sábado, 16 de octubre de 2010

Alas Negras, de Laura Gallego

Si repasáis la reseña de Alas de Fuego, libro predecesor de éste, iba con un poco de miedo a la hora de qué me iba a encontrar pues me había encantado y el final me parecía muy bueno. Sin embargo, en realidad quedaron muchos cabos sin atar y la pregunta de si Ahriel conseguiría su objetivo estaba en el aire, libre a la imaginación del lector, pero Laura Gallego consigue dar una respuesta a todas esas preguntas.

No recurro nunca a spoilers, pero no puedo comentar este libro para quienes no se hayan leído el anterior, así que empezaré un poco al revés: daré primero la impresión global que me ha dejado y luego, tras pasar la imagen, pondré el argumento del libro y trataré más los detalles con lo que serían spoilers para los que NO han leído Alas de Fuego ¿vale? Pues vamos allá.


Mis temores eran infundados, esta continuación me ha parecido brillante. Ha respondido a todas las preguntas que se podía uno haber planteado al leer Alas de Fuego y su final, es un perfecto colofón para la historia de Ahriel. Además, el libro, que tiene muchas más páginas que su predecesor, se vuelve muy rico en puntos de vista aportados por todos los personajes nuevos que introduce. Es un libro grande en el que pasan muchas cosas y posiblemente sea aquí donde le pondría el pero, pues si en Alas de Fuego el desarrollo que tiene el personaje de Ahriel es soberbio, en éste, el trato que reciben los personajes no es tan profundo, precisamente, porque la atención se centra en la historia y la gran cantidad de acontecimientos y misterios a los que debe dar respuesta. Aún así, aunque diría que le falta profundidad a los personajes, no es algo que pueda decir que les pase a todos, hay algunos que están muy bien tratados. Diría que en Dos velas para el diablo le pasa un poco lo mismo, la historia le va grande a los personajes que quedan relegados a un segundo plano de interés frente a los hechos que van sucediendo.


A mí me han encantado ambos libros pero puedo entender que a quien le guste uno, no tenga por qué gustarle el otro, porque son diferentes, y lo mismo al revés, alguien que no quedó muy contento con el primero puede ver en éste un libro muy superior. En el primero es Ahriel la que lleva todo el peso de las páginas, y en el segundo es la historia lo que realmente importa. Tendréis que leerlos para ver en que bando os quedáis ¿os gustarán los dos? ¿solo uno? ¿ninguno? Yo soy de las que le gustan los dos =)


 
Argumento: Tras vencer al demonio Devastador y encerrar a Marla en el Infierno, Ahriel pone orden en el reino y comienza la búsqueda de la esfera de cristal que contiene Gorlian, el lugar donde dejó a su hijo. No hay grandes probabilidades de que siga vivo, pero no pierde la esperanza de dar con él. Sin embargo, la amenaza de Marla resulta ser cierta y no da con la esfera por más que busca, así que toma una decisión: irá a presentarse ante sus semejantes para explicarles todo lo que ha ocurrido, contándolo de manera que acabe consiguiendo el permiso para que le permitan abrir una de las puertas del Infierno e ir a sacarle a Marla las respuestas a sus preguntas. Finalmente consigue la aprobación, pero tendrá que ir acompañada de Ubanaziel, el único ángel que ha regresado nunca de allí, cosa que le vendrá bien por un lado aunque por otro se siente como si le hubiesen puesto bajo vigilancia.

Por otro lado, en Gorlian, el hijo de Ahriel, Zor, ha sobrevivido gracias a estar bajo el cuidado del viejo Dag. Éste nunca le ha contado nada de su madre, pero cuando se encuentra en el lecho de muerte le indica que vaya en busca de la Reina de la Ciénaga, algo que se opone a todo lo que le había dicho hasta el momento. En el camino conocerá a dos personajes muy especiales que le contarán cosas que ni se hubiese podido imaginar sobre el difunto Dag, su madre o sobre su propio mundo.


Algo que cambia en este libro es la variedad de escenarios respecto a Alas de Fuego, pues no solo reaparece Gorlian y el castillo de Marla, se incorporan los mundos de los ángeles y los demonios, seres cuya aportación fue muy reducida en el primero. Cae un poco en los tópicos y no innova los conceptos de ambos mundos y los seres que los habitan: ángeles muy buenos, demonios muy malos. Punto. Posiblemente, la mayor sorpresa de este libro, en cuanto a especies se refiere, venga de la mano de los engendros. Habrá dos que darán mucho en qué pensar, especialmente el segundo y su final... y no digo más XD

En cuanto a la Ahriel que nos encontramos aquí pasa por varios cambios, pero ninguno es tan fuerte ni produce grandes evoluciones en el personaje. Los que tienen historias más interesantes son Ubanaziel y Marla, aunque eso os sorprenda, pues Laura deja que nos metamos un poco en su mente para entenderla mejor.

El otro gran protagonista del libro, Zor, la verdad es que me ha dejado un pelín fría. Es un chico aún joven, a veces muy valiente, a veces muy cagón... Es lo que comentaba antes, no hay una evolución grande en él, más allá de lo que aprende y conoce. Se deja llevar por los acontecimientos y los otros personajes son los que le llevan de un lado a otro, claro que es el que hace de nexo de unión que permite mantenerlos unidos. Los dos secundarios que conoce en Gorlian serán piezas claves y despertarán un gran interés formando un trío muy extraño y especial.

Hay varios momentos muy emotivos, entre los que incluiría el final, que me ha dejado satisfecha y muy contenta de haberle dado una oportunidad a ambos libros de Laura.



3 comentarios:

  1. Ainss!! que buena pinta tiene ambos libros, si antes me queria coger estos dos libros, ahora es segurisiomo que me los pillo XP
    Buena reseña^^

    ResponderEliminar
  2. Supongo que realmente hay una diferencia para quienes se lo leen seguidos y los que han estado esperando cinco años esta continuación. A mí Alas Negras no me gustó tanto, porque después de 100 páginas, el personaje de Ahriel me resultaba irreconocible, en el mal sentido de la palabra. Es decir, que de la Ahriel valiente y determiinada que queda al final de Alas de Fuego, en Alas Negras no queda casi nada (la etapa en el infierno me encantó, pero después de eso... me dejó fría).
    Para colmo yo aún mantenía la esperanza de lo de Bran, aunque Laura hubiera dejado claro que no iba a ser posible (en mi fic sí que lo es T.T), y lo de Karmac está muy cogido por los pelos, a mi forma de ver. Que, como ya digo, tras cinco años de espera y de reflexión de qué podía pasar... no sé. Es extraño.
    En sí, no me disgustó. Me gustó más el primero, es cierto, pero el segundo está mucho mejor escrito y con una trama aún más compleja. Es extraño xDDDDD

    ResponderEliminar
  3. He leído la primera parte nada más (esta reseña si que no la había leído, precisamente por ser segundo de saga). En fin, me haré con los dos, no voy a comprar uno y dejar el otro, ¿no? ¡Sería un sacrilegio! XD

    Un besote bonita!! ^_^ (y no me olvido de mi tocho email! a ver si me da tiempo ahora y te escribo, que estoy esperando a mi madre para ir a comprar. Hoy toca hacer de chófer xD)

    ResponderEliminar

¿Y tú qué opinas? =D