos que se les unen,  forman un elenco la mar de interesante y atractivo para acompañar a los protagonistas.

No tengo mucho más que añadir. El Gran Lord es un magnífico cierre de una historia que, a pesar de tener un comienzo lento, ha ido ganando rapidez y dinamismo poco a poco. La mayor pega que le pongo es no haber sabido explotar bien las tramas románticas que se dan a lo largo de la trilogía, y culpa de eso creo que la tiene el tener que ir catalogado dentro de un “género”, no vaya a ser que los lectores de este tipo de historias se escandalicen con según qué cosas ¬¬U Vale, no me puedo callar más: [SPOILER] me mató que no fuese capaz de relatar un mísero beso entre Dannyl y Tayend, lo más que hacen es darse un abrazo, o que relatase con un poco más de pasión los momentos entre Sonea y Akkarin, su enamoramientome parece excesivamente rápido [FIN de SPOILER]. Ya me he quedado a gusto XD. Pese a ello, he acabado encantada con la lectura gracias a los fantásticos personajes y misterios que dan forma a estos tres libros.

Pero la cosa no acaba aquí, porque ya se sabe que cuando algo funciona, se estira cual chicle. Habrá que ver si para bien o para mal. Por un lado, hay una precuela (libro único) de la historia que se llama The magician’s aprrentice. Cuenta la historia de la lejana guerra, cientos de años antes de los sucesos de esta trilogía, entre Kyralia y Sachaka, vista desde los ojos de Tessia, una joven maga de un pequeño pueblo. Por otro lado, hay una secuela directa que ocurre 20 años después del final de El Gran Lord. Se trata de otra trilogía llamada The Traitor Spy Trilogy y cuenta con los siguientes títulos: The Ambassador's Mission (Mayo 2010), The Rogue (Mayo 2011) y The Traitor Queen (2012). Supongo que si llegan a salir aquí, les daré una oportunidad, aunque espero que no empañen la magnífica trilogía que tan bien había quedado atada.

viernes, 15 de julio de 2011

Wish list: Good Morning Call

Hace bastante tiempo que no hago una entrada de Wish list, así que, como dije que quería recuperar secciones he pensado que podría empezar por ésta. Lo cierto es que el panorama actual es tan deprimente que por eso me he cortado bastante en hacerlas, a fin de cuentas, la cosa está bastante jodida. No es plan de pedir por pedir cuando ni siquiera puedo con todo lo que ahora mismo tengo abierto... y lo que quiero en un futuro. Por eso mismo he elegido Good Morning Call a modo de reivindicación y para que no caiga en el olvido absoluto, pues no hace demasiados años tuvo bastante fama y tenía altas posibilidades de salir. Por desgracia, nos hemos quedado con las ganas y creo que así vamos a seguir los que la queríamos. 

Nombre: Good Morning Call
Autora: Yue Takasuka
Tomos: 11
Año: 1998-2002
Revista: Ribon
Editorial: Shueisha

Argumento: Los padres de Nao Yoshikawa han accedido a que ésta viva sola porque ellos se han tenido que mudar al campo para encargarse de la granja familiar. Ante su negativa a perder sus amistades no les queda otra que aceptar la petición de su hija. Han tenido suerte y han dado con un piso bastante amplio a muy buen precio. El día que los de la mudanza le llevan sus cosas, aparece en su puerta un chico muy atractivo que le suena de algo. Éste la echa argumentando que ése es SU piso. Pero no ha habido ningún error, los de la inmobiliaria les han alquilado el piso a los dos, sumando entre lo que pagan ambos el importe que pide la propietaria. 

Es entonces cuando Nao cae en quién es el chico: Hisashi Uehara, uno de los más populares de su instituto. Dado que ambos "se conocen", la propietaria les sugiere que compartan el piso. Nao no quiere acabar en el campo, y como no va a encontrar otro piso a ese precio acaba convenciendo a Hisashi de que sigan ese consejo, a fin de cuentas, él tampoco parece que pueda pedir más dinero a sus familiares.

La convivencia no es lo que Nao se imaginaba: Hisashi no es el chico agradable que a primera vista parece, come como una lima y se enfada muchísimo si ella se atreve a zamparse uno de sus dulces. Pero en el fondo... puede que no sea tan mal chico.

Lo que me gusta: Este shojo lo conozco desde hace años y siempre he estado esperando su licencia, pero todavía seguimos sin tener esa suerte. La serie es una monada, dulce, sencilla y, sobre todo, la describiría como agradable. No hay malos rollos, tampoco hay personajes especialmente odiosos. Ligerita y amena. En comparativa me recuerda un poco a Platonic Venus. Tiene muchos puntos de humor, no existen grandes dramas o traumas personales y no es empalagosa, por lo que es bastante recomendable para la mayoría de lectores. 

Los personajes son adorables, sobre todo la ingenua Nao, a la que le sale una florecita en la cabeza cada vez que está feliz. Y es que ella es un personaje feliz por naturaleza. Hisashi es un encanto aunque tenga sus puntos de rabieta de niño cuando se queda sin postre, pero sobre todo es sensato, trabajador y sencillo. El elenco de secundarios tiene también su personalidad definida y aportan mucho a la trama, aunque en general no se llegue a profundizar demasaido en ellos.

Quizás de lo que más peque la serie es de irreal, pues no me creo que no hagan nada viviendo juntos (una vez empiezan a salir, claro). Por favor, si creo que a lo largo de los 11 tomos no se dan más de 5 besos... y tiro por lo alto XD. Ya, claro, y yo voy y me lo creo... En fin, exigencias del guión, a fin de cuentas se publicó en la Ribon.

Posibilidades de que sea licenciada: Hace unos años, altas, pero tengo la sensación de que cuanto más tiempo pasa, menos probabilidades hay de verla. A fin de cuentas ya se la puede considerar como antigua dado que no tiene el estilo de la Ribon actual, herencia de Arina Tanemura, mucho más recargado que el original de Wataru Yoshizumi a la que ésta se parece más por ser de un dibujo más sencillo. Aún así no creo que fuese una serie que funcionase mal, lo de dicha revista creo que mal no ha vendido. Si la metiese en alguna editorial optaría por Panini, pero con su cambio de política tirando hacia el shonen en los últimos tiempos... En fin...

Otro idioma: En ninguno que yo haya encontrado (inglés, italiano, franchute o alemán) =___=. Si me he equivocado por favor, decídmelo =)

En la red: Completa en MWFansub (fue una de las series míticas del mismo ^___^)

Como curiosidad, la serie tiene una continuación abierta todavía que la autora empezó en 2007 llamada Good Morning Kiss. La historia se situa unos años después del final de ésta, con los protagonistas en la universidad. Se publica en la Cookie y tiene un caracter más cercano al josei pero sin perder la esencia. Lástima que los scans no hayan sacado más de un par de capítulos y que, si no sale la serie original, mucho menos veremos la secuela.
Por eso había dejado de hacer estas entradas! Porque me deprimían!!! T__T

miércoles, 13 de julio de 2011

El beso de la noche, de Sherrilyn Kenyon

Volvemos con nuestros babeables Cazadores Oscuros! ¿Los echabais de menos? Pues leeros los libros, y no las reseñas, leñe. A ver, si tanta gente está de acuerdo en que es una saga genial ¿a qué esperáis los que estáis dudosos? Hale, venga, seguro que sabéis por dónde se llega a la librería más cercana XD 

Ejem, perdón… Creo que a veces, y solo a veces, divago demasiado. Bueno, llega el turno del 5º libro de los Cazadores Oscuros. No me enrollo más, vamos a la reseña =)

Argumento: Cassandra Peters es medio apólita, puede salir a la luz del sol y no necesita sangre con la misma frecuencia que el resto de su especie. Irónicamente, es la heredera desaparecida de éstos, la última con sangre de Apolo. Se dice que si muere, los librarían a todos de la maldición, por eso lleva toda la vida huyendo de la persecución de los daimons. Pero en realidad eso no es cierto. Su muerte es lo peor que les podría pasar a cualquier especie que habitase el mundo: humanos, apólitas, daimons, cazadores oscuros…

Cuando Apolo lanzó la maldición a los apólitas, fue tan lumbreras (lo siento, tengo que decirlo así XD) que condenó a su propio hijo y su descendencia al mismo tiempo que se condenaba a sí mismo. Si dicha descendencia moría y no quedaba nadie con su sangre, su fin llegaría, y con él, la Tierra. En la actualidad sólo queda una apólita con sangre del Dios en las venas: Cassandra.

Ya sea porque unos daimons se la carguen esa noche, o por muerte natural, lo cierto es que no le queda mucho tiempo de vida. Está a 8 meses de su 27º cumpleaños, la fecha en que la maldición sobre los apólitas les lleva a morir. Sin embargo, no piensa dejarse matar ni un solo día antes de esa fecha, así que les planta cara con su amiga y guardaespaldas, Katra.

Las cosas no van por muy buen camino pero, para su suerte, aparece un Cazador Oscuro que acaba librándose de los daimons. Wulf Tryggvason, de origen vikingo, tiene su propia maldición: todo humano que no lleve su sangre en las venas le olvidará a los cinco minutos de haber estado con él. La atracción entre ellos es inmediata y lo que no saben es que se van a reencontrar de nuevo, en el plano de los sueños, donde sí se animarán a hacer aquello que quisieron desde que se vieron por primera vez. Y eso, tendrá mucha más importancia de lo que se pueden imaginar.

Ya me habíais dicho algunas que éste era de los más flojos, pero a mí no me lo ha parecido, la verdad. Quizás el tiempo que hay entre que Wulf descubre que ella es apólita y malinterpreta sus intenciones y el momento en que se llevan la sorpresa de su vida es un tanto peor que el resto de páginas. Sin embargo, desde “LA” noticia, me encandiló.

El libro comienza con un prólogo que, en vez de la historia de Wulf, esta vez, relata el origen de los apólitas, su relación con los atlantes y la metedura de pata brutal de Apolo. Lo cierto es que este volumen viene muy bien para conocerlos y entenderlos, así como a los daimons. Hace reflexionar y pensar en quiénes son realmente los malos. Que no todos deben ir en el mismo saco, existen los matices, las cosas no son blancas o negras. Ahí reside la gracia de esta historia mucho más allá de la trama romántica y de los personajes en sí.

Por otro lado, aquí el mayor drama viene de mano de la chica. La historia de Wulf no es que sea una alegría, pero comparada con sus antecesores (Julian, Kirian, Talon o Zarek) no es ni la mitad de trágica. En realidad, su mayor sufrimiento llegó con la inmortalidad de Cazador Oscuro ya que ve morir cada pocos años a sus descendientes. Actualmente el único que queda es Chris, un chico clavado a su hermano, y la última persona que podrá recordarlo a menos que se digne a tener descendencia. El chico es un payaso encantador y las pullas que se sueltan son lo más divertido de este libro.

Es Cassandra la que realmente lo ha pasado peor en esta historia: perdió a su madre y sus hermanas muy joven, sólo le queda su padre y, ella misma, está muy cerca de su final. En ocho meses llegará el día de su sentencia de muerte. Por eso mismo siempre ha sido una mujer muy vivaz, con una energía inmensa capaz de enfrentarse a lo que sea, daimons que la persiguen incluidos. Asimismo, se ha negado a tener relaciones que la hicieran dejar a gente destrozada una vez se fuese. A pesar de todo, no es de piedra, tiene momentos en los que su horrible realidad la sobrepasa y explota. Es una mujer muy fuerte y, aunque no llega a estar en mi TOP 3, no se queda muy lejos.

La historia entre los dos, si bien empieza rápido y sin tapujos me estaba dejando un tanto fría. Pero es a partir de cierta revelación cuando fueron a más y me llegaron a encandilar. Wulf pasa de ser el protagonista que menos me estaba gustando (ese origen de bárbaro y las reminiscencias que le quedan no es que le sumasen muchos puntos al carácter) a ganar enteros y llegar a ser un auténtico amor. Cómo se enamora de Cassandra, rompiendo uno a uno sus prejuicios y haciendo cosas que ni se imaginaba por ella, aún sabiendo que el tiempo con ella va a ser muy corto, uffff. Ciertamente, tiene momentos verdaderamente preciosos que consiguieron que amenazase con soltar auténticos lagrimones. Éste es el libro con mayor aire de tragedia de la saga, al menos así de primeras, porque es muy difícil pensar que pueda darse un final feliz ya que nunca hubo esperanza para ellos.

Al margen de los protagonistas, este libro es bastante importante en la saga pues aparecen personajes que después serán relevantes. Por un lado, Katra, la guardaespaldas de Cassandra no es ni mucho menos lo que aparenta. Curiosamente, es tras haber leído el 12º libro cuando se entienden muchas de las cosas que aquí ocurren. ¿Por qué desaparece en algunos momentos? Al haberle pegado una relectura rápida para hacer la reseña, lo comprendí del todo. Tenerlo todo tan bien pensado demuestra mucha maestría por parte de Kenyon.

Otros personajes que más adelante aparecerán son Stryker o Urian, dos de los daimons más poderosos. El primero será el que más importancia tendrá e intentará por todos los medios poner las cosas difíciles para los CO. Al menos, cuando aparece permite pensar que hay un malo concreto al que derrotar, más allá de Desiderio (Placeres de la noche). Y sobre Urian… bueno, si dijese algo de él entraría en spoiler. Me limitaré a señalar que sorprende… mucho.

Algo curioso de este libro es que se desarrolla en paralelo a los dos anteriores. La misma noche que Wulf conoce a Cassandra es en la que Talon conoce a Sunshine, y para cuando llega el final de la historia, ya se ha producido el final de la historia de Zarek. Esto puede ser un tanto spoiler (leer bajo vuestra responsabilidad, aunque no digo nada del otro mundo), pero una de mis partes favoritas es cuando se juntan TODOS a repartir hostias ¡Hasta Julian! ¡Y Ash! Y las risas que me eché cuando acabó la batalla y llama Amanda a ver qué tal había ido “la caza” XDDDDDDDD FAN, así como FAN de la respuesta de Zarek al lumbreras que tuvo la idea de la excusa… FAN. También FAN de la aparición breve pero divertidísima de Simi. En serio, geniales, creo que sólo por eso el libro gana puntos.

Bueno, creo que ya he dicho todo lo que quería decir de este libro. Tal vez porque bajé un poco las expectativas por los comentarios, pero lo cierto es que me encantó, incluso ha sumado puntos con la relectura por encima tras haber leído los 14 que tengo. La forma en que Kenyon va enlazando las historias es magnífica, por eso los libros se deben leer en orden o se pierden cosas importantes como algunas de las que pasan aquí.

Quitando una parte más o medio intermedia, este libro me ha gustado tanto como los anteriores. La historia es preciosa y aunque parezca más de lo mismo, al menos en este caso, no lo es, por conocer a los apólitas y porque la propia relación entre ellos tiene algo que la hace especial y diferente. ¿Por qué os parecía éste más flojo? (lo pregunto a quienes me lo comentasteis) .__.u

Siguiente libro: El juego de la noche

martes, 12 de julio de 2011

Y ya van dos

Pues eso, que ya van dos... añitos que tiene el blog. Se nota que en verano nos aburrimos mucho, porque en estos días estoy viendo muchos aniversarios más. Es más, si no llega a ser por eso no me habría acordado del cumple de mi propio blog XDDD

Como estoy muy perruna, no traigo nada de especial. Únicamente hago la entrada de rigor para daros las gracias a los que me comentais y leeis las reseñas y demás disparates que suelto por aquí. De verdad, muchas, muchas gracias =D

Mi plan sigue siendo el mismo, no voy a cambiarlo de un día para otro. Seguiré colgando reseñas e intentaré recuperar algunas secciones olvidadas, poco más. Lo sé, me falta originalidad últimamente. Pero ¡eh! Que al final me decidí a cambiar el look del blog, ya es algo ¿no? XDDD

Bueno, que no me enrollo más. Gracias por estar ahí. Espero que sigáis entreteniéndoos con mis reseñas (cada vez más kilométricas XDDD) y con las otras entradas que voy colando en medio de vez en cuando. Nos seguimos leyendo! ^___^ 

¡Muchísimas gracias!

sábado, 9 de julio de 2011

Ángeles y Vampiros, de Dorianne

Me salgo un poco de la tónica para hacer una reseña literaria diferente. Primero: es diferente porque NO es de los Cazadores Oscuros, así varío un poco (aunque la próxima no creo que tarde mucho en caer) XD. Segundo: es diferente porque se trata de una historia homoerótica (relaciones entre personajes del mismo sexo, en este caso, hombres), y es la primera que leo del género (aunque en formato manga, ya he probado algunos yaoi, pero no demasiados). Y tercero: es diferente porque es la primera reseña de una novela autopublicada que hago.

A Dorianne no sólo tengo el placer de haberla conocido en persona (y deseando que podamos volver a coincidir! ^__^), sino que también disfruto mucho de sus obras. Hasta ahora, había probado su lado de “mangaka” con No te escondas, Susurro de besos (comic, la novela la tengo esperando para que le toque el turno de leerla) y La flor del mal. En el apartado gráfico aún le falta pulirse, cosa que poco a poco va haciendo, mejorando a pasos agigantados, pero en historia me encantan sus personajes sufridores y desgarrados por una trama a menudo cruel. Y así, como me suele pasar cuando voy a empezar a leer algo nuevo, mi mano acabó cogiendo este libro de la estantería sin un motivo concreto. Le había llegado el turno, simplemente XD.

Argumento: Albert Aumont es un vampiro de origen francés que ya lleva siglos dando vueltas por el mundo. Una noche lluviosa, tras haberse alimentado de un viejo cura, acaba en una pequeña iglesia con la intención de restregarle a Dios lo que ha hecho.Es entonces cuando encuentra a Davide Ferreri, un joven sacerdote que se le acerca para preguntarle si se encontraba bien dado su aspecto pálido. Desde ese momento, ambos se sienten atraídos por el otro, pero al mismo tiempo, el odio se impone entre ellos. 

Esa mezcla de deseo y antipatía explota cuando Albert se da cuenta que Davide está muy enfermo y a punto de morir. Si no quiere perder al hombre del que se ha enamorado, lo tendrá que convertir en vampiro, aunque con ello, éste le odie por toda la eternidad.

El argumento me ha salido más breve de lo que quería, pero no me puedo enrollar más porque ya sería quitaros la emoción de descubrir todo lo que pasa. Evidentemente, Davide no muere porque Albert le convierte, pero eso es tan sólo el principio de la historia.

El libro está estructurado en tres partes, pero yo las considero realmente como dos, llamémosles, arcos argumentales, pues entre la 2º y la 3º parte hay un lapso de años pero la trama es la misma. Casi se podría decir que hay dos libros independientes, por lo que los voy a reseñar así =)

El primer arco argumental diría que es más intimista, está centrado en conocer a los personajes y ver cómo desarrollan esa relación de amor-odio tan bestia que les une. Debo decir que, en un principio, no me estaba resultando muy alentadora la novela. Para empezar, por el enamoramiento tan brusco que tienen. Creo que le habría venido bien un poco más de calma en ese sentido, claro que eso pasa en muchas más historias; no es lo que más me molestó. Lo otro que me chocó, y que no me estaba gustando, fue ese ambiente aprensivo, esa violencia y ese odio que rezumaban los dos a pesar de sus sentimientos de atracción por el otro. La verdad es que me costó digerir las primeras páginas con algunos arranques de locura que les dieron a ambos (esa parte del piano por parte de Albert). Cuando se avanza, más adelante, se ve que es necesario para la evolución de ambos y de su relación, pero en un principio… Por suerte, dejan atrás esa parte y es a partir de entonces cuando la novela va sobre ruedas. Es, viéndolo en perspectiva, cuando los primeros capítulos tienen más valor.

De ese primer arco, lo que más me gustó sin duda fue el pasado de Albert. Me emocionó muchísimo su historia y explicaba buena parte de las acciones y su forma de ser, tanto del comienzo como del resto de la novela. Como Davide era un humano, no tenía una “gran” historia detrás, y aún así, hubo pasajes que también me tocaron la fibra sensible. Aparte de eso, la evolución de su relación, desde ese brusco comienzo, me pareció muy bien llevada. Así, la novela podría haber acabado, pero en cambio le queda otro arco muy intenso a continuación.

El segundo arco diría que es más activo en el sentido de que la trama no se basa únicamente en la pareja protagonista. Los secundarios cobran más relevancia y, unos ayudan, mientras que otros les ponen palos en las ruedas por sus propios motivos egoístas. La historia avanza por la reaparición en la vida de Albert de fantasmas de su pasado que creía no volver a ver, y que buscan principalmente, hacerle la vida imposible. Además, se dan experimentos para que los vampiros vuelvan a ser humanos, o giros más… políticos en la trama que le dan otra dimensión a la historia. No puedo contar más, lo siento XD. Ambas partes me han gustado mucho, pero diría que ésta es más adictiva y dinámica y es la que he leído más del tirón.

Los grandes pilares de esta novela son sus personajes. Todos tienen mucha fuerza y personalidad, desde los protagonistas a los secundarios.

Albert… Qué mejor que las palabras de la autora para describirle: “Su personalidad es bastante cambiante. Puede ser cínico, cabrón, molesto, caprichoso e insoportable. Pero en el fondo es inseguro, romántico y buena persona.” De todo eso, me quedaría con el adjetivo de inseguro para definirlo. Arrastra muchos traumas y no es capaz de confiar por completo en nadie ni de creerse que le puedan querer, y eso lo convirtió en alguien retorcido y hasta cruel, porque es así como le enseñaron a ser. Sin embargo, otra mirada más profunda y el esperar a conocer su pasado dejan ver que tiene un corazón inmenso. De la pareja protagonista, sin duda me quedo con él.

Por su parte, Davide es desde el comienzo, un hombre muy bueno, con una gran altura moral y, por eso mismo, convertirse en vampiro, lo que le lleva a tener que matar para sobrevivir, o sentirse atraído por otro hombre, son cosas que le descolocan por completo. Aún así, siempre mantiene su integridad y acaba siendo el más fuerte de los dos. Su mayor defecto son los celos, capaces de convertirlo en otra persona. Como los dos tiene personalidades muy fuertes, cuando chocan se produce una gran tormenta que puede acabar teniendo consecuencias catastróficas.

Hay bastantes secundarios que, por desgracia, no puedo tratar en profundidad. Los principales serían Iride, una mujer inmortal y su asistente humano, Lance, que forman su propia y preciosa historia, a la que ojalá le hubiese dedicado unas pocas páginas más (me encantaría un spin-off de ellos! Ella, junto a Albert, es mi personaje favorito). Le sigue Erin, el Rey de los vampiros y amigo desde hace siglos de Albert e Iride. Éste desea conservar a su amigo al lado, y por eso le pondrá las cosas difíciles, aunque de por sí, tenga su propia historia de amor maldito. Se queda un poco en el aire y habría sido interesante conocerle más a fondo. Janín, una vampira que no sabe amar sin hacer daño y cuyo mayor deseo es volver a ser humana, será la que aporte a la trama mucha salsa con su retorcido carácter. Me dejo en el tintero a más personajes interesantes, pero es que la reseña se está alargando demasiado XD

De la novela querría comentar un poco la cuidada edición que tiene. Aunque es de tapa blanda, la calidad es muy buena. Tiene unas 350 páginas pero de gran densidad de texto. Los márgenes son mínimos, al igual que el interlineado y los espacios, por lo que reconozco que he tardado en leerla más de lo creía, si bien es cierto que el principio me hizo tener que pausar la lectura. Dorianne intercala algunas ilustraciones y hay pequeños detallitos, como las gotas de sangre separando escenas o en la numeración, que demuestran un cuidado meticuloso del resultado. Además, y esto es un punto a favor muy grande teniendo en cuenta que es autoeditada, apenas hay faltas de ortografía. Cositas puntuales como dobles espacios o falta de ellos y poco más, lo que se agradece y demuestra que algo autoeditado no quiere decir que sea malo.

Cualquiera que conozca algo las obras de Dorianne sabrá que es una autora que les pone las cosas muy difíciles a sus personajes, y aquí ocurre eso mismo. Necesitan mucho sufrimiento y darse muchos golpes para llegar a un momento de felicidad que no suele durar.

La historia me ha gustado mucho, aunque reconozco que me costó pillarle el punto al principio y me estaba dando miedo tener que acabar haciendo una reseña negativa. Pero no. Lo peor que puedo decir, aparte del comienzo que ya he comentado, es que hay pequeños detalles que me parecen un poco incongruentes, por ejemplo, en el personaje de Erin, y partes a las que les habría venido bien un mayor desarrollo. Más allá de eso, me parece una novela preciosa, con muchos momentos emotivos, otros divertidos y otros, dramáticos. Me han llegado muchos sentimientos con su lectura y también me ha hecho reflexionar en determinados fragmentos. Os animo a que le deis una oportunidad si queréis probar algo de homoerótica, si bien estáis avisados de que, al igual que en sus comics, Dorianne no se corta a la hora de contar lo que debe contar.

Como curiosidad, para acabar, Dorianne tiene otra novela con los mismos protagonistas pero otra ambientación y sin la temática vampírica de por medio. Impossible Amour tenéis más información aquí. Y para saber más del resto de sus obras, podéis cotillear su blog aquí.

He quedado encantadísima con la historia y ahora sólo espero que, algún día, una editoriale le dé la oportunidad que se merece =D

jueves, 7 de julio de 2011

Concursos, concursos everywhere

Ya que se van acabando los concursos/sorteos en los que participé de la tanda anterior, renuevo con otros que, o bien se me habían pasado, o bien son recientes. Por probar que no quede, a ver si hay suerte en alguno, que los que ya han acabado de la última ronda... en fin, al menos lo intenté XDD

Luna Lunera. Concurso Nueve Reglas.  El premio es el libro "Nueve reglas que romper para conquistar a un granuja". Plazo hasta el 21de Julio.

Bases aquí

Luna Lunera. Concurso Memoria. El premio es el libro "Cuando la memoria olvida". Plazo hasta el 5 de Agosto.

  Bases aquí

Pasajes Románticos. Sorteo Princesa. El premio es el libro "Princesa". Plazo hasta el 29 de Julio.

 Bases aquí 

Atrapada entre libros. Concurso Amor Atrapado. El premio es el libro "Será hermoso morir juntos". Plazo hasta el 8 de Julio. ((Llego in extremis XDDD))

Bases aquí

Leer con devoridad. Primer concurso. El premio es un libro de libre elección que no supere los 20€. Plazo hasta el 11 de Julio.

 Bases aquí 

Un rinconcito donde compartir. Concurso Primeros pasos. El premio es el libro "Nick". Plazo hasta el 16 de Julio.

 Bases aquí
 
Libros por leer. Concurso 1000 seguidores (2) Paranormal. El premio es el libro "Paranormal". Plazo hasta el 15 de Julio.

  Bases aquí 

Marcadoras de páginas. Concurso 200 seguidores. El premio es el libro "La claridad de la sombra". Plazo hasta el 20 de Julio.

  Bases aquí 

Voces de los libros. Concurso 600. El premio es el libro "Zafiro". Plazo hasta el 30 de Julio.

 Bases aquí 

Libros con alma. Sorteo Everlost. El premio es el libro "Everlost". Plazo hasta el 31 de Julio.

 Bases aquí

Para gustos hay colores. Concurso Veraneando entre brumas. El premio es el libro "Brumas". Plazo hasta el 24 de Julio 

 Bases aquí

Y creo que eso es todo XD

miércoles, 6 de julio de 2011

Eres mi vampiro esclavo, de Satoru Takamiya

No lo vamos a negar, hay algunos títulos de Ivrea que… son surrealistas cuanto menos XD Que por cierto, siendo en el original SxM Slave Master... aún podría ser peor. En fin, que título aparte, tenía ganas de hacerle una reseña al susodicho. Como os comenté en la entrada de su compra, lo pillé a pesar de no estar muy convencida y en un arrebato que de vez en cuando me da, porque a la autora ya la conocía de antes y lo cierto es que tenía un recuerdo muy grato. Claro que entonces, era de los primeros mangas que leí por scans y aún así, el puntillo oscuro y dramático me gustó y esperaba encontrarlo de nuevo aquí. No es un tomo que me parezca que haya sido muy comprado, así que espero que mi opinión os saque de las dudas que podáis tener =)

El tomo se compone de dos historias principales y un pequeño extra de 3 páginas. Eres mi vampiro esclavo es una historia corta bastante extensa que da título al tomo. Fetiche por los fantasmas se trata en realidad de una mini-serie de 3 capítulos que tal vez habría tenido más sentido si hubiese sido la principal del tomo. Así, el extra Kyrie Eleison, que está relacionado con la primera, habría ido seguido y todo habría quedado más claro. 

Eres mi vampiro esclavo

Kyrie es hija de una familia de nobles que ha quedado huérfana. Su madre murió años atrás, aunque guarda un vago recuerdo de ésta junto a una figura masculina. Su padre la dejó sola hace un año y, aprovechando eso, su prometido, Masanari, un joven que no la ama pero está deseando poner las manos en su título nobiliario, no hace más que presionarla. 

Un día se encuentra tras volver de clases a un joven desmayado que padece de amnesia. No recuerda nada y Kyrie le pone por nombre “Kagari”. Desde ese momento será su criado pero pronto empieza a suponer que, en realidad, es el vampiro que tanto revuelo está produciendo. 

Un relato de corte principalmente oscuro y dramático. Kyrie es una niña mimada pero a la vez, alguien que sólo busca que se preocupen por ella por algo que no sea “ser la heredera del título”. De ahí que se ponga en contra de la opinión de su prometido cuando decide “quedarse” al chico amnésico. Kagari, por su parte, es bastante pasivo en el desarrollo de la trama, que cae por completo en los hombros de ella.

Personalmente, la historia me ha gustado bastante por esos puntillos oscuros y por el final ¿no estáis cansados de happy ends? Pues éste no lo tiene, y es bastante emotivo y hasta retorcido. En un principio no lo entendía ni me gustó, pero luego he visto que prefirió poner una amor por delante de otro y sinceramente, me pareció muy original que [SPOILER] se castigase a sí misma y a Kagari por el amor que sentía por su madre [FIN SPOILER].

En cualquier otro manga, habrían acabado juntos tan felices y habría dado igual todo lo demás. Curioso y diferente. Me ha gustado que fuese así, la verdad, aunque claro, por otro lado me da pena.

Fetiche por los fantasmas

Kotomi Shirogami está totalmente obsesionada en conseguir un novio fantasma. Por desgracia para ella, y según le contó una médium, su aura es demasiado poderosa, cosa que los repele y nunca ha visto uno. Todo cambia cuando Keita Miyama, el “príncipe enfermo” choca con ella un día y se da cuenta que es una exorcista que puede aliviarle su problema: ser un imán de fantasmas. Claro que Kotomi ve su oportunidad de oro para dar con el fantasma de un chico que pueda ser su “novio”.

Sinceramente, ambas historias no podrían ser más diferentes. El punto en común es la fantasía (vampiros por un lado, fantasmas por otro) pero eso es todo.

En cuanto a Fetiche por los fantasmas se trata de una comedia disparatada y surrealista. La obsesión de Kotomi ralla el mayor de los absurdos, pero ahí reside el punto original y divertido de la “serie”: ver hasta dónde es capaz de llegar para conseguir su objetivo y los líos en que meterá al pobre Keita por el camino.

En el primer capítulo se cruza con un fantasma que podría cumplir sus expectativas, pero… bueno, es un punto cómo se desarrolla la trama. En el segundo, un fantasma egocéntrico, creído y extravagante posee el cuerpo de Keita. Por último, mientras Kotomi saca dinero haciendo exorcismos buscando al “fantasma de sus sueños”, el fantasma de una mujer se pega a Keita y, por algún motivo, no es capaz de separarlos. No es que la historia sea la octava maravilla del mundo, ni mucho menos, pero me ha sacado varias risotadas (atención al momento baño) y tiene sus puntillos monos.

Kyrie Eleison

Kagari se cruza, decenas de años después de los hechos de Eres mi vampiro esclavo, con Seto, un exorcista travestido que podría poner fin a su vida. Desde ese momento deciden estar juntos para ayudarse a cumplir sus propios deseos, el de Kagari es morir, el de Seto es dejarle su cuerpo al alma de su hermana, que murió por su culpa.

Me he bajado todas las obras de la autora que he pillado por scans (tomos únicos o series muy cortas) y una de ellas es Heaven’s Will, de la que Eres mi vampiro esclavo sería su precuela y Kyrie Eleison haría de nexo de unión intermedio pues sucede una serie de años después del final de esta historia corta que da título al tomo.

Así, se enlaza la historia con Heaven’s Will, donde Mikuzu Sudou es una joven perseguida por toda clase de seres oscuros desde que era niña. Un día acaba delante de Seto quien le presta su ayuda a cambio de que ésta le dé pasteles cada día.

Ahora que lo pienso, me recuerda un poco al punto de partida de XXXHolic, de las CLAMP. El mayor problema que le veo a este tomo es que la historia se queda demasiado abierta. Se llega al 4º capítulo y último del tomo y te quedas con “¿Y ya está?”, no se llega a desarrollar ningún final y me ha fastidiado bastante porque la historia pintaba muy bien.

Explicado esto, esas 3 páginas tienen sentido. En caso contrario uno se pregunta qué demonios pintan en el tomo. Si os lo pilláis, la autora lo explica todo en el "Postscript" que hay justo antes del 3º capítulo de Fetiche por los fantasmas =).

Conclusión

No sé qué tal habrán ido las ventas del tomo, pero creo que no son para echar cohetes. Como en el caso de Vampire Crisis, creo que Ivrea ha querido seguir exprimiendo el tirón de los vampiros XD. Sea como sea, a mí me ha gustado. Conocía a la autora de antes y querría ver algo más suyo por aquí, así que puse mi granito de arena. A quienes os gustan los tomos únicos, creo que deberíais echarle un ojo =D

domingo, 3 de julio de 2011

Bailando con el diablo, de Sherrilyn Kenyon

Como ya dije, el 4º de los Cazadores Oscuros me lo leí hace unas semanas. Le tenía muchas ganas a la historia de Zarek (que, sorpresa! Es moreno XD) y también, mucha curiosidad por ver las diferencias con la historia de Zsadist (Amante despierto), de La Hermandad de la Daga Negra, pues el origen “esclavo” de ambos, que tuviesen personalidades muy similares y que sus nombres me resultasen parecidos me intrigaba. ¿Son tan parecidos como pensaba? Seguid leyendo.

Argumento: Una vez que acaba el Mardi Gras (El abrazo de la noche), Zarek ha cumplido su parte y debe volver a su zona a cargo que, en realidad, es un destierro de Artemisa a las inhóspitas tierras de Alaska, lugar que ha vigilado de los pocos daimons osados que en los últimos 900 años se han atrevido a pisar ese lugar. Sólo en los últimos tiempos, cuando los avances han permitido que un par de poblaciones se asentasen allí, ha tenido algo de contacto humano. 

Pero las meteduras de pata que tuvo en Nueva Orleans, que conllevan un mayor cabreo de Artemisa con él, y el haber traicionado a Dionisio parecen presagiar que su fin está muy próximo, venga de donde venga el golpe final. Algo que sin embargo, no parece importarle lo más mínimo. Aquerón es el único que cree ver en él más de lo que su fiereza y antipatía dejan mostrar, por tanto, para que Artemisa no lo liquide sin más, le exige que Zarek tenga un juicio justo. Para ello recurren a Astrid, la hermana pequeña de las tres Parcas y una de las juezas más imparciales pero más duras. Nunca ha declarado a nadie inocente y hace tiempo que perdió las emociones y la esperanza de encontrar a alguien que se mereciese librarse de la condena a muerte.

Sin embargo, antes de que se decidiese que éste tuviese un juicio justo, Artemisa liberó a su Tánatos, un ser con la misión de liquidar a los Cazadores Oscuros que se pasen de la raya, y que lleva tiempo deseando poner fin a la vida de Zarek por motivos muy personales. Con la decisión del juicio, éste se niega a obedecerla y regresar, justo cuando Aquerón no puede ir a pararle los pies.

Para llevar a cabo su cometido, Astrid se presentará ante Zarek como una mujer humana ciega, pues debe ver con los ojos del corazón. Éste llegará a su casa tras ser malherido por Tánatos y se encontrará con una mujer capaz, no sólo de plantarle cara, sino de despertar sentimientos y deseos que nunca creyó tener.

No sé si es sólo por ser el que menos páginas tiene de los que he leído, pero se me ha hecho cortísimo. Desearía que hubiese tenido unas pocas páginas más, para poder seguir disfrutando de los personajes. Es una lectura, como todos los demás, adictiva que si se empieza, no da más de sí que unas pocas horitas. En una tarde se ventila. La verdad es que me gustaría que estos libros me durasen un poquito más, y tiene unas 360 páginas, que tan pocas no son =/

Pasando a ese tema de la posible similitud entre Zarek/Zsadist, tengo que decir que no, hay más diferencias que parecidos aunque tengan un aire en común. El pasado de Zarek como esclavo es muy diferente al de Zsadist, pero son igual de bestias, aunque cada uno a su manera. He alucinado mucho cuando lo contaba, y es que Kenyon se supera creando pasados cada vez más crueles para sus desdichados personajes. La parte del pan me pareció desgarradora, y es tan sólo un ejemplo “light”. De todos modos, sí que hay similitudes entre los dos “Z”, sobre todo en el carácter. Zarek tiende a ser violento, no ha conocido nunca el cariño, la amistad o el amor de la familia, siempre ha sido alguien ignorado, despreciado y apartado de los demás, convirtiéndose al final en alguien que no pudiese ser herido, creando una coraza con la que no permite que nadie se acerque.

Astrid debe llegar a ver al auténtico Zarek y en vista de que en el plano físico es imposible, recurre al plano de los sueños. El punto fuerte de ésta es que no se deja amedrentar lo más mínimo por la presencia abrumadora del Cazador Oscuro. Como jueza intenta mantenerse objetiva, pero pronto empieza a comprenderle, a experimentar su sufrimiento y a desearlo como nunca había deseado a nadie. Sin embargo, en este caso, es la protagonista femenina que menos interés me ha despertado, no sé, para mí le ha faltado “algo”. Creo que Zarek es un personaje tan bueno que nadie podría estar a su altura como compañera. En resumidas cuentas, aunque tiene sus cosas buenas y le reconozco su valía en muchos aspectos, me ha parecido un tanto sosa, cosa normal después del torbellino que era Sunshine XD.

De este libro destaca MUCHO la aparición de una secundaria la mar de interesante, Simi, un demonio muy poderoso que es la queridísima “mascota” de Aquerón. O al menos, eso es lo que se da a entender en este libro, en los siguientes la cosa cambia y se hace más interesante todavía. Una especie de niña que adora a su “akri” (Aquerón), que odia a Artemisa (como todo el mundo, un gran motivo para que caiga bien XD) y le encanta comer y la teletienda. Es muy peculiar y divertida siendo tremendamente fácil encariñarse con ella.

Otro secundario de menor interés pero que aporta sus puntos a la trama de este libro es Sasha, un lobo katagario amigo de Astrid que decide estar a su lado el tiempo que dure el juicio para protegerla de lo que pudiese hacerle Zarek. Como todo el mundo, odia a éste nada más conocerlo e intentará convencer a su amiga para que le declare culpable lo antes posible y puedan salir de ese frío lugar. La verdad es que las pullas que se lanzaban (Zarek directamente, llamándolo Pluto, o Scooby XD; y Sasha mentalmente de manera que sólo Astrid lo oyese) es de las partes más divertidas de la historia, que dicho sea de paso, es de las novelas de la saga que menos humor tiene.

Aparte de eso se va conociendo un poco más a Aquerón, quien cada libro que pasa, más interés despierta. Hay tantos misterios, dudas y teorías a su alrededor que me voy a morder las uñas hasta que pueda leer su libro.

Bailando con el diablo es otro título MUY interesante de la saga, no sólo por la preciosa historia entre Zarek y Astrid, sino por el desgarrador pasado de éste y por un desarrollo sublime que se completa en un desenlace inmejorable. Además, a los protagonistas los acompañan varios secundarios magníficos que le dan aún más puntos al libro. Otro elemento a su favor es que varía el escenario, de Nueva Orleans a Alaska, cambiando el ambiente y saliendo un poco de la monotonía de tres libros seguidos en la misma ciudad. En definitiva, otra obra fantástica de la saga de los Cazadores Oscuros que sigue manteniendo un nivel muy alto. ¿Baja en alguno? En próximas reseñas lo veremos XD

Por mucho que sea una saga larga, la recomiendo encarecidamente a cualquiera que busque una lectura un tanto más adulta, romántica, con puntillos de acción, fantasía, humor y personajes carismáticos e interesantes.

Siguiente libro: El beso de la noche